Gobierno en la dulce espera de más fondos del FMI