La clave será cuántos peronistas logra seducir el “patriota” Pichetto

13 de junio, 2019

Pichetto

Por Alejandro Radonjic

 

Con la espuma (un poco) más baja tras el anuncio de la tarde del martes, los análisis se enfrían, todos salen del “modo shock” y se ponderan las cosas con más calma. Como en la vida, el paso del tiempo atempera el entusiasmo inicial. Algo así pasó ayer, en el mundo del análisis político y electoral. Por cierto, Wall Street se mantuvo al margen y, lejos de poner paños fríos, siguió pagando todo aquello que tuviera el sello “Made In Argentina”.

 

Tal como dijera El Economista, la decisión de Mauricio Macri de ungir a Miguel A. Pichetto (“un hombre de Estado”, lo apodó el martes y “un patriota”, ayer) miraba el 2019 pero, sobre todo, hacia 2020. En otras palabras, el hombre oriundo de Banfield y autodeclarado como poco afecto a las emociones aportaría más a la gestión de la gobernabilidad eventual que en las urnas. Como se percibe en el gráfico, sus números electorales distan de ser rutilantes.

 

Así lo dejó entrever un conocido analista político, que pidió off the record, en diálogo con El Economista. “Miguel Angel Pichetto no es carismático, no tiene alcance en los sectores populares, nunca fue candidato más allá de Río Negro ni tampoco representa la identidad y los valores de Cambiemos”, dijo. Las mismas consideraciones que había dado para Alberto Fernández cuya nominación, casi 20 días atrás, no subió el techo del espacio kirchnerista. “Para que la movida de Macri tenga éxito, el Gobierno debe asegurarse que Pichetto sea el primero de varios peronistas en sumarse a la nueva coalición. Si es sólo él, la decisión de Macri puede terminar teniendo más costos que beneficios”, añadió y recordó que el binomio FF aún mantiene una diferencia “importante” a su favor. Ayer, se “cayó” Juan Manuel Urtubey (que flanqueará a Roberto Lavagna) y, ahora, las luces de la política miran a Córdoba, como en la previa de la elección local. ¿Qué hará “El Gringo”? Allí estriba el éxito de la movida de Macri y se necesitará más que la venia de un solo mandamás local. Pichetto demostró ser un mejor líder legislativo que un constructor y armador político.

Te puede interesar:  CFK en Rosario para aprovechar el envión

 

 

A primera vista, sin embargo, el analista dice que “las chances del Presidente subieron, pero poco”. Un colega suyo, también en off, opina en sintonía: “Mi impresión es que los números pueden mejorar, pero marginalemente”. En los próximos días llegarán algunos números más serios.

 

Más allá de eso, Pichetto ya hizo su aporte: tras su nominación, el dólar se desplomó en Argentina y la pax cambiaria parece haberse comprado algunas semanas más. Eso es clave para cimentar las posibilidades de Macri y llegar a las PASO con una inflación un poco más normal.

 

Como era previsible, ayer el dólar abrió netamente ofrecido y cerró en $43,67, $1 debajo del cierre del martes. También fue una jornada positiva para los bonos, pero la estrella fueron las acciones: el S&P Merval trepó 6,74% y hubo negocios por $3.904 millones. A la vez, en Wall Street, Galicia llegó a US$ 34 (+12,5%). “Y ‘la gallega’ finalmente quebró 34”, celebró Germán Fermo en Twitter en referencia a GGAL

 

Como se mencionara, en Wall Street, siempre más temperamentales, son más “bullish” y varios parecen haber hecho un “all-in”. Así lo explicó Delphos: “El anuncio de la fórmula Macri-Pichetto habría indicado una reconfiguración de expectativas que estaría moldeando los precios de los activos locales en el corto plazo. Frente a escenarios binarios, cambios en las probabilidades subjetivas asignadas por el mercado impactan directamente sobre los rendimientos exigidos a los activos locales. En este contexto, la percepción de mayores chances de un triunfo de Macri señalaría potencial alcista para los bonos en dólares y pesos. Una continuación del sentimiento positivo de mercado podría dar lugar a subas de entre 4% y 5% para el tramo medio-largo de la curva en dólares. Finalmente, una consolidación de la imagen política de la fórmula de Cambiemos, en el marco de mayor aire desde el frente económico, podría habilitar un alza superior al 10% para los bonos de mayor duration”.

Te puede interesar:  Grupo político de pañuelos celestes

 

Desde el análisis político, la mirada es similar. “Macri vuelve a posicionarse en el centro del ring, pero quedan las dudas sobre la cantidad de dirigentes, aparato, estructura y votos que pueda acercar Pichetto a Cambiemos, o restar al ‘nuevo’ PJ (…) Los próximos días serán claves para conocer cuánto peronista logra traccionar Pichetto detrás suyo. Habrá que puntear uno por uno cuantos gobernadores, intendentes, legisladores y concejales considerados previamente como no kirchneristas se vuelven al ‘nuevo’ PJ o se van con Pichetto. Si hay una ‘avalancha’, entonces la cancha podría inclinarse definitivamente para el lado de Macri, pero eso no luce como lo más probable, dejando entonces abierto el escenario para que el efecto inicial se vaya diluyendo sino se suman más figuras del peronismo con estructura y votos”, dicen desde Delphos. No casualmente, uno de los tuits más populares de ayer mostraba a Pichetto y Macri en un diálogo imaginario en el que el Presidente preguntaba cuántos peronistas había traído el rionegrino. “Vine solo”, decía el Pichetto ficticio. “Me jodés”, respondía Macri. Los próximos días serán claves.

 

Dejá un comentario