Lluvias claves: la BCR aumentó las estimaciones para maíz y soja en 1 millón de toneladas

soja


Las estimaciones serían muy distintas hoy sin las cuantiosas lluvias que comenzaron el 4 de febrero y se extendieron hasta el 10. La humedad dio una tregua a las altísimas temperaturas de la ola de calor se extendió durante varios días y que rápidamente hizo retroceder las reservas hídricas de los suelos de la región pampeana. En el centro de la región se cumplían etapas críticas para el rinde, pero llegó el agua…

 

Gracias a eso, con 32,4 quintales por hectárea de promedio nacional, la soja alcanzaría su segundo mejor rinde de la historia del cultivo. Así lo afirma la Bolsa de Comercio de Rosario en la primera estimación, que muestra 1 millón de toneladas más que la proyección de enero.

 

 

Las lluvias fueron claves para sostener las buenas condiciones de la soja en Argentina.

 

 

“Las condiciones bajo las cuales empezaron a definirse los rindes permiten estimar el promedio en 32,4 quintales por hectárea a nivel nacional. Sobre la base de una superficie no cosechable de 350 mil hectáreas sobre una siembra de 17,3 millones de hectáreas, la producción de soja que podría obtenerse en la nueva temporada sería de 55 millones de toneladas”, proyectaron los especialistas.

 

“Se trataría del segundo mejor rinde en la historia del cultivo, ubicándose por detrás del récord del año pasado, cuando la soja Argentina alcanzó los 33,7 quintales por hectárea”, agregó la entidad.

Te puede interesar:  Buen escenario para la cosecha 2020: suben las proyecciones para la soja y el maíz

 

Santa Fe encabeza las expectativas, y alcanzaría un promedio de 37 quintales por hectárea. En un escalón por debajo, le siguen Córdoba y Buenos Aires con 35 y 32,3 quintales respectivamente.

 

“Se tratan de excelentes marcas, tanto que están apenas por debajo del año pasado en 1,5 y 1,4 quintales. Y podrían terminar siendo las segundas mejores marcas provinciales. Se destaca también el muy buen estado de los cultivos de Chaco y Santiago del Estero con 29 y 28 quintales por hectárea, respectivamente”, dijeron desde la BCR con optimismo.

 

“En términos de rindes provinciales, las estimaciones muestran valores muy superiores a las medias. En buena parte de la provincia de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires los cuadros de soja se encuentran en buenas a muy buenas condiciones, prevaleciendo un crecimiento activo. Los lotes más avanzados están transitando el llenado de semilla. Mientras se intensifican los controles de plagas y enfermedades, se transita el período crítico sin mayores inconvenientes por las reservas de agua acumulada. Las sojas de segunda están en una situación más favorable que el año pasado. A esta altura del 2019 había severos problemas de manchones sin plantas y gran cantidad de cuadros en condiciones regulares y malas en buena parte del este productivo de la región pampeana”, según el diagnóstico.

Te puede interesar:  Buen escenario para la cosecha 2020: suben las proyecciones para la soja y el maíz

 

Se destaca el auxilio de las lluvias y sus efectos sobre los cultivos en el norte de la Pampa, Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero, y Chaco entre otras.

 

 

También el maíz

 

Con un rinde de 82 quintales por hectárea a nivel nacional, se estima en 50 millones de toneladas la producción de maíz 2019/20. Según la BCR, este año el volumen cosechado quedará apenas por debajo del record de año pasado en 3%.

 

El informe, destacó “el estado de los cultivos de Córdoba, donde las expectativas van en suba, ascendiendo 4,6 quintales por sobre la marca del mes pasado, con 88,6 quintales por hectárea”. Asimismo, explicó que “Entre Ríos es una de las pocas provincias que cae respecto al mes pasado 6 quintales, pasando a un nivel de rinde unitario de 62 quintales por hectárea. En Buenos Aires, se espera una mejor cifra con 2,0 quintales más. El rinde bonaerense trepa a 86,7 quintales por hectárea. Santa Fe se mantiene liderando el pelotón, con 98,3 quintales, subiendo en este mes 1,2. En la región central, los maíces de segunda aceleran su desarrollo y mejoran sus condiciones tras las nuevas lluvias”.

 

Esas previsiones permiten anticipar mejores expectativas de la campaña, arrojando un millón de toneladas más  de producción que hace un mes.

 



Lee también: