Detienen y secuestran el yate del dueño de Vicentín que salió a nevegar por el Paraná en plena cuarentena



Uno de los principales directivos de la cerealera santafesina Vicentín, que atraviesa un concurso de acreedores debido a sus múltiples deudas millonarias, fue detenido por violar la cuarentena obligatoria que rige hasta el 31 de marzo al irse a navegar al río Paraná en un yate.

 

La embarcación llamada “Champagne”, propiedad de Gustavo Nardelli, fue interceptada este lunes 23 de marzo al mediodía por la Prefectura Naval, que recibió la orden de búsqueda por parte de la Justicia Federal, debido a que no está permitida la navegación de embarcaciones particulares.

 

De acuerdo a lo que informaron fuentes de la fuerza a los medios rosarinos, al empresario  quedaría imputado por los delitos de “desobediencia y atentado contra la salud pública”.

Te puede interesar:  Fernández: "La idea es ir flexibilizando la cuarentena, pero esto es día a día"

 

 

“#EmergenciaSanitaria: Mientras realizábamos tareas de seguridad y control para evitar la propagación del #coronavirus, secuestramos un yate y detuvimos a sus dos tripulantes por violar la cuarentena obligatoria. #Rosario #CuidarteEsCuidarnos #QuedateEnCasa”, señaló la Prefectura Naval en su cuenta de Twitter.

 

Te puede interesar:  Fernández: "La idea es ir flexibilizando la cuarentena, pero esto es día a día"

Nardelli junto a Alberto Padoán, ex presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, son los dueños de la cerealera Vicentín que se encuentra en concurso preventivo de acreedores con el fin de renegociar una deuda estimada en casi US$ 100.000 millones, con más de 2.600 acreedores contabilizados en la causa judicial y préstamos descontrolados con el Banco Nación.

 

El caso de Nardelli sería el primero de una embarcación detectada en infracción, al menos en Santa Fe. El hombre estaba junto a su pareja, María Estefanía Allegri, que también fue detenida en el momento. El barco quedó secuestrado.

 



Lee también: