Tres días cruciales: la hora de la verdad está llegando

dólar


Por Luis Varela

 

El mercado argentino y los mercados mundiales abren hoy un mes financiero que puede llegar a ser desconcertante. Por el coronavirus, por el Brexit y en alguna medida por el impeachment a Donald Trump los números externos tuvieron un cierre de enero intenso. Y por la amenaza de default del gobernador Kicillof y la renegociación de la deuda que lleva adelante Martín Guzmán, los números financieros de Argentina también obligaron a muchos a tomar tranquilizantes.

 

Para afrontar los duros tiempos que se viven, el gobierno de China congeló la paridad de su moneda durante los últimos doce días (la dejó clavada en 6,9363 yuanes por dólar). Y para empujar un nivel de actividad que se apaga, Beijing inyectará hoy 174.000 millones de dólares de liquidez en la reapertura de los mercados. Habrá que seguir atención qué impacto tiene ese dinero.

 

Por los factores citados (virus, Brexit y Trump) algunos valores clave del mundo tuvieron un mes de enero a los saltos, con cierres punzantes. Sólo por citar algunos ejemplos, el petróleo se derrumbó 15% a su menor valor en trece meses. El cobre cayó 10% y el aluminio 5% y fueron a sus mínimos de 39 meses. Y, con reacción inversa, el oro subió otro 5% en enero, a su máximo de siete años. Y el bitcoin y las criptomonedas se despertaron, recuperando 30% en enero y convalidando el mejor precio de cinco meses.

 

Con miles de inversores huyendo de lo riesgoso y buscando ponerse bajo techo, esos cambios en las commodities alteran los ingresos de los países dependientes de materias primas. Por eso enero fue un caos para las monedas. En el exterior el dólar subió 6,6% en Brasil, 6,4% en Chile, 1,1% contra el euro y 0,3% contra la libra, pero bajó 0,2% contra el yen, 0,4% contra el yuan y 0,5% contra el franco suizo.

Te puede interesar:  El dólar mayorista avanzó a $62,14 con compras del BCRA

 

Y en Argentina el temblor cambiario fue aún mayor. Con las primeras estimaciones de inflación de enero en torno al 3% mensual, el dólar oficial sigue quieto, con cepo cambiario y tarifas congeladas. En ese marco, durante enero el dólar Mep o dólar Bolsa subió 16%, el contado con liquidación trepó 14,7%, el dólar mayorista subió 0,6%, el dólar oficial aumentó 0,1% y el blue (que es ofrecido por la clase media baja que está quemando ahorros) bajó 0,6%. Mientras el dólar sube 6% en países con los que tenemos el 30% del comercio exterior, en Argentina el dólar mayorista subió 0,6%, poniendo en riesgo el superávit comercial.

 

Por supuesto, el temblor cambiario argentino se agudizó porque Axel Kicillof está presionando para no pagar ahora el bono heredado de Daniel Scioli (BP21). Desde hace una semana está planteando no pagar el capital y desembolsar sólo intereses y, según parece, no está logrando el 75% de los tenedores para poder hacerlo. Kicillof estiró la propuesta para hoy lunes, pero tiene posibilidad de esperar hasta el miércoles, si ese día no paga, entrará en default. Por eso, el mercado argentino fue muy afectado y luego de haber bajado hasta 1.730 puntos, el riesgo país llegó el viernes a 2.093 puntos básicos, el mayor nivel de lo que va del gobierno de Alberto Fernández.

 

Y como si todo eso no fuera suficiente, el viernes se agregó otro problema. El 13 de febrero, es decir el jueves de la semana próxima, vence el Bono Dual (AF20), que es Nacional y aplica bajo jurisdicción legal argentina. El viernes, en la apertura, salió un rumor que sostenía que se procedería con ese título de la misma manera que con el BP21. Eso hizo que el papel cayera 14% en la primera hora de negocios (de $ 5.750 a $ 4.950), pero luego Economía manifestó que se ofrecerán cuatro bonos para que los que lo poseen puedan elegir, sin especificar con precisión si esa elección será voluntaria. El caso es que esa oferta cayó bien en el mercado y en las últimas horas de negocios del mismo viernes ese papel repunto 11%, subiendo de $ 4.950 a $ 5.500 (acumulando igual en el día una baja del 4,3%).

Te puede interesar:  Caen Bolsas afuera y adentro, pero el dólar no lo sintió

 

Por eso, después de que el viernes, con un dólar mayorista de $ 60,35, un minorista de $ 63,03 y un blue de $ 78, los dólares libres de los grandes jugadores saltaron por el aire y llegaron a niveles in antecedentes: el dólar mep o dólar Bolsa cerró a $ 83,71 y el contado con liquidación voló hasta $ 85,33, en ambos casos bien arriba del dólar turista, ubicado en $ 81,94. Por lo que la brecha cambiaria ya llegó al 41% y pone en riesgo a toda la economía, con cada vez más operaciones cerradas en el exterior, lejos de las garras de la Afip.

 

Con estos valores, la palabra de Kicillof por el bono BP21 y el análisis que hagan los inversores sobre el canje ofrecido por el bono AF20 serán los que marquen la cancha a partir de hoy. La mayoría de la deuda está emitida bajo ley New York, y todo lo que vote el Congreso no tendrá ninguna validez para todo ese endeudamiento. Entre hoy y el miércoles empezará a llegar la hora de la verdad: se sabrá si hay default o si el tema de la deuda empieza a encaminarse.

 



Lee también: