Nuevo conflicto con el campo: bajo impacto económico (por ahora)



Tal como venía siendo previsto, el Gobierno volvió a provocar una crisis con uno de los sectores con mayor peso en la economía del país. Hoy a la medianoche arrancó un paro de comercialización de granos y carnes, que tiene previsto extenderse hasta el jueves y que, además, contará con movilizaciones a la vera de las rutas (sin cortes).

 

La medida de fuerza fue impulsada el jueves pasado por la Mesa de Enlace como protesta por la suba de tres puntos porcentuales sobre los derechos de exportación a la soja, que pasó a 33% y que implica un alza de más de ocho puntos en los últimos tres meses, ya que en diciembre el Gobierno la había había aumentado de 24,7% a 30%.

 

En principio, se descarta que este cese de comercialización durante estos cuatro días tenga algún impacto económico. “Creo que el impacto es más simbólico que práctico. Si bien durante cuatro días no va a haber comercialización de granos y carnes, como aseguraron desde la Mesa de Enlace, no se busca generar desabastecimientos”, señaló ante El Economista Matías Surt, de la consultora Invecq.

 

“Tampoco es razonable pensar que puede bajar la producción porque se detenga cuatro días la comercialización: lo que no se comercialice en esos días, entrará al mercado después”, afirmó el especialista, que resaltó que, no obstante, considera que desde las señales esta situación sí es negativa.

 

“El agro es el oferente de dólares por excelencia en Argentina Estando como estamos por una crisis de balanza de pagos, creo que lo que más debería evitar el Gobierno es castigar a la producción de exportables y generar un conflicto con el principal sector generador de divisas”, remarcó Surt, y agregó que si el conflicto escala y los paros se repiten, entonces sí se podría empezar a pensar en efectos más concretos sobre la economía real y el mercado de cambios.

 

Hoy comienza el cese de comercialización por cuatro días: sequía y precios bajos suman tensión.

 

Te puede interesar:  BICE destina $1.000 millones a MiPyMEs: tasa fija de 19%

Esta nueva suba de retenciones va precisamente en el camino contrario al esperado por el sector, que justamente estaba pidiendo una reducción en las retenciones a sus exportaciones. La medida del Gobierno genera más deterioro a la actividad agrícola a cambio de ingresos recaudatorios extra muy bajos o nulos.

 

Pese al paro, el presidente Alberto Fernández aseguró que no reabrirá las negociaciones con el bloque rural. “Ya negociamos, pero ellos (el campo) quieren ganar siempre”, dijo el Jefe de Estado tras el anuncio del sector. Por su parte, el senador oficialista Oscar Parrilli, apuntó que “el campo es el responsable de la crisis” y que desde el Gobierno están “orgullosos” de que el campo “los ataque”.

 

Según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), con exportaciones promedio de US$ 15.500 millones en el complejo sojero, la elevación de los tres puntos porcentuales de retención generarían sólo US$ 465 millones de recaudación extra, lo que representa apenas 0,8% de la recaudación total proyectada para 2020.

 

No obstante, según el ministro de Agricultura, Luis Basterra, la recaudación que se generará por este incremento en los derechos exportación a la soja volverá al sector agrícola mediante un esquema de compensaciones, por lo que, según aseguró, la medida no tendrá ningún impacto en el Fisco.

 

Feroz sequía

 

A la baja expectativa de recaudación extra que logrará el Gobierno por este medida, se suma el factor climático, que podría generar menor producción y, por ende, menos tributos. Hace unos días, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en base a la sequía que afronta el sector en la zona núcleo, estimó que habrá dos millones de toneladas de soja menos.

 

“Hay 1,76 millones de hectáreaas de la oleaginosa en condiciones regulares a malas. Cercada por la falta de agua, la producción de la oleaginosa en la región núcleo caería a 18 millones de toneladas, cuando hace un mes se estimaban 20 millones de toneladas”, indicaron desde la BCR en un comunicado.

Te puede interesar:  Estamos en la antesala de una recesión que será prolongada y conflictiva

 

Además, la semana pasada la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones de Argentina, indicaron que en febrero las empresas del sector liquidaron la suma de US$ 815 millones. De esta manera, la liquidación del agro en el primer bimestre del año fue la más baja en cinco años.

 

***

El Gobierno busca no confrontar

 

La orden desde la Casa Rosada es no confrotar pública y abiertamente con las organizaciones del sector agroexportador que comienzan hoy su protesta por cuatro días, en los que paralización la comercialización de sus productos. Mientras el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, mantiene abiertos canales informales de diálogo y muestra posiciones moderadas, en el Gobierno evaluarán el impacto de la medida de fuerza del sector y las consecuencias políticas.

 

“Lo que sube en retenciones a los que están en mayor capacidad de aportar, va a ir en beneficio de otros productores menos favorecidos, a los que la política del anterior gobierno nunca atendió”, señaló Basterra cuando se conoció la medida del campo. “Ya fue discutido. Oímos sus preocupaciones y cumplimos con la ley. Los que no quieren cumplirla son ellos”, sostuvo el presidente Alberto Fernández, ante sus colaboradores, cuando dio la orden de no reabrir la negociación.

 

“Vamos a seguir trabajando para establecer esquemas que nos garanticen la recaudación, pero que sirvan para que se paguen menos retenciones y se exporte más a través de incentivos para exportar con valor agregado”, señaló ayer Marcelo Alós, el secretario de Alimentos y Bioeconomía.

 

Esta decisión de no confrontar abiertamente, no necesariamente tendrá su correlato al interior del Frente de Todos. Un sector buscará identificar a las bases convocantes de la medida de fuerza con Juntos por el Cambio.



Lee también: