Fernández insiste con desdolarizar tarifas

tarifas luz energía


El presidente Alberto Fernández reafirmó ayer su intención de avanzar con una revisión del esquema tarifario en el país ya que advirtió que “no puede haber servicios públicos en dólares en una economía que funciona en pesos porque eso genera una distorsión”.

 

“Tengo la impresión de que en Argentina hay que hacer una revisión de todo porque todos estos años que pasaron se cobraron unas tarifas enormes, en dólares, y vimos que sube la temperatura y se corta la electricidad y eso es falta de inversión, pero nos decían que había que subir las tarifas para garantizar inversión”, señaló Fernández, en diálogo con radio Continental.

 

Además, juzgó que está “bien” que las empresas proveedoras de los servicios ganen plata, pero opinó que deben hacerlo en los términos de riqueza del país”.

 

“No puede haber servicios en dólares en una economía que funciona en pesos porque eso genera una distorsión enorme”, argumentó e indicó que, al observar los “balances de las empresas distribuidoras, uno se da cuenta que han ganado muchísima plata”.

 

“Entonces, pareciera ser que han tenido una tarifa muchísimo más alta de la que realmente necesitaban; me parece que tenemos que hacer una revisión seria de todo ese tema; yo quiero que las empresas funcionen, ganen plata, inviertan pero quiero que lo hagan en este país, es decir teniendo en cuenta los términos de riqueza de este país”, destacó.

Te puede interesar:  Fernández inauguró laboratorio y se refirió al FMI: "Por primera vez nos dio la razón"

 

Revisiones integrales

 

La gestión anterior, encabezada por el presidente Mauricio Macri, encaró de entrada una serie de revisiones integrales para la facturación del sistema eléctrico y del gas donde hubo fuertes aumentos que le permitieron al país salir de la crisis energética. Y por otro lado se buscó avanzar con el sistema de subasta para el gas para hacer bajar los precios.

 

Para algunos expertos del sector energético, el gran problema es que las tarifas de gas y de luz quedaron atadas al dólar ya que el precio del gas en boca de pozo está dolarizado que representa 40% de la factura.

 

Las boletas de gas están compuestas por cuatro ítems que se actualizan de distintas maneras. El que tiene mayor peso dentro de la factura, con 40% del valor total, es el insumo mismo: el gas. Los principales productores son YPF, Total, Pan American Energy (PAE), Tecpetrol -la petrolera del Grupo Techint-, Pampa Energía y Compañía General de Combustibles (CGC).

Te puede interesar:  Nuevo préstamo para Genneia del Banco de Desarrollo Alemán KfW

 

Los demás componentes son transporte –en el que operan TGN y TGS–, que explica 11% del precio final de la factura; distribución -en donde están Metrogas, Camuzzi y Naturgy, junto a otras distribuidoras-, con 24% del monto total, e impuestos nacionales, provinciales y municipales, que representan aproximadamente 25% de la boleta.

 

De todos estos componentes, solo el gas se comercializa en dólares. Transporte y distribución se actualizan de forma semestral, en abril y octubre, en función de la inflación acumulada en esos seis meses. Y los impuestos, obviamente en pesos, son un porcentaje del valor total de los tres ítems.

 

En tanto el precio del gas quedo en US$ 4,62 por millón de Btu tras las últimas subastas realizadas el año pasado. Por su parte, el gran problema para para el sector energético han sido las fuertes devaluaciones de los últimos dos años que desestabilizaron todo.

 



Lee también: