Entre hoy y el jueves, vencen $310.000 millones en Leliq

pesos inflación plazos fijos desafíos herencia fiscal


Hoy habrá un vencimiento por $ 150.000 millones en Leliq (Letras de liquidez del Banco Central) y el jueves habrá otro por $ 160.000 millones. Los analistas esperan que estas letras sean renovadas.

 

“No estimamos que el Banco Central vaya a tener grandes problemas para renovar las Leliq en el corto plazo, ya que no se ven demasiadas presiones por el lado de los depósitos plazos fijos”, indicó ante El Economista Adrián Yarde Buller, economista jefe del Grupo SBS. “La semana pasada hubo algunas entidades demandando liquidez por lo que tal vez terminan de acomodarse esos efectos, pero más allá de esos creo que deberían renovarse”, afirmó.

 

“Estimo que estas Leliq se renuevan y colocarán más, y retiran pesos para dar espacio por si tienen que emitir el jueves por el resultado del AF20”, señaló en diálogo con este medio Fernando Marull, director de Marull & Asociados.

 

El mismo día del segundo vencimiento se sumará otro más: el del bono dual AF20, que el Gobierno intentó canjear la semana pasada y no lo logró por la baja adhesión (10%), el cual implica $ 96.000 millones. Ayer, el Ministerio de Economía declaró “desierta” la licitación de tres títulos públicos en pesos, con vencimiento a 2021, que realizó ayer y con la que buscaba hacerse de fondos para refinanciar el vencimiento del AF20.

Te puede interesar:  Luego de la declaración del FMI, cayeron los bonos y subieron acciones

 

“Acá el Gobierno tiene dos opciones: pagarlo con emisión monetaria y controlar la presión en la brecha con esterilización del Banco Central vía señala de tasa o bien reperfilar compulsivamente”, explicó ante El Economista Federico Furiase, director de la consultora EcoGo.

 

Según el especialista, a partir de estas paridades, mientras se negocia la deuda en dólares y con presión en la brecha cambiaria, sería mucho más dañina la segunda opción que pagarlo con emisión monetaria y que eventualmente el Banco Central esterilice.

 

“El reperfilamiento compulsivo sería como un ‘game over’ para la construcción de la curva de pesos y en esto no hay vuelta atrás. En cambio, pagar con emisión monetaria tiene cierto margen para controlar la brecha porque el Banco Central podría estilizar con un aumento en la tasa de interés”, comparó Furiase.

 

En esa misma línea, apuntó Marull. “Lo mejor es que emitan, paguen y retiren los pesos. Es menos nocivo que reperfilar. Después el Banco Central puede retirar los pesos subiendo los encajes”, sostuvo el especialista.

 

De acuerdo con Furiase, evidentemente, “después de la novela del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof (la fallida negociación con los acreedores del bono provincial BP21), hay un pase de factura y los inversores ahora esperan y se ponen mucho más fuertes en la negociación, y exigen el pago frente a un proceso donde entendieron el costo del default para el Gobierno”.

Te puede interesar:  Pesce dijo que es posible un escenario de default pero espera "que no suceda"

 

Desde la semana pasada, tras el fallido canje del AF20, se encendieron las alarmas en el mercado por la incertidumbre sobre cómo terminará este vencimiento. Por su parte, el presidente Alberto Fernández descartó el jueves pasado que el Gobierno no emitirá dinero de forma desmedida y mucho menos para cubrir vencimientos.

 

“Nosotros también tenemos disciplina fiscal. No vamos a andar emitiendo moneda a lo loco. Hemos hecho una propuesta, esperamos que la entiendan, pero no vamos a andar emitiendo moneda, menos para pagarles a los acreedores”, aseguró Fernández en una entrevista con el diario Clarín.

 

Sin embargo, los datos oficiales muestran que en enero no hubo casi contracción del circulante: al igual que en diciembre (12,6%), en enero hubo un alza récord de 7,7%. De esta manera, el período entre noviembre y enero cerró con la segunda mayor expansión real de dinero de los últimos 16 años.

 



Lee también: