Martín Guzmán se endurece y el mercado le cierra la puerta

mercado acciones merval


Por Luis Varela 

 

En un día ciertamente caótico, marcado por numerosos cortes de calles, por la llegada de la misión del Fondo Monetario Internacional y, fundamentalmente, por la visita del ministro de Economía, Martín Guzmán en la Cámara de Diputados, el Gobierno se encontró en el mercado local con dos respuestas que generan tensión: el Tesoro salió a pedir pesos y los inversores dijeron no, y el precio del dólar empezó a mostrar algún tipo de inquietud.

 

Analistas, operadores e inversores detuvieron todas sus actividades a partir de las 17 y se sorprendieron por un Guzmán mucho más combativo que lo esperado. Entre otras cosas el ministro sentenció: “Habrá frustración entre los acreedores”. “Es necesario sacarse de encima esa carga de deuda que no se puede pagar”. “No es sostenible una reducción del déficit fiscal en 2020”. Y “no vamos a permitir que fondos del extranjero marquen la pauta macroeconómica del país”.

 

Conocedores del uso y costumbre del presidente Alberto Fernández, los que deciden los movimientos de los grandes fondos del mercado financiero tomaron nota de los dichos de Guzmán, pero quieren ver cuales son las decisiones definitivas, ya que Argentina está en medio de una pulseada por la deuda, y es muy posible que el ministro quiera asustar para aflojar las exigencias de los acreedores.

 

Sin embargo, ayer hubo un dato que llenó de preocupación al Gobierno. Para cubrir unas letras (Lecap) reperfiladas por la gestión anterior que vencen hoy por un total de $ 8.600 millones, la Secretaría de Finanzas salió a buscar $ 10.000 millones, con la idea de “rollear”, es decir refinanciar ese vencimiento, y quedarse además algo en caja. Sin embargo, la presentación de ofertas no alcanzó el piné y Finanzas consiguió apenas $ 6.400 millones, lo cual puede marcar los tiempos que vienen. Es decir un Gobierno ávido de financiamiento, y con las voluntades cerradas por no estar cumpliendo con los pagos pactados.

 

Se sabe, hoy jueves vence el bono Dual AF20, emitido por Luis Caputo el 13 de febrero de 2018, y Guzmán ya anunció que sólo se pagará ahora a las personas humanas con tenencias inferiores a los US$ 20.000 dólares de este papel, y que los grandes fondos deberán esperan hasta setiembre, en algo que por supuesto es una hipótesis, ya que si en el medio el Gobierno avanza con la renegociación de la deuda, ese pago tampoco se hará efectivo en septiembre.

 

La situación en la que está cayendo la administración de Fernández se va complejizando. Por eso el Gobierno busca mostrar el apoyo de empresarios, gremios y oposición en el Congreso. Y ayer mismo hubo visitas que sorprendieron en la Casa Rosada o el anuncio de que un ex funcionario muy criticado como Hernán Lorenzino también está volviendo a la administración.

 

El panorama que viene es crítico. No sólo por los acuerdos que se tienen que lograr con los grandes fondos de inversión internacionales y con el FMI, sino para intentar superar megavencimientos en pesos que vencerán pronto. En el horizonte cercano aparecen cuatro títulos que acumulan pagos por $ 300.000 millones, que son tres veces lo que no se pudo pagar ahora con el AF20.

Te puede interesar:  Apoyo a Argentina, que no se traduce en aceptación privada

 

Esos títulos en cuestión son todos emitidos bajo la administración de Mauricio Macri, son todos regidos por legislación argentina y amortizan íntegramente en los próximos meses: el bono AM20 (el 1° marzo vencimiento final), el bono A2M2 (6 de marzo amortiza íntegramente), el bono TC20 (28 abril amortiza íntegramente) y el bono TJ20 (con final total el 21 junio.

 

Y eso no es todo, de mayo en adelante hay fuertes vencimiento de bonos en dólares, algunos bajo ley local y otros bajo ley Nueva York. En mayo, sólo por citar el caso más grande, vencen pagos del Bonar 2024 por US$ 2.500 millones de, más un pago al Club de París por otros US$ 2.100 millones.

 

Con todo ese marco, los mercados externos tuvieron en general un día tranquilo, pero nuestro principal vecino, Brasil, se encontró con una sorpresa y una vibración que puede tener efectos colaterales. El controvertido presidente Bolsonaro echó a su jefe de Gabinete y su reemplazo encendió la interna del ala militar. Y, en línea con eso, el dólar volvió a subir fuerte en Brasil, acumulando un aumento de más de 6% en lo que va de este año, mientras el dólar sube en Buenos Aires apenas 1%, con una inflación que está en torno al 3% mensual.

 

Todo eso contribuyó para que el dólar subiera de temperatura ayer en el mercado local. El dólar turista subió 21 centavos, hasta $ 82,71. El dólar oficial subió 16 centavos, hasta $ 63,62 y el blue subió 75 centavos, hasta $ 78,25. Y el dólar mayorista subió 11 centavos hasta $ 61,23, con una suba de US$ 14 millones en las reservas del Banco Central que ahora tiene US$ 44.700 millones.

 

Al mismo tiempo, debido a operaciones que tuvieron que cerrar los grandes operadores que esperaban recibir los pesos por el vencimiento del AF20, los dólares libres estuvieron en baja. El dólar mep o dólar Bolsa bajó 46 centavos, hasta $ 81,34. Y el contado con liquidación bajó 65 centavos hasta $ 83,04. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 23,3% y la brecha entre el ccl y el mayorista bajó al 35,6%.

 

En el exterior mientras tanto el dólar subió 0,5% en Brasil, 0,4% contra el euro y 0,3% contra el yen, no cambió contra la libra y bajó 0,1% en chile y cedió 0,2% en méxico. Y en consecuencia, en Argentina, medidos en pesos, la libra subió 15 centavos hasta $ 79,24, el real bajó 5 centavos hasta $ 14,05 y el euro bajó 16 centavos hasta $ 66,49.

 

La escasez de pesos que recibió la licitación que realizó el Tesoro también se está viendo en los bancos de parte de los ahorristas y pequeños inversores, por lo que las entidades se vieron obligadas a volver a subir la tasa de los plazos fijos, que rebotaron: pagaron 35% anual por plata chica y 36% por plata grande

Te puede interesar:  Empresas se financiaron por $55.554 millones en enero

 

“La situación es compleja –afirmaba un operador– hay que tener en cuenta que Moody’s salió a advertir que la Argentina ya está en default y que el mercado no entiende para dónde va el Gobierno. Y, además, todo esto impacta en las empresas y, por ejemplo la agencia Fitch rebajó la nota a la desarrolladora Tglt tras un canje de deuda”.

 

A pesar de todo eso, detrás de la fuerte caída que tuvo el mercado local el martes por la advertencia sobre el reperfilamiento del AF20, ayer hubo algún rebote. Con más negocios, hubo un repunte para los bonos argentinos, un día después de la caída por la postergación del pago del AF20, y el 80% de lo operado en bonos se concentró en ocho papeles: AY24 31%, AF20 10%, TC20 9%, A2M2 9%, TO26X 8%, AY24X 8%, TJ20 3% y A2M2X 3%.

 

En los extremos se vieron saltos para los bonos BP21 y TO21C, con subas del 7% al 22% para los bonos AF20D, AF20, AM20, PBF23, A2M2, TJ20 y TJ20X. Y un desplome para los bonos AF20X, AF20Z, BP21C y DICPX, con caídas del 4% al 8,5% para los bonos DICPZ, TVPY, BDC24, A2M2X y BPLDD.

 

A pesar de serias advertencias del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, las bolsas del mundo siguieron subiendo. Hubo alzas del 0,6% al 1% en los índices de la Bolsa de Nueva York mientas que se registraron alzas del 1,2% en la Bolsa de San Pablo y del 0,7% en la de México.

 

En el mercado bursátil local, con menos negocios ($ 402 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 0,3%. El 80% de lo operado en acciones se transó en ocho papeles: Galicia reunió el 25% de los negocios, ByMA el 23% e YPF el 11%.

 

Y en los extremos hubo avances del 2% al 7,5% para ByMA, Dycasa, Camuzzi Gas, Rosenbusch, Capex, Banco Hipotecario, Phoenix y Molinos. Y bajas del 2% al 5,7% para Gas Natural, Patagonia, Boldt, Carlos Casado y Tglt. Con los ADR argentinos que operan en Wall Street mixtos: hubo subas del 1% al 3,5% para Telecom, Globant, Macro, TGS, IRSA P y Tenaris; con baja del 1,1% para Edenor.

 

Finalmente, las commodities tuvieron un día en general positivo. Hubo suba del 1,7% para el petróleo, hasta US$ 51,40 por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: el oro bajó 0,2% y la onza de plata retrocedió 0,9%. Los metales básicos actuaron mixtos: el cobre subió 0,6%, el níquel mejoró 0,2% y el aluminio bajó 0,3%. En Chicago hubo suba del 0,7% para el maíz, alza del 0,8% para la soja y mejora del 1% para el trigo. En Rosario hubo suba del 1,4% para el maíz, alza del 0,4% para el girasol, baja del 1,7% para la soja y retroceso del 2,5% para el trigo. Y el bitcoin mejoró otro 0,8% y sigue avanzando, al igual que el resto de las criptomonedas.

 



Lee también: