Llega la primera misión del FMI, reabren tres bonos para evitar emisión y Guzmán va al Congreso

guzmán


Por Alejandro Radonjic

 

Por motivos distintos, cada semana que se inicia es decisiva para la saga de la deuda y la que comienza hoy no será una excepción, que será caracterizada por tres grandes hitos: la misión técnica del FMI, la presencia de Martín Guzmán en el Congreso y la reapertura de instrumentos que calzan con el pago del AF20. “La semana que comienza hoy es muy importante para Argentina”, dice Fernando Marull en su reporte del fin de semana.

 

La misión del FMI que llegará el miércoles será la primera de la era de Alberto Fernández y estará liderada por el venezolano Luis Cubeddu, que reemplazó al italiano Roberto Cardarelli. Será una visita corta (tres días) y tiene, como trasfondo reciente, el gran apoyo conseguido por Fernández en su gira europea y, también, el apoyo insinuado por el principal accionista del FMI: Estados Unidos. A la vez, Guzmán se reunió con Kristalina Georgieva (número uno del FMI) en Roma y compartieron un seminario en el Vaticano, con el papa Francisco incluido, donde hubo un clima favorable para la posición de Argentina.

 

El Gobierno ha logrado inclinar la balanza con el FMI y ha demostrado tener banca. En definitiva, la línea técnica del FMI está dirigida por los representantes de los países, sobre todo de Occidente. Eso será más que importante porque lo que propondrá Argentina no será fácil de digerir para el organismo: no solo posponer los pagos del préstamos de US$ 44.000 millones, concentrados en 2022-2023 sino, también, evitar aceptar condicionalidades a su política económica. “No voy a aceptar un plan de ajuste a cambio de la postergación de los pagos. No estoy de acuerdo con firmar un Crédito de Facilidades Extendidas”, declaró Fernández ante Infobae en alusión al Extended Fund Facility (EFF).

 

Desde Delphos también reconocen que la propuesta de Argentina será exótica. “Las conversaciones con el FMI fueron mucho más fructíferas de lo esperado inicialmente, aunque todavía falta la palabra final de Estados Unidos. Un Programa de Facilidades Extendidas ya está prácticamente descartado y, por lo tanto, el camino a tomar debería ser también algo diferente. Hay algunos casos testigos perdidos en la historia del FMI que podrían asemejarse a lo que intenta nuestro país, que básicamente es un ‘reperfilamiento’ del stand by, sin compromiso de un programa económico y reformas de fondo. Algo así como ganar tiempo, hasta que se produzca el ‘milagro’ argentino”, dijeron en su reporte del viernes.

 

En principio, el arreglo financiero sería sin quita, tal como pidió explícitamente Cristina Kirchner desde La Habana el sábado. Proponerlo sería una exageración inaceptable para el organismo.

 

 

Tras el fallido canje del AF20 el martes pasado (solo entraron 10% de los tenedores que, en su mayoría, son internacionales), el mercado se inquietó porque eso redundaba en varios escenarios negativos ante el vencimiento que se viene el jueves 13. Por un lado, pagar (emitir, mejor dicho) unos $96.000 millones: 5,3% de la base monetaria, según cálculos de GMA Capital. Por el otro, un canje compulsivo “a la Lecap”.

 

La primera “solución” de volcar semejante monto en pesos en una plaza en la que la demanda “se da vuelta” estacionalmente, implica un peligro no menor sobre la brecha cambiaria y la posibilidad de que el tipo de cambio oficial siga trabajando como ancla de expectativas de inflación.

 

Mientras tanto, según GMA Capital, en la segunda se arriesgaba la curva de pesos y la aspiración del Gobierno de revitalizar el financiamiento en moneda local, especialmente durante los años que Argentina estará afuera del mercado internacional posreestructuración.

Te puede interesar:  Qué dice el proyecto para limitar las tasas de interés de las tarjetas de crédito

 

Primó, afortunadamente, otra salida, aunque su resultado está aún por verse. Sobre el final de la semana pasada, se conoció que el Gobierno reabrió la licitación por tres instrumentos.

 

  • Bonos CER 1% con vencimiento en 2021
  • Bonos BADLAR Privada + 100 pbs con vencimiento en 2021
  • Bonos Dollar-linked 4% con vencimiento en 2021

 

La Secretaría de Finanzas licita hoy con liquidación T+3 el jueves, cuando vencen, además de $ 96.000 millones de AF20, casi $10.000 millones de la Lecap S15N9.

 

“A diferencia de la semana pasada, no se trata de un canje por el AF20. Tampoco la suscripción es por adhesión, sino que es con indicación de precio. Sin embargo, los precios mínimos fijados por el Gobierno implican licitar bonos a valores superiores a los de mercado. Por caso, el bono CER+1% (TX21), se negocia a $ 88 cada 100 VN en el mercado secundario, mientras que la subasta el precio mínimo es $ 98. A pesar de que estos los precios no reflejan la realidad del mercado, es probable que al Gobierno le vaya mejor que en el intento de canje. Como se trata de una licitación abierta, podrían ingresar entidades públicas y otros organismos oficiales, facilitando el roll-over. Esta menor percepción de riesgo de crédito y de reperfilamiento forzoso hizo que el precio del AF20D (en dólares MEP) revirtiera el viernes una caída intradiaria de 4% y alcanzara una mejora cercana al 3% contra el cierre previo. Con los valores vigentes al cierre de este informe, si se pagara en tiempo y forma el AF20, los retornos directos en dos días hábiles serían de 17% en pesos y de 16% en dólares CCL si la brecha se mantuviera en 40%”, dijo GMA Capital.

 

 

“La nueva oferta, que representa una mejora significativa respecto a la licitación anterior (que implicaba quitas de capital de entre el 7% y el 35%), confirma nuestra visión de que el Gobierno está dispuesto a evitar un default durante el proceso de renegociación de la deuda externa privada, así como a contener la emisión monetaria que surgiría de cancelar el pago con ayuda del BCRA (cuyo presidente, recordemos, expresó públicamente su disposición a financiar al Tesoro)”, dijeron desde Elypsis y recordaron que antes del 31 de marzo –deadline de Fernández para cerrar la reestructuración de la deuda– además del AF20, el Tesoro debe enfrentar vencimientos en pesos por $340.000 millones.

 

“Creemos que, dadas las intenciones de Guzmán de normalizar la curva de rendimientos en pesos, los más probable es que el vencimiento del AF20 se realice en tiempo y forma”, dijeron desde Cohen.

 

Por si todo lo anterior fuera poco, el miércoles a las 17, Guzmán hablará nada menos que en el recinto de la Cámara Baja ante todos los diputados. Tras la contundente sanción de la ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa la semana pasada, el ministro de Economía brindará un informe en el recinto sobre la negociación del Gobierno Nacional con el FMI y los acreedores externos.

 

“La exposición del titular de la cartera económica tendrá una dinámica similar a las presentaciones que realizan los jefes de Gabinete cuando brindan sus informes de gestión ante los legisladores. Esto implica que el ministro responderá preguntas de los distintos bloques sobre el proceso de renegociación de la deuda pública”, informaron desde el portal parlamentario.com. Guzmán tendrá una hora para hablar sobre los detalles del proceso y luego los legisladores podrán, por bloque, hacerle preguntas, aunque el ministro podría evitar detalles sobre la oferta que realizará a los acreedores en las próximas semanas. La idea, agregó parlamentario, es replicar la mecánica luego en la Cámara Alta.

Te puede interesar:  CABA: la mitad de los trabajadores gana $27.000 o menos

 

La renegociación de la deuda, el gran parteaguas del 2020 y, acaso, de toda la gestión de Fernández, sigue avanzando. La economía, mientras tanto, sigue en un impasse, a la espera de la definición de la saga de la deuda y, sobre todo, la llegada de un programa económico más integral. “A dos meses del inicio del nuevo Gobierno, las autoridades aún no presentaron ningún programa, sino que se limitaron a anunciar una serie de medidas aisladas. El objetivo parece ser ganar algo de tiempo hasta definir la reestructuración de la deuda, momento a partir del cual comenzarían a llegar las esperadas definiciones”, dijeron desde el Grupo SBS. “Hasta ahora, el camino parece llevar hacia la profundización de los controles, el cierre de la economía y mayores trabas a los mecanismos del mercado. No obstante, aún es temprano para descartar que estas sean medidas de emergencia y luego de la reestructuración llegue un programa más sostenible”, concluyeron.

 

Asimismo, desde Invecq recordaron “más allá de cuan exitosa sea la renegociación de la deuda en cuanto a la quita y/o la extensión de plazos que se pueda conseguir, la sostenibilidad de la deuda en el mediano plazo continuará dependiendo de dos factores: la trayectoria fiscal y la trayectoria de exportaciones”. Agregaron: “El equipo económico debería continuar con el sendero de corrección fiscal de los últimos años hasta poder llegar a un superávit primario suficiente para hacer frente al pago de los intereses. Al mismo tiempo la nueva configuración de precios relativos, incentivos, política comercial, entre otros, no debería interrumpir la lenta recuperación de las exportaciones que se observa desde 2016”.

 

La semana pasada, Analytica presentó su “Focus 2020” y señaló que los pasos posteriores a la renegociación, que determinarán el “exit yield” (la tasa de interés soberana posterior a ese canje), será decisiva. Como Invecq, sostiene que el frente fiscal y la capacidad de generar dólares serán clave hacia adelante.

 

***

Viene el FMI, vuelven las protestas

 

El Frente de Izquierda, sindicatos nucleados en la CTA Autónoma y organizaciones sociales realizarán el próximo miércoles diversas actividades de protesta, en rechazo a la visita de la misión del FMI que llega ese día al país. Previamente, el martes, el Polo Obrero realizará una jornada nacional de lucha bajo el lema “A 60 días, sigue el hambre y la pobreza”, que incluirá una marcha a las 10 al Ministerio de Desarrollo Social. Al día siguiente, el PO se sumará a una movilización a Plaza de Mayo que convoca el Frente de Izquierda y distintas organizaciones sociales y sindicales, con la consigna “La deuda es con el pueblo” y en contra del “Pacto del Gobierno para pagar la deuda con los bonistas y el FMI”. En tanto, el mismo miércoles, pero a partir de las 18, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) realizará otra protesta en el Obelisco con la consigna “No al FMI” y la denuncia de que el organismo “sabía que el Gobierno de (Mauricio) Macri fugaba divisas pero igual le prestaba y fue cómplice”, según indicaron en un comunicado. A la movilización por la Avenida 9 de Julio se sumará además la CTA Autónoma y ATE, liderado por Héctor “Cachorro” Godoy. “El 12 de febrero vamos a recibir al FMI con el pueblo en las calles”, dijo Godoy, quien señaló que “la principal deuda que se tiene es con el pueblo” y por eso solicitó “la suspensión de los pagos de la deuda externa, y su investigación y auditoría”.

 



Lee también: