Inversores buscan refugio: van al dólar y compran oro

dólar


Por Luis Varela 

 

En otro día con complicaciones, la situación global del coronavirus sigue alterando los mercados internacionales, generando aversión al riesgo, salida de monedas débiles y suba de los metales preciosos. Y Argentina, en medio de la renegociación de la deuda, por ahora con el FMI, sufre el impacto, por lo que el dólar blue vuelve a subir, los bonos nacionales siguen bajando, el riesgo país gana otro peldaño y el valor de las empresas argentinas continúa retrocediendo.

 

El marco global hace que las economías vayan cerrando sus puertas, suspendiendo eventos e incluso acotando el ingreso de personas. Por ejemplo, desde mañana Rusia no permitirá que gente proveniente de China ingrese a su territorio. Mientras que aquí siguen llegando argentinos desde China sin control, y el Gobierno por ahora apena a que se realice un peculiar “autocontrol”.

 

La situación no es sencilla. La cantidad de infectados crece, ya no se confía en la información que sale de Pekín, y la OMS dice que 2,5 de cada 100 enfermos está muriendo, lo cual es una tasa ciertamente alta y genera mucha preocupación en todas partes.

 

Con ese marco, muchos inversores van tomando posiciones cada vez más cautelosas. Por ejemplo, estuvieron comprando bonos del Tesoro de EE.UU. y en ese traspaso hicieron que en el exterior el dólar subiera ayer nada menos que 0,7% en Brasil, mientras que trepó 0,5% en Chile, 0,4% contra el euro y 0,2% en México, aunque no cambió frente al yen y la libra.

 

En Argentina, mientras se conoció una propuesta de Eduardo Duhalde, y aprobada por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de medir los precios de otra manera para que la inflación no muestre tanto los dientes, la población se sigue intranquilizando y lentamente está volviendo a comprar dólares, a medida que se acerca marzo, un mes con actividad comercial más normal.

 

Por eso, el dólar turista subió ayer 63 centavos hasta $ 83,19, superando por primera vez la barrera de $ 83. Mientras que el dólar oficial subió 21 centavos hasta $ 63,99 y el blue saltó 70 centavos hasta $ 78,80. Con el dólar mayorista bajando 1 centavo hasta $ 61,66, con las reservas del BCRA bajando US$ 39 millones para quedar en US$ 44.717 millones. Mientras que el dólar mep bajó $ 1,05 hasta $ 80,38. Y el dólar contado con liquidación bajó $ 1,41 hasta $ 81,50.

 

Por eso, la brecha entre el dólar oficial y el blue se estiró hasta el 23%, pero la brecha entre el ccl y el mayorista se redujo hasta el 32,2%. Mientras que, medidos en pesos, la libra subió 2 centavos hasta 80,04, el real bajó 10 centavos hasta 14,12 y el euro bajó 20 centavos hasta 66,47.

 

Detrás de la suba de los precios y la firmeza del dólar, el BCRA sigue pujando con los bancos para continuar desinflando el costo del dinero. Ayer colocó $ 180.000 millones (unos US$ 2.919 millones) en Leliq a a 28 días al 44% anual. Y la tasa de los plazos fijos fue del 33% por plata chica y 35% anual por plata grande, con Reconquista 266 presionando a los bancos para que bajen las tasas de las tarjetas.

 

En el panel de los títulos públicos nacionales la tendencia siguió siendo bajista. Los bonos argentinos siguen perdiendo precio y el riesgo país sube hasta 2.063 puntos básicos. En el exterior hubo una baja para los bonos de Brasil y de Hong Kong y suba para los bonos de Corea del Sur, pero en nuestro mercado, con buen volumen, hubo un nuevo derrape de precios.

 

El 80% de lo operado en bonos se transó en ocho papeles: AY24 26%, TC20X 14%, AY24X 9%, AA22X 8% TC20 7%, TO26X 6%, A2M2 5% y AF20X 5%. Y en los extremos se vio un salto del 12,7% para el bono TJ20X y subas del 4% al 5,7% para los bonos TO21X, TC20Z, TJ20, TC23 y A2E2D. Con bajas entre el 3% y el 7,5% para los bonos TVPP, PAY0D, DIP0, AA25, PBA25 y PAY0

 

En los negocios mundiales con acciones, además del coronavirus, hubo novedades de más impuestos en diferentes regiones contra las mega empresas tecnológicas. Y se empiezan a ver impactos en diferentes compañías internacionales, como por ejemplo el HSBC anunció que recortará 35.000 empleos, adjudicando la movida al coronavirus, pero el foco del movimiento tiene que ver con malos resultados financieros, por una competencia global cada vez más feroz.

 

Así, la Bolsa de Nueva York tuvo un cierre mixto: el Nasdaq subió 0,1%, pero el S&P cedió 0,3% y el Dow bajó 0,6%. Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,3% y la de México 0,1%.

 

En Buenos Aires, con más negocios ($ 653 millones), el índice Merval bajó otro 2,7% y medido en dólares volvió a precios de noviembre, por lo que se perdió por completo la suba inicial que había tenido la administración Fernández.

 

El 80% de lo operado en acciones se transó en ocho papeles. Y en los extremos se vieron alzas del 4% al 5,8% para Richmond, TGN y Transener, con caídas del 4% al 6,3% para Juramento, Ferrum, Gallicia, Morixe, Loma Negra y Costanera. Mientras que en los ADR argentinos que cotizan en Nueva York se anotaron subas del 1% al 3% para Telecom, IRSA P, Edenor y Cresud; con bajas del 1% al 3,2% para Ternium, Tenaris, IRSA I, TGS y Bunge.

 

Por último, las commodities también bailan al compás de toda esta situación. El petróleo cedió 1,1%, hasta US$ 51,50 por barril. Los metales preciosos siguen en ascenso: hubo un brinco del 2,4% para la onza de plata y salto del 1,3% para el oro, superando por primera vez los US$ 1.600 en siete años. Los metales básicos actuaron mixtos: caída del 2,3% para el níquel, baja del 0,9% para el cobre y suba del 0,2% para el aluminio. En Chicago hubo baja del 0,2% para la soja, suba del 1,2% para el maíz y salto del 4,5% para el trigo. En Rosario hubo caída del 6,1% para la soja y sin cambios para el resto de los granos. Y con un clima muy volátil, el bitcoin recuperó 4% y volvió a ubicarse por encima de US$ 10.000.



Lee también: