Polémica por suba de retenciones: aportarían sólo US$ 500 millones

agro dólares


El economista Salvador Di Stéfano advirtió este miércoles en CNN Radio que el inminente aumento del 3% en las retenciones de soja sería “una decisión totalmente equivocada” que de concretarse generará “un enfrentamiento entre el Gobierno y el campo”, más allá de recaudar un extra de unos US$ 500 millones.

 

“Es una decisión totalmente equivocada. El FMI ya había solicitado subir las retenciones porque es una fuente recaudatoria muy rápida, pero lo que hace es darle un premio a los agricultores de Brasil”, dijo el experto.

 

Di Stefano dijo que “en Argentina tenemos la política de que todas las personas que producen alimentos tienen que pagar” y señaló que “eso no existe en el mundo”. “Ninguno paga y básicamente reciben subsidios. En Estados Unidos recibieron US$ 28 mil millones en los últimos dos años”, apuntó.

Te puede interesar:  Números de Adeba: ya prestó más de $10.000 millones a MiPymes

 

El economista dijo que, a su juicio, en el país “hemos llevado una política tan nefasta que en los últimos años Argentina bajó la producción de soja cuando Brasil aumentó 50%”.

 

“Esta política termina hipotecando el futuro de los emprendedores del interior del país y va a generar un enfrentamiento entre el Gobierno y el campo del cual Alberto Fernández va a ser la principal víctima porque van a a hacer cuatro años muy duros”, advirtió por el conflicto en puerta.

 

Un informe elaborado por el propio Di Stéfano estimó que el alza del 3% a las retenciones de soja le significará al Estado una recaudación extra aproximada de US$ 475 millones. “La soja está en US$ 335 a US$ 330. Si le quitás 3 te da 9 dólares y se venderían 50 millones de toneladas, lo que está dando más o menos eso”, indicó.

Te puede interesar:  Elypsis y SBS: Guzmán compró tiempo

 

Al respecto, comentó que “no es una suma significativa que le cambia la vida a Argentina” y señaló que una política de este tipo “es una incongruencia muy difícil de interpretar”. “Hoy no importa si es imposición del FMI o es una variable política. Acá lo que importa es que la gente no tiene futuro”, concluyó.

 



Lee también: