Quedó desierta la licitación para pagar el Bono Dual: el mercado pide emitir

guzman desierto


Por Ariel Bazán

 

Luego de la pésima recepción que tuvo la semana pasada el canje del Bono Dual, de apenas el 10%, ayer el resultado fue mucho peor y el Ministerio de Economía declaró desierta la licitación.

 

Mucho más tarde que lo habitual, alrededor de las 20.30, la cartera de Martín Guzmán informó ayer escuetamente que “la licitación del día de la fecha se ha declarado desierta”.

 

Después del paso en falso, para varios analistas lo que vendrá será “una salida a lo Kicillof”: es decir, que el Gobierno pagará emitiendo pesos (pese al impacto de eso en la inflación) y no hará ningún reperfilamiento de deuda, cuyas consecuencias serían peores.

 

En ese sentido, un operador aseguró a El Economista que el Gobierno “debe elegir entre dos males: emitir o reperfilar”, pero seguramente optará por pagar porque “sino el impacto será mucho mayor con la deuda en dólares, donde no se puede emitir”.

 

En la misma línea, Martín Vauthier, director de EcoGo, afirmó que “el jueves hay una posibilidad de que se pague con emisión monetaria y que el BCRA convalide eso con una política monetaria más contractiva, o que haya otro reperfilamiento, lo cual sería aún más negativo”.

 

La opción de emitir, con su consiguiente impacto en los precios y la brecha cambiaria, toma fuerza cuando el BCRA pronosticó ayer, paradójicamente, que este año habrá una “desaceleración” de la inflación “hacia niveles marcadamente menores que 2019”.

Te puede interesar:  El Ministerio de Economía publicó el cronograma de licitaciones para marzo

 

Así informó la entidad en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de febrero, donde aseguró que “se inducirá una reducción gradual pero sostenible de la tasa de inflación” haciendo “un enfoque de política monetaria prudente, consistente y coordinado con el resto de la política económica y de ingresos impulsada por el Gobierno”.

 

 

La cartera que dirige Guzmán licitó ayer bonos en pesos con ajuste por CER 1%, en pesos a Badlar Privada más 100 puntos básicos, y vinculados al dólar al 4%, todos con vencimiento en 2021.

 

A esta fallida operación, anunciada el viernes, le seguirá hoy la colocación de Letras del Tesoro (Letes) también en pesos, que ya había sido informada a mediados de enero como parte del cronograma de financiamiento.

 

Mala señal previa

 

Lo ocurrido ayer había tenido un mal presagio la semana pasada, cuando el canje de bonos AF20 tuvo una adhesión de 10%: únicamente entraron 99 bonistas por US$ 164 millones a un canje de US$ 1.637 millones. Quienes aceptaron tuvieron así una quita de entre 19% y 40%.

Te puede interesar:  Sector inmobiliario, en rojo: escrituras comenzaron el 2020 con una caída de 31,4% interanual

 

El cierre del canje estaba previsto para ese mismo día a la tarde, pero el Ministerio de Economía lo postergó un día por una supuesta “alta participación de tenedores extranjeros en el instrumento a canjear”.

 

 

El Gobierno enfrenta ahora el dilema del 90% de los acreedores que no entraron en ese canje y que ayer volvieron a rechazar la propuesta: el pago del AF20 está previsto para el jueves y el Gobierno debería desembolsar $ 96.000 millones para eso, algo que presionaría sobre la brecha cambiaria y la inflación.

 

Entre el 10% que aceptó la propuesta de la semana pasada, el mayor interés estuvo en el Bono del Tesoro Nacional en Pesos ajustable por CER más una sobretasa del 1%, donde se depositaron US$ 126,5 millones en Bono Dual. Le siguió el bono con tasa Badlar privada (ofertas por US$ 23,6 millones), el vinculado al dólar más una tasa del 4% (US$ 12,1 millones) y el título en pesos a tasa dual (US$ 2 millones).

 



Lee también: