Scioli acerca partes, pero Bolsonaro las aleja: tildó a Alberto de “socialista”



El embajador en Brasil, el exvicepresidente Daniel Scioli y el titular de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), el poderoso Paulo Skaf, plantearon ayer la posibilidad de desdolarizar el intercambio bilateral y realizar las compensaciones de comercio exterior en reales y pesos.

 

“Comprendiendo las dificultades argentinas por el tema de divisas y la administración responsable del comercio, se planteó generar un mecanismo de compensación en reales y pesos. Es una necesidad mutua”, indicó Scioli ante Télam. “Debido al equilibrio de la balanza comercial, estudiamos la implementación de sistemas de intercambio en moneda local que evite el uso inmediato de divisas”, agregó vía Twitter.

 

Luego de reunirse con Skaf en la sede de la Fiesp, en la Avenida Paulista de la ciudad brasileña, en el marco de una gira de dos días por la principal urbe de Sudamérica, el exgobernador bonaerense aseguró que con este mecanismo “se facilitaría la certidumbre, la previsibilidad y se le agregaría más dinámica al comercio bilateral”.

 

Durante la reunión, que incluyó un almuerzo, se habló sobre la necesidad de los empresarios paulistas, el mayor grupo de influencia de Brasil, de que los países miembros del Mercosur ratifiquen el acuerdo de libre comercio anunciado en 2019 con la Unión Europea (UE).

 

Scioli indicó también que la Fiesp tiene la voluntad de organizar un “encuentro megaempresario” con los presidentes de ambos países participando en la apertura o el cierre, pero ese encuentro dependerá de la búsqueda de “un gran acuerdo con puntos de coincidencia entre ambos países”.

Te puede interesar:  Cafiero: "El objetivo del Gobierno es la disminución de la inflación y el crecimiento del salario real"

 

El embajador también estuvo activo ayer con otra de sus pasiones iniciales en política: el turismo. En el Consulado General en San Pablo, presentó el plan binacional para promover destinos de Argentina y Brasil en el exterior, fundamentalmente en Europa y Asia, e incrementar la presencia de turistas brasileños en nuestro país.

 

Estuvieron Andrés Krymer (Subsecretario de Promoción Turística) y Leandro Balasini (Subsecretario de Relaciones Institucionales y Cooperación Internacional) del Ministerio de Turismo y Deportes de Argentina. “Trabajaremos para que Argentina vuelva a ser el destino número uno de los turistas brasileños. Diógenes Toloni, Director General de Brasil Aerolíneas Argentinas, presente en el encuentro, manifestó que será de gran ayuda el retorno de los vuelos regionales a Aeroparque.

 

También participaron de la reunión, representantes del sector privado de Brasil (Asociación de Agentes de Viajes, Operadores Turísticos y la Asociación de Cruceros Marítimos)”, dijo Scioli por Twitter. También participaron de la reunión representantes de la Asociación de Agentes de Viajes, Operadores Turísticos y la Asociación de Cruceros Marítimos (ambas de Brasil).

 

Balasini destacó la “importancia del mercado brasileño por sus posibilidades de crecimiento y las oportunidades con relación a nuevos productos, siendo Brasil el primer mercado emisivo de turistas a nuestro país”. A la vez, Krymer aseveró: “Seguiremos enfocando nuestras apuestas en segmentos que siempre están en aumento en los brasileros, como gastronomía, enoturismo, ecoturismo, religioso y LGBT, entre otros”.

Te puede interesar:  PJ: fijan fecha para elección interna

 

Scioli, que recién se instalará en San Pablo en marzo, se muestra muy activo en su nuevo rol. El lunes, se reunió con Luis Carlos Moraes, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (ANFAVEA). El grueso del (alicaído) intercambio con Brasil pasa, precisamente, en los automotores. El propio Scioli tiene como objetivo aumentar ese flujo comercial. “Tenemos como objetivo recuperar lo que fue el récord de comercio bilateral de US$ 40.000 millones”, dijo, días atrás, a Infobae. En 2019, el denominado “volumen de comercio” estuvo debajo de US$ 20.000 millones. El próximo 12 de febrero, Scioli acompañará a Felipe Solá a Brasilia, donde se reunirá con su par, Ernesto Araújo.

 

La nota disonante que cortó la dulzura la volvió a dar nada menos que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. En su canal de YouTube y en diálogo con uno de sus aliados, el pastor evangelista Silas Malafaia, calificó el Gobierno de Alberto Fernández como “socialista” y criticó la doble indemnización anunciada en diciembre. “No se puede despedir a nadie, entonces mi empresa quiebra pero no puedo despedir a nadie. No va dar empleo a nadie. Eso es una realidad”, dijo el líder brasileño.

 

Su vice (Hamilton Mourao), que proviene de las Fuerzas Armadas, opera como contrapeso a las bravuconadas presidenciales y busca encaminar la relación con Argentina. Pero su jefe no ayuda. ¿Se viene la cumbre Bolsonaro y Fernández? Parece difícil.



Lee también: