en 2018 ya se destruyeron 177.700 puestos laborales