Guerra de motos: habilitan venta de Zanella a IMSA



La empresa productora de motovehículos Zanella celebró que la Justicia de San Luis finalmente “desbarató una maniobra fraudulenta que pretendía frenar la operación de venta” de la planta en esa provincia a Industria Metalúrgica Sud Americana (IMSA).

 

La jueza María Virginia Palacios, del Juzgado de Instrucción Penal Número 3 de la provincia de San Luis, resolvió “dejar sin efecto en todo su alcance” una medida cautelar que objetaba parte del proceso de venta de la compañía, vigente desde el 26 de diciembre.

 

La medida preventiva había sido originada por de una denuncia de María Alejandra Cebrelli en la que, según el fallo de Palacios, se presentó como “legítima acreedora del concurso de Zanella”.

 

Tras la polémica, la operación de venta se concretará con IMSA, que mantendrá un compromiso de reiniciar las actividades en la planta de San Luis.

 

En la presentación, Cebrelli objetó el proceso de venta de la compañía, argumentando que la oferta presentada por La Emilia, propietaria de Motomel, era más beneficiosa para los acreedores ya que duplicaba el monto ofrecido por IMSA, propietaria de Corven.

Te puede interesar:  Tras 15 años, renunció Iger como CEO de Disney: adquisiciones multimillonarias y la apuesta al streaming

 

Sin embargo, según trascendió, Cabrelli era empleada de Zanella en el área de Tesorería, y todavía trabajaba en la compañía al momento de presentar la denuncia. Según Soledad Fraire, apoderada general de la firma, la ejecutiva se consideró despedida luego de reclamar una deuda salarial vía carta documento. Según el comunicado de Zanella, la cautelar que le impedía disponer de la marca y otros activos “respondió a una batería de acciones judiciales y mediáticas desplegadas por el empresario Marcelo Meller de La Emilia, con la intención de evitar la genuina operación de compra con IMSA”.

 

Finalmente, la Justicia de San Luis determinó el restablecimiento inmediato de la situación de hecho previa al dictado de la medida cautelar. Tras conocer el veredicto, Zanella le agradeció “su correcta actuación”.

Te puede interesar:  Santander baja tasa para prendarios y personales

 

De ese modo, tras la polémica, la operación de venta se concretará con IMSA, que mantendrá un compromiso “de reiniciar las actividades productivas en la planta de San Luis ubicada en el Parque Industrial Norte, mantener las fuentes de trabajo, impulsar el crecimiento de las actividades productivas y generar las condiciones adecuadas para promover la incorporación de más mano de obra”, según informaron desde Zanella.

 

Cabe recordar que el año pasado, la empresa fabricante de motos entró en concurso preventivo tras la crisis financiera, producto de la caída en las ventas y la contracción de una de deuda de US$ 7 millones.

 

Zanella cerró en 2019 sus plantas en el interior del país, en Mar del Plata, San Luis y Córdoba, y despidió a 70 trabajadores en su fábrica histórica de Caseros, además de rematar parte de sus bienes.

 



Lee también: