Fernández: “Vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila”



El Presidente dialogó el domingo al mediodía con Telefé y analizó la situación del país desde que se declarara, el viernes pasado, la cuarentena; la preocupación por los “tontos” que no cumplen la cuarentena; anunció que mañana se reunirá con intendentes del GBA el lunes y anticipó medidas económicas paliativas.

 

• Meseta de contagio

 

“Los problemas más dolorosos con la pandemia se produjeron en aquellos países que no previeron la dimensión el contagio y se dio a una velocidad tan alta que el sistema de salud no pudo contener la atención de la gente y allí es donde hay más muertos. Pensamos que el contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en nuestras casas el contagio va a ser más lento y vamos a poder atender en los hospitales, sanatorios y lugares que estamos montando. Cuanto más lento sea el contagio, mejores posibilidades de atención tiene la gente y la posibilidad de que el virus mate es menor. Achatar la curva es hacer el contagio más lento para tener los recursos para atender a la gente”.

 

• Desafíos

 

“Todo es un desafío. Escuchaba al Dr. Pedro Cahn haciendo una definición de esta pandemia muy acertada: estamos escribiendo la obra en el escenario, porque es un virus que no conocíamos y no sabemos cómo defendernos. Estamos tratando de descubrir cómo se contagia, con qué velocidad, cómo podemos hacer más lento el contagio. Es todo una experiencia sobre la marcha. Todo eso es un desafío. La verdad es que la respuesta de los profesionales de la salud es maravillosa. Solo gratitud tenemos que tener para con ellos”.

 

• Cuidado de los profesionales de la salud

 

“Tratamos que frente a este momento que estamos viviendo ellos también tengan la tranquilidad que van a estar bien remunerados. Estamos trabajando para eso porque sabemos el esfuerzo que están haciendo y a lo que se exponen. Cuidarlos es central. Le estamos prestando mucha atención a eso”.

 

• El incumplimiento del aislamiento

 

“Me preocupa mucho la incomprensión de la gente. Me preocupa mucho que haya tontos que no entiendan el riesgo en que estamos. Me preocupa el idiota que circula con fiebre no dándose cuenta que puede estar lastimando la salud de todos. Me preocupa su egocentrismo que no lo deja ver cómo puede dañar al de al lado. Ese es el que más me preocupa. No son los más, son los menos. La inmensa mayoría de argentinos está en sus casas dejando pasar el tiempo como puede. Eso es lo que está haciendo la inmensa mayoría y no saben la gratitud que tengo para con ellos. Hay otros que no lo entienden”.

 

• Detenciones

 

“Hemos iniciado acciones penales sobre más de 2.000 personas en un día. Hemos secuestrado 300 autos que circulaban sin poder explicar por qué lo hacían. Tal vez desafiaron la lógica de si esta vez la Argentina era la de siempre, que los vivos podían circular y coimeando a un gendarme podían seguir. Se encontraron con que Argentina es otra. Lo único que estoy pidiendo es que cumplan la ley. La ley es un DNU que dice ‘quédate en tu casa, no podes salir, solo pueden salir los exceptuados que son muy pocos’”.

 

“Creo que (los que incumplen) son muy pocos y hoy son menos. Lo que sí es importante es que todos entiendan que la Argentina de los vivos y los pícaros en este momento no existe más. Y espero que nunca más exista. Creo que muchos salieron con la idea de si me paran lo arreglo os seguro tengo un camino alternativo para eludir el retén. Les falló y les va a seguir fallando. Quédense en casa, es lo que necesitamos. Es lo que más me preocupa: la desaprensión para con el otro. No sabemos quién de nosotros está enfermo. Nos sabemos quién de nosotros tiene el virus. Lo que sí sabemos es que lo llegamos a tener y nos ponemos en contacto con los otros vamos a estar contagiando”.

 

“Hoy a la mañana hable con Wado (de Pedro): más de 20.000 personas se fueron de Argentina después que el 13 de marzo avisé que había una pandemia, había que suspender las clases, la administración pública dejaba de trabajar, el Poder Judicial también….después de eso se fueron 20.000 argentinos y parte de ellos son los que ahora me reclaman que los traiga urgente. Eso es una prueba de la desaprensión que hay. Ojalá que este virus maldito nos eduque y nos haga entender que este no es un lugar para los vivos. Es un lugar para que en comunidad resolvamos solidariamente los problemas. Ojalá, esto no es un problema de ideologías, tal vez el virus son ayude a entender que los argentinos tenemos un sin fin de problemas que si afrontamos juntos los podemos afrontar más fácilmente. Es una oportunidad también que tenemos. Nos va a doler mucho porque todavía la pandemia no encontró máxima expresión”.

 

“El dato duro es que pareciera ser que pudimos tomar las medidas a tiempo y como decíamos aplanar la curva y tenemos que seguir haciéndolo. Es muy difícil decir de 1 a 10 dónde estamos porque no sabemos. Tenés un médico en la mesa muy reconocido que puede hablar de esto mejor que yo. No sabemos qué es lo que vamos a enfrentar. Estamos peleando contra un ejército invisible. Son esos virus que n o sabemos dónde están en quién se meten y como se propagan. Lo que sí sabemos es que si nos encerramos las posibilidades de propagarse son mucho menores y podemos ir logrando que los contagios vayamos llevándolos lentamente para poder atenderlos adecuadamente”.

Te puede interesar:  No queda otra que emitir, pero importa la cuantía y quien emite

 

• Dificultades en el cumplimiento de la cuarentena

 

“Hemos hecho todo lo que debíamos hacer pero nos abemos si el objetivo se logra totalmente porque no sabemos un montón de cosas. No sabemos cuántos están respetando la cuarentena aunque creo que hoy es prácticamente pleno la cuarentena. Tenemos dificultades en los barrios más humildes porque las cosas son mucho chicas y el hacinamiento los lleva a salir a la calle y ahí si tenemos dificultades. Tenemos que estar contentos que Dios nos dio la oportunidad de conocer lo que le pasó a otros antes y tomar medidas preventivas que otros no tomaron ye so lo tenemos que aprovechar. Pero la medida preventiva es encerrarse en las casas, no juntarse con otros, no contagiarse y no contagiar. En ese sentido creo que estamos bien. Necesito que cada argentino cada argentina me ayude a entender que esto lo tenemos que hacer entre todos. No es la pelea de un Presidente, es la pelea de una sociedad, no estoy peleando por la economía, estoy peleando por la vida. No queremos que la gente se enferme. En ese terreno yo me siento muy acompañado por la inmensa mayoría de los argentinos quedan algunos insensibles pero que van a Ender de algún modo que son parte de esta comunidad y deben respetar las reglas de esta comunidad”.

 

“No estoy haciendo política. Estoy valorando a la sociedad argentina. Cuando digo que todos dejamos de lado la política digo que los argentinos en determinados momentos somos capaces de estar muy juntos para resolver los problemas y eso nos hace una gran sociedad. Este es uno de esos momentos. Tenemos que lograr que esa lógica de reunirnos frente al problema dure siempre, no cuando un virus nos ataca”.

 

• Medidas futuras respecto al protocolo

 

“Estamos trabajando en ese tema. Mañana a las 11 de la mañana he convocado a todos los intendentes del Gran Buenos Aires. Al jefe de Gobierno de Ciudad de Buenos Aires no porque estoy trabajando muy bien con él y no tenemos tantos problemas logísticos como en la provincia. Hemos citado, junto con el gobernador Axel Kicillof, a todos los intendentes del primer y segundo cordón de Buenos Aires para ver qué logística necesitamos desplegar para que todo sea entendido. Hoy en día, por el ritmo que tenemos de crecimiento, el sistema de salud está pudiendo atenderlos. Me preocupa dentro de unos días. Lo que necesitamos es estar preparados para atender esos casos”.

 

• El rol del Ejército

 

“Hoy a la mañana estuve con el ministro de Defensa. Necesito que el Ejército se involucre plenamente en la logística. El viernes con los tres jefes y el jefe operacional del Ejército estuvimos viendo cómo están los 14 comandos en que está dividida Argentina para ver cómo nos ponemos a trabajar. Vamos seguir trabajando con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires para atender el epicentro que es el área metropolitana porque ahí esta el 70% del conflicto. Estamos trabajando codo a codo para eso haciendo un relevamiento de camas, unidades de terapia intensiva, respiradores, comprando respiradores artificiales para poder proveer a quienes lo necesiten geográficamente. Necesitamos ocupar nuestro tiempo y nuestra cabeza en eso y no en los que andan circulando por la calle irresponsablemente. Hemos hecho todo lo que debíamos hacer para evitar que el problema se propague. Creo que el tema está más o menos controlado. En estos casos uno nunca debe ser optimista, debe ser pesimista para prepararse lo más posible”.

 

• La descentralización de los diagnósticos

 

“El proceso de descentralización ya se inició. Eso lo hacía el Malbrán, hay todo un protocolo que hay que transferir a 35 laboratorios en el interior del país para que ellos hagan lo que hasta hace unos días hacia el Malbrán. Eso lo que va a dar es un mayor ritmo al conocimiento de cómo evoluciona la pandemia. Ahí no importan tanto ver si la cantidad de casos crece, hay que ver también los casos desechados. Ver la proporción entre comprobados y desechados. Si la proporción se mantiene, aunque crezca, está controlado”.

• El mundo futuro y los argentinos “fuera del sistema”

 

“Después de esto, el mundo será otro. Lo que va a ocurrir es que va a haber toda una revisión sobre cómo funciona la economía en el mundo y vamos a volver a discutiré el rol del Estado. Está claro que con Estados fuertes se ha podido resolver mejor el problema y cuando el tema queda en manos privadas es muy difícil de resolver. Hay muchas cosas que van a cambiar en las miradas de la economía a partir de ello que está ocurriendo”.

 

“Ayer en una reunión del gabinete económico y social estuvimos resolviendo medidas. Mañana vamos a saber cómo resolvemos el problema del taxista; de los monotributistas, que no los estamos dejando desamparados; de quienes reciben una AUH y necesitan más recursos porque no están tragando y no tienen esos ingresos par a sumar al poyo del estado. El problema de la pyme del pequeño comerciante que se ha quedado sin vender. Todos esos casos a partir de mañana van a tener respuesta y vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila. No podemos sumarle a la pandemia la intranquilidad para sobrevivir. La urgencia no es la economía, es la vida de la gente. La economía se frena, no queda duda y el Estado tiene que dar respuesta. A partir de mañana vamos a empezar a dar respuesta a esos sectores más desamparados. Hemos pensado en ellos no los estamos abandonando”.

Te puede interesar:  El Gobierno lanzó la plataforma CONFIAR para luchar contra la "infodemia" y las fake news

 

• La distribución de alimentos

 

“Estamos organizando con el Ejército distribuir más alimentos en los barrios más necesitados de Argentina. En eso tiene que estar tranquilos. Lo que sí es verdad y no lo vamos a poder evitar es que vamos a en tener un párate en la economía ye so lo tenemos que afrontar ente todos. A algunos ese parate los priva de un sueldo, ahí el Estado los va a estar ayudando. A otros, los priva de una ganancia. Ganen un poco menos, no es mucho lo que les pido. Estoy previendo todos esos casos porque me preocupan. El jornalero que trabaja en el campo puede seguir trabajando porque la actividad agropecuaria está exenta. Es muy importante en zonas como cuyo, Mendoza, San Juan, La Rioja, porque ahora bien la cosecha de oliva y demás. Esa gente puede trabajar guardando siempre los cuidados”.

 

• La vacuna

 

“Es un tema desconocido. Todos sabemos que parece haber un desarrollo en China, parece haber un desarrollo en Israel. Pareciese los alemanes lograron sacar una enzima que inhibe la producción del virus. Sabemos cosas muy inciertas. Lo que nosotros sabemos que están trabajando en muchos laboratorios del mundo buscando algo que resuelva el contagio y acure el coronavirus. Es muy posible que eso ocurra en no mucho tiempo y, por lo tanto, ganar tiempo también nos ayuda a esperar que ese descubrimiento ocurra”.

 

• El sistema de salud

 

“Nosotros tenemos un sistema de salud muy fuerte no solamente porque hemos cuidado la salud pública, aunque en los últimos años se ha descuidado un poco. Tenemos un sistema casi único en el mundo que es el sistema paraestatal de las obras sociales que funciona. Y también tenemos para los sectores más altos la medicina prepaga, que funciona. Lo que ahora tenemos que hacer es unir esfuerzos y es muy posible que tengamos que sumar a todos esos prestadores algunos más. Por eso los hospitales de campaña del Ejército. Por eso, como hacemos con los que están infectados pero no tiene síntomas, a ellos los estamos mandando a e hoteles para que no ocupen los cuartos de los sanatorios y veamos ahí cómo evoluciona a ver si efectivamente están contagiados o no. Tienen que estar tranquilos que todo eso está previsto y estamos buscando respuestas”.

 

• ¿Vuelve el fútbol?

 

“Hay un problema de prioridades. La prioridad ahora es atender la pandemia, los que se enferman, los que necesitan atención médica. El fútbol puede esperar un poco como el teatro y los cines. Yo sé que esta decisión está complicando la vida de mucha gente. Pero también estoy salvando la vida de muchos de ellos. Ahora sabemos que (Paulo) Dybala está contagiado y es un jugador de futbol. Eso puede pasarle a cualquier jugador en Argentina. Entonces tengamos paciencia. Lo que más me importa es que los jugadores estén sanos y cuando vuelvan con todo. Tener paciencia es lo importante”.

 

• Posibilidad de extensión del aislamiento

 

“Vamos a ir viendo. Vamos viendo cómo avanzamos mientras seguimos actuando. Vamos a ver. Si es necesario lo voy a hacer porque lo que más me importa es la salud de los argentinos. No me importa quién pierde más y quién deja de ganar. Me importa la salud de los argentinos. Esa es mi prioridad. No puede ser que la economía la antepongamos a la vida de la gente. Tampoco soy un loco que quiere llevar la economía a la quiebra. Vamos a ver de a poco qué actividades podemos ir levantando”.

 

• Sin Estado de sitio, por ahora

 

“No es algo posible y cercano. No quisiera llegar a eso. Si se llegara a eso hablaría muy mal de la sociedad. Los instrumentos ya están. Hoy en día las fuerzas de seguridad ven a alguien circulando no pude explicarlo, lo detienen y lo ponen a disposición de un juez. Los instrumentos ya están, no necesito tener gente detenida a disposición del Poder Ejecutivo. Yo tengo que dedicarme a cuidar la salud de los argentinos. Tenemos todo el sistema funcionando como corresponde para que el que no entienda pague las consecuencias. No hace falta un estado de sitio hoy por hoy. Si las policías y las fuerzas federales hacen lo que corresponde y si la justicia hace lo que corresponde, no hace falta un Estado de sitio”.

 

Sistema de salud pública

 

“Yo soy, por naturaleza, un gran defensor de lo público. Toda mi campaña hablé de la necesidad de preservar la educación y la salud pública. A los trabajadores de la salud pública los argentinos les tenemos gratitud no solo por eso (sino) por siempre. Por cómo trabajan y como se dedican. Tenemos que cuidarlos mucho porque son la primer clara que se enfrenta al virus. Tenemos que cuidar mucho su salud. Preservarlos y atenderlos mucho”.

 



Lee también: