Un marzo cargado de vencimientos en pesos

guzmán


Luego de los fracasos en las tres últimas licitaciones, la situación financiera del Tesoro quedó seriamente comprometida por los vencimientos de deuda que vienen, sobre todo con el Bogato que en su mayoría tienen acreedores privados.

 

Luego del reperfilamiento del Bono Dual porque esa licitación quedó desierta, el Gobierno fue hilando un fracaso tras otro en su intento por canjear ese bono. Por caso, en la última licitación de Lebad con vencimiento el 28 de agosto se adjudicaron apenas $ 2.000 millones: sólo el 10% de los próximos vencimientos de Lebad por $ 20.000 millones que se vienen.

 

Después de las señales contundentes que dio en esas licitaciones, el mercado comienza a observar con mayor detalle los próximos vencimientos de deuda. En total los vencimientos durante marzo superarán los $ 220.000 millones y los inversores no vienen convalidando en cada licitación ni siquiera el 1% de ese monto. Y el mayor problema será el viernes próximo, cuando venzan $ 60.000 millones del Bogato 2020.

Te puede interesar:  El Consejo de Ciencias Económicas pide más medidas para impedir una profundización de la crisis

 

El cronograma de vencimientos del próximo mes quedará así: el 1° de marzo vence el Badlar AM20 por $ 19.920 millones, el 6 de marzo el temido Bogato (A2M2) por $ 60.000 millones y a finales de mes el Bopomo (TJ20) por $ 25.320 millones y una Lecap por $ 45.300 millones. A todos estos vencimientos se les sumará en abril unos $ 114.000 millones del Boncer 2020 (TC20), aunque la ventaja en este caso es que muchos acreedores son organismos públicos.

 

 

En este escenario, los analistas dicen que el plan oficial de intentar refinanciar o hacer rollover de la deuda en pesos es complicado por el tamaño de los vencimientos: es decir, consideran que existe un alto riesgo de “reperfilamiento” similar al del AF20.

Te puede interesar:  Duro mensaje del Presidente a "los miserables que despiden"

 

“La que pensaron con el BP21, con el AF20 y rollear los vencimientos de Lecap salió mal. Con la deuda en dólares por favor hagan otra, no la primera que están pensando. En esta no hay segundas oportunidades, la segunda es default”, escribió en ese sentido Alejandro Kowalczuk, de Argenfunds.

 

Sin embargo, algunos analistas consideran que hay un escenario optimista porque el Dual se postergó simplemente porque era un bono en dólares, mientras que la curva en pesos se debería pagar.

 

Con el objetivo de “seguir construyendo una curva de rendimientos consistente con las políticas de deudas oportunamente comunicadas y brindar mayor previsibilidad a su ejecución”, el Ministerio de Economía anunció ayer el cronograma de licitación de instrumentos en pesos del mes próximo. Así, habría licitaciones el 2, 4, 9, 19, 26 y 31.

 



Lee también: