Idas y vueltas de Guzmán para poder renegociar la deuda

deuda dólares


Por Luis Varela

 

Pasan los días, quedan apenas seis semanas para la fecha que puso Alberto Fernández para cerrar la renegociación de la deuda (31 de marzo) y el pescado se sigue sin vender.

 

Ayer, en un juego de pinzas, se deslizaron versiones indicando que el Fondo Monetario avala la gestión de Martín Guzmán y, después de aclarar que no admitirá quitas para la deuda que se tiene con ese organismo, se planteó que la deuda argentina no es sostenible, por lo que se le deberá pedir una quita a los bonistas creedores.

 

Sin embargo, a puertas cerradas, siguen las gestiones de los funcionarios enviados por Guzmán a Nueva York, intentando ir aglutinando posiciones de Fondos de Inversión, para llegar al 75% de aceptación que se necesita en algunos papeles para poder hacer la renegociación sin quita.

 

Pero Guzmán sabe que con el reciente reperfilamiento realizado con el bono Dual (AF20), la chance de seguir consiguiendo financiamiento voluntario en pesos en el mercado local se le cerró casi a la mitad, por lo que tiene que idear una nueva estrategia.

 

Por eso, después de haber mandado a septiembre a los que no aceptaron las propuestas de canjes ofrecidas, Economía dio otro paso atrás y resolvió volver a convocar a los renuentes tenedores del AF20 para ofrecerles otra oportunidad de canje.

 

En este caso, se les ofrece un bono para agosto de 2021. Después de haber tratado de canjear el AF20 la semana pasada –con solo un 10% de aceptación– el Gobierno reperfiló a septiembre el pago de $ 96.000 millones del AF20 que vencía en febrero. El jueves pasado Economía decidió pagar intereses, pero postergar los pagos de capital por siete meses. Y ahora, de manera inesperada, apareció una nueva opción para entregar los AF20 y recibir otro título a cambio.

 

Se trata de una suscripción para pasar de un instrumento en dólares a uno en pesos, que solo se puede hacer con AF20, detalló una fuente oficial. Aunque el AF20 estaba nominado en pesos, su emisión -en 2018- se hizo en dólares ajustables a la cotización del tipo de cambio. La deuda tenía que ser cancelada en pesos, pero el Ministerio de Economía decidió darle tratamiento como si fuera deuda en dólares, una decisión controvertida para los analistas.

 

El nuevo bono que ofrecen pagará la tasa Badlar privada más 100 puntos básicos y vencerá el 5 de agosto de 2021. Pagará intereses trimestrales desde el 5 de mayo. Para suscribirlo, hay que integrar una actual tenencia de AF20, pero a un valor que ya fue determinado por el Gobierno: el máximo que se puede suscribir son $ 3.100 millones, lo que representa algo más del 3% del total en circulación. Y esa propuesta hizo que ayer mismo el papel saltara casi 9% en su cotización contado.

Te puede interesar:  Los cuatro caminos de la deuda

 

Como puede verse, en un tira y afloje permanente, Economía va haciendo propuestas, pero el grueso de los bonistas se muestra renuente. Para los grandes fondos de pensión del exterior la tenencia de bonos argentinos es mínima, y prefieren ir a juicio en Nueva York, esperar cinco o seis años si es necesario, pero cobrar todo lo prometido inicialmente, más otros gastos por costas e indemnizaciones.

 

Con ese marco, las variables del mercado actuaron ayer de manera casi lateral, expectante, con el dólar blue un poco más firme, y con bajos volúmenes de negocios en acciones y bonos, que mantienen precios históricos muy bajos, que podrán rebotar si toda esta negociación llega a buen puerto.

 

Mientras tanto, el mercado internacional sigue mostrando a inversores renuentes a tomar riesgo, posicionándose en activos considerados seguros. En el exterior el dólar salto 1,4% contra el yen, 0,6% contra la libra y 0,2% contra el real, pero bajó 0,1% contra el euro, el mexicano y el chileno.

 

Y, detrás de eso, en Argentina, el dólar turista bajó 37 centavos hasta $ 82,82, el dólar oficial bajó 28 centavos hasta $ 63,71 y el blue subió 20 centavos hasta $ 78,90 pesos. Con el dólar mayorista 7 centavos arriba, hasta $ 71,73 y con el Banco Central perdiendo US$ 14 millones de las reservas. Mientras que el dólar mep subió 9 centavos hasta $ 81,59. Y el contado con liquidación bajó 37 centavos hasta $ 82,82. Por lo que hubo una brecha del 23,8% entre el dólar oficial y el blue, con brecha del 32,2% entre el ccl y el mayorista. Y, medidos en pesos, el euro subió 15 centavos hasta 66,62, el real 1 centavo hasta 14,13 y la libra bajó 37 centavos hasta 79,67.

 

Preocupado por un nivel de actividad que no mejora, el Banco Central sigue imprimiendo baja en el costo del dinero. Ayer cedió la tasa de interés de las Leliq en 4 puntos, pasando de 44% a 40% en términos nominales anuales. Y, detrás de este movimiento se acentúa la baja de la tasa de los plazos fijos: pagan 32% por plata chica y 33% por plata grande, con la autoridad monetaria bajando además la tasa de las tarjetas de crédito al 55%.

 

Mirando atentamente la nueva propuesta de canje del AF20, los bonos argentinos tuvieron pocos negocios pero un mínimo repunte en las cotizaciones. El 80% de lo operado en bonos se transó en ocho papeles: AY24 35%, AY24X 11%, TO26X 8%, AF20 7%, TC20 5%, AA22X 5%, DICPX 4% y A2M2 4%. Y en los extremos se vieron avances para los bonos A2E3 y TD21, con subas del 7% al 13% para los bonos A2M2D, A2E8C, AF20, DIA0D, TO23Z, TO23X y AF20D. Y caídas del 2% al 5,6% para los bonos TVPYD, PUM21, AA26D, TC20Y, TVPA, DICY, TB21 y AA37C. Por lo que el riesgo país de la argentina cedió 10 unidades, hasta 2.053 puntos básicos.

Te puede interesar:  Elypsis: "El objetivo sigue siendo renegociar la deuda externa para evitar un default"

 

Contra viento y marea, por más que se repiten las advertencias diciendo que las acciones de Wall Street están caras, ayer hubo nuevas subas del 0,4% al 0,9% en los índices de la Bolsa de Nueva York. Mientras que se vio una suba del 1,3% en la Bolsa de San Pablo y una baja del 0,2% en la de México.

 

En la plaza bursátil local la sequía continúa. El 80% de lo operado en acciones se concentró en seis papeles: Banco Francés tuvo el 28% de los negocios y Banco Macro el 26%. Y, con $ 443 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,6%.

 

En los extremos se anotaron subas del 2% al 9% para Garovaglio, Morixe, Juramento, Ferrum, Macro, Patagonia y Tglt. Con bajas del 1% al 3,2% para Ternium, Costanera, Fiplasto, Rosenbusch, Hipotecario, Molinos, ByMA, Carboclor y Boldt.

 

Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 4% para Macro, Telecom, Galicia, Tenaris e YPF; y con baja del 1 al 2% para Ternium e IRSA P.

 

Finalmente, evidenciando que el dólar está en una cumbre y que su camino futuro tiene gran chance de algún retroceso, las commodities se van calentando. Hubo un fuerte repunte del 3,2% para el petróleo hasta US$ 52,73. Los metales preciosos estuvieron firmes: la onza de plata subió 0,7% y el oro mejoró 0,4%. Los metales básicos actuaron sostenidos: cobre sube 0,3%, el aluminio mejoró 0,2% y el níquel terminó sin cambios. En Chicago se vio una suba del 0,1% para la soja y baja del 0,8% para el maíz y del 1,2% para el trigo. En Rosario hubo una baja del 0,7% para el maíz y precios sin cambios para trigo, soja y trigo. Y se registró una suba del 0,7% para el bitcoin, con valores sostenido para el resto de las criptomonedas.

 

***

Roubini (con pólvora mojada) anticipa default

 

“El riesgo de un default total está creciendo”, dijo ayer Nouriel Roubini en una carta a sus clientes. “El país no tiene un plan económico coherente para convencer a los acreedores de aceptar una oferta de canje con una significativa reducción de la deuda en términos de valor presente neto”, dijo el economista que predijo la crisis subprime de 2008, pero a quien después se le mojó la pólvora. Su tendencia a pronosticar crisis que no ocurren, una tentación lógica tras haberla pegado en 2008, le valió el apodo de “Dr. Doom”. Si bien Argentina está cerca de un default y sería necio negarlo, Roubini no viene de racha. Como recordó alguien ayer en Twitter, “Roubini anticipó veinte de las últimas dos crisis”.



Lee también: