Gobierno afina números en la paritaria docente



“La restitución de la paritaria nacional docente es el camino para construir la agenda educativa que nuestro país necesita. Hemos dejado atrás la política de la confrontación e inauguramos una etapa de diálogo y consensos, imprescindibles para mejorar nuestro sistema educativo”, escribió ayer el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en sus redes sociales. Junto a su par de Trabajo, Claudio Moroni, recibirá hoy a los dirigentes sindicales de los cinco gremios docentes con representación nacional para poner sobre la mesa la oferta oficial, con un incremento del 13,5%.

 

El Gobierno busca que el ciclo lectivo comience en fecha. Es decir, el lunes 2 de marzo. Llegar a un acuerdo en esta instancia permitiría esa “normalidad” buscada, más allá de que ya se prevén algunas medidas de fuerza en territorios en donde los docentes están protestando por el retraso en el pago de sueldos por parte de la administración provincial.

 

El objetivo del encuentro es cerrar un acuerdo para incrementar el piso salarial de los docentes, cuyo salario mínimo pasaría de $20.250 a $23.000. Asimismo, el Poder Ejecutivo planea entregar cuatro sumas fijas no remunerativas -en los meses de marzo, abril, mayo y junio- de entre $1.000 y $1.500 cada una. En tanto, se postergaría el aumento del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) que se traduce en un monto de alrededor de $1.210 que cobran todos los docentes y no se actualiza desde 2016.

Te puede interesar:  El Gobierno ya inyectó $ 655.700 millones para mitigar los efectos del coronavirus

 

La actualización del Fondo Nacional de Incentivo Docente es uno de los puntos que estarán en discusión en la reunión.

 

Los que representarán a los docentes serán los titulares la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), que serán los encargados de cerrar el acuerdo que luego deberá replicarse en todas las provincias del país. Desde las centrales docentes descartaron la posibilidad de realizar un paro en el comienzo de clases, en tanto que manifestaron que le pedirán al Gobierno que avance en la reunión del Consejo del Salario, la mesa tripartita – Gobierno, empresarios y sindicatos– que, entre otras cosas, fijará el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) que hoy es de $16.875.

 

“El Gobierno debe buscar equilibrio en las distintas respuestas en este momento para superar la crisis, con una mirada de recuperación económica y social de la Argentina; y, creo, que esta realidad la entienden todos los actores del sector educativo”, sostuvo Trotta. Y agregó: “El salario inicial de referencia tiene que tener una mejora, en el marco de ser conscientes de que Argentina vive una etapa muy compleja”. Las reuniones entre el Gobierno y los gremios comenzaron el 30 de enero con las mesas técnicas alrededor de problemáticas pedagógicos y programáticos.

Te puede interesar:  El Cono Sur ante el Covid-19: vulnerabilidad demográfica

 

Del lado de los gremios, Sergio Romero, titular de la UDA, explicó la importancia de producir un acuerdo salarial a partir de “la situación de 250 mil trabajadores, que perciben una remuneración por debajo de la línea de pobreza”, por lo que exhortó a generar “políticas de ingresos realistas”. “Se impone un acuerdo respecto del necesario cumplimiento de la Ley de Financiamiento Educativo y de la inversión del 6 % del PIB en el área; del sostenimiento del actual régimen previsional docente y del Programa 2020, además de una formación que efectivice a la Comisión de Interpretación Normativa”, señaló el dirigente sindical.

 

Por su parte, el secretario gremial de Ctera, Eduardo López, dijo que en la reunión de hoy “vamos a pedir ganarle a la inflación” y, específicamente, se solicitará la “actualización del Fondo Nacional de Incentivo Docente que está congelado hace tres años”.

 



Lee también: