El “tight gas” tuvo un febrero negro

pregunta vaca muerta


“Por primera vez en los últimos diez años no hay ningún equipo perforando en busca de gas en el país. La falta de incentivos llevó a las petroleras a abandonar la búsqueda de este recurso en pozos convencionales, shale y tight”, informó ayer el portal EconoJournal en base a las estadísticas mensuales de NSC Multistage.

 

Si bien las fracturas totales en Vaca Muerta subieron levemente en febrero (fueron 402, aunque con menos empresas operando), “el dato central es que no hubo actividad no convencional en el segmento del tight gas, que supo ser la avanzada de la industria en los albores de Vaca Muerta”, reportó La Mañana de Neuquén.

 

El dato. El “market cap” de YPF está muy golpeado y es apenas US$ 3.186 millones. Ayer, el papel de la petrolera se negoció apenas arriba de US$ 8. Los inversores estarán atentos los próximos días cuando la empresa difunda sus resultados consolidados de 2019: las estimaciones no son buenas.

 

“El shale crece en detrimento del tight. A partir de los pozos horizontales, que permiten más etapas de fractura y más productividad, empiezan a cerrar la ecuación económica del shale y se acelera la caída del tight. Con la resolución 46 se le dio prioridad a Vaca Muerta y fue el golpe del final para el tight”, consideró Luciano Fucello, Country Manager de NSC Multistage.

 

“El tight está limitado por factores geológicos que lo hacen más complejo de explotar. Los pozos shale son más económicos, más productivos, les ha cerrado la ecuación económica a las productoras”, agregó en diálogo con el diario neuquino.

 

¿Se vienen más importaciones de gas en invierno? Ese es el temor.

 



Lee también: