Las últimas horas del blogger Cavallo: hiperinflación, mercado cambiario desdoblado y lo inexorable



Los últimos días del ex ministro de Economía Domingo Cavallo se parecen a sus últimos 17 años. A su vida de consultor, con una agenda anual de conferencias en el exterior y a nivel local, le sumó un blog que creó hace una década para exponer sus ideas, contestar cada una de las consultas de sus lectores y despacharse con pronósticos y escenarios. Es su trinchera digital.

 

Ayer y hoy reapareció con dos publicaciones fuertes en su blog, donde sugirió la necesidad de que funcione un “mercado cambiario desdoblado”.

 

“El control de cambios ha sido introducido de manera muy deficiente. Si lo que se pretendía era atenuar el efecto inflacionario de la devaluación inducida por la expansión monetaria y la incertidumbre, bastaba con controlar el mercado cambiario comercial y dejar que todo el resto de operaciones se realicen en un mercado libre, sin restricciones”, señaló Cavallo en su blog.

 

Para esto, el ex ministro recomienda implementar un “mercado cambiario desdoblado”, con permanencia de un mercado libre más eficiente que el actual mercado del contado con liquidación. De esta forma, señaló, se podrá dar luego una transición más ordenada hacia una reunificación cambiaria”.

 

“Las condiciones necesarias para lograrlo, es que desaparezca el déficit fiscal y se recupere el crédito público. “Mientras esto no ocurra, un mercado libre y unificado sería el conducto más aceitado hacia la hiperinflación”, anticipó.

 

“Este mercado tendría superávit comercial (que ya viene produciéndose desde hace varios trimestres). Ese superávit permitiría dar acceso a los deudores en dólares del sector privado que deban atender vencimientos de obligaciones debidamente registradas y que hayan dado lugar a ingreso de divisas con anterioridad al establecimiento de los controles de cambio”, explicó en relación al funcionamiento del sistema desdoblado.

Te puede interesar:  Crece presión para que políticos se bajen los sueldos: cacerolazos, pedido de JxC y el ejemplo uruguayo

 

Mientras que aquellos que quieran comprar dólares para atesoramiento, para turismo y para transferencias al exterior de cualquier tipo que no sean pagos por importaciones, deberán recurrir al mercado libre. “En ese mercado podrán venderse todos los ingresos de capital financiero, las divisas que gasten los turistas extranjeros que arriben al país y los fondos de quienes hayan ahorrado en dólares y necesiten hacerse de pesos para sus actividades cotidianas”, detalló el ex ministro.

 

Hoy, también desde su blog, abogó por una reducción del gasto público como porcentaje del PBI que según él resulta inexorable y sería muy peligroso que si no es planeado termine siendo el resultado de una explosión inflacionaria. Como mínimo, admite Cavallo, “el año 2020 será otro año de estanflación, incluso más acentuada que en los años anteriores. El fantasma de la hiperinflación estará a la vuelta de la esquina”.

 

“El ajuste fiscal que el gobierno de Mauricio Macri había comprometido en su acuerdo con el FMI, pretendía ser planeado, acordado con las provincias y discutido en el Congreso Nacional. Lamentablemente fue tardío y comenzó más con la elevación de los impuestos que con la reducción del gasto”, señala apuntando al Gobierno.

 

Frente a este panorama, se refirió al nivel de ajuste que se vendrá. “Es alta la probabilidad de que el ajuste fiscal sea brutal, incluso si ganara Macri la elección (lo que a esta altura parece poco probable). En el caso de la continuidad de Macri, las reacciones sociales contra el programa acordado con el FMI se acentuarían y el Congreso muy probablemente no le aprobaría el presupuesto ni las leyes que requiere el ajuste planeado”.

Te puede interesar:  Intendentes en alerta por baja de la recaudación

 

“Todo el déficit fiscal remanente y la parte de la deuda interna que casi seguro deberá ser honrada en los plazos originales, sólo podrá financiarse con emisión monetaria. Esa deuda no es insignificante porque incluye a la que está en manos de personas humanas y a la de acreedores (tenedores de LECAPs y LETEs) que no puedan continuar con sus operaciones comerciales o industriales por habérsele atrapado su capital de trabajo, problemas que necesariamente el gobierno deberá atender”, advirtió.

 

Por último, se refirió al primer período del kirchnerismo del que habla el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández, en una “inapropiada comparación con el período 2003-2007” y le marca que la recuperación económica y el crecimiento que logró Néstor Kirchner en su primer mandato, se debió al ajuste fiscal brutal del 2002.

 

“La reactivación y el crecimiento del período 2003-2007 no hubiera sido posible sin el ajuste fiscal brutal que le precedió. Y tampoco hubiera sido posible si las circunstancias internacionales no hubieran cambiado significativamente como lo hicieron desde mediados de 2002 en adelante. Desde 1998 hasta ese momento, el Dólar se había estado apreciando frente a todas las monedas y los precios de nuestras mercancías de exportación se habían desplomado. A mediados de 2002 el Dólar comenzó a depreciarse y nuestros precios de exportación a subir a un ritmo inédito en el pasado”.

 

 



Lee también: