México cedió y evitó “arancelazo”

10 de junio, 2019

méxico

La semana pasada cerró con la difusión de la tasa de desempleo en Estados Unidos en mayo que se mantuvo en 3,6%, el registro más bajo de los últimos cincuenta años. Sin embargo, hubo otro dato que mostró una menor fortaleza en el mercado de trabajo dado que se crearon 75.000 empleos en mayo, una cifra baja en comparación a la de los meses anteriores.

 

Este dato se suma a otros que muestran cierta desaceleración en la economía de Estados Unidos en la cual los conflictos comerciales tienen gran responsabilidad. En el primer trimestre el PIB creció 3,1%, pero en el segundo, la expansión sería menor y la consultora Macroeconomic Advisers la estima en 1,5%.

 

La desaceleraciónen el ritmo de actividad fortalece la posibilidad de que la Reserva Federal recorte la tasa de interés este año en una o dos oportunidades. La mayoría de los analistas esperan que el primer movimiento se concrete en la reunión de la Fed de septiembre pero en el mercado hay quienes apuestan a que podría darse en el encuentro previsto para los días 18 y 19 de junio.

 

Pero los pasos de la Fed estarán muy condicionados por la evolución de los conflictos comerciales que podríanmoderarse luego del encuentro de los presidentes Xi y Trump a fin de mes en Osaka.

 

Por otra parte, el viernes a la noche se logró un acuerdo entre México y Estados Unidos y por lo tanto el “arancelazo” que iba a comenzar a regir desde hoy quedó sin efecto. El gobierno mexicano lo presentó como un triunfo, pero no fue gratuito dado que se comprometió a realizar muchos cambios en su política migratoria. Los mercados responderán positivamente a esa negociación. Los indicadores más relevantes que se conocerán serán los siguientes:

Te puede interesar:  La Fed bajará la tasa este año y marcará el camino para los demás

 

Lunes 10

Se conocerán los números de la balanza comercial de China en mayo y los analistas pronostican una caída del 3,8% de las exportaciones con relación al año pasado como consecuencia de la guerra comercial. El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus que semanalmente recopila las proyecciones de los analistas del mercado. La tasa de crecimiento esperada para 2019 viene siendo corregida sistemáticamente a la baja desde hace más de tres meses.

 

Martes 11

En Estados Unidos se publicará el índice de precios a los productores correspondiente a mayo y que mostraría una suba de 0,2%.

 

Miércoles 12

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dará a conocer el índice de precios al consumidor de mayo. Los analistas estiman que la suba fue de 0,3%, y mostraría una baja interanual, mientras que en el caso de la inflación núcleo habría sido de 0,1%. Son porcentajes que le darán más argumentos a los que apuestan por una reducción de tasas de interés por parte de la Reserva Federal. Un dólar fuerte que abarata los productos importados y la baja del precio del petróleo juegan favor de una inflación controlada.

Te puede interesar:  EE.UU. está desplegando 1.000 soldados adicionales en Medio Oriente

También China presentará su tasa de inflación que seguirán por encima del 2%.

En Brasil se conocerá el comportamiento de las ventas minoristas durante el mes de abril.

 

Jueves 13

El Indec publicará el IPC de mayo que mostraría en torno al 3%, ratificando la atendencia a la baja aunque todavía en niveles muy elevados.

 

Viernes 14

Las ventas minoristas, que habrían subido 07% en mayo y el dato sobre la producción industrial serán los dos indicadores con los que se cerrará la información sobre la economía estadounidense. Algunos informes conocidos recientemente mostraron que la actividad manufacturera perdió dinamismo, y una eventual mejora en mayo, no compensaría la caída anotada en abril. También la Universidad de Michigan publicará su índice de confianza de los consumidores que exhibiría un retroceso.

En China se conocerán los datos sobre la producción industrial de mayo, que podría mostrar una declinación, las ventas minoristas, que reflejarían un repunte, y la inversión en activos fijos. Todos ellos permitirán tener una aproximación a la situación de la economía china.

Se difundirá el índice de actividad económica que elabora el Banco Central de Brasil. Si bien se elabora con una metodología distinta a la que se emplea para calcular el PIB, la tendencia que muestran es similar. Ni el Gobierno ni los analistas consideran que la economía brasileña crecerá más de 1,5% este año.

 

Dejá un comentario