Negativo: el sector público registró un déficit primario de $3.766 millones en enero

Ministerio de Economía hacienda deuda intereses (1)


Según informaron hoy oficialmente, el sector público nacional registró en enero un resultado primario deficitario de $3.766 millones. El mismo mes del año anterior había contado con un excedente primario de $16.658 millones ($20.423 millones más).

 

“Esto se debe mayormente a un impulso de la inversión social durante el comienzo del año. Por su parte, el pago de intereses se tradujo en erogaciones por $87.052 millones (una suba de 13,5% interanual), determinando así un déficit financiero de $90.818 millones que resulta equivalente en términos reales al registrado en enero de 2019”, explicó el comunicado de Economía.

 

 

Los ingresos totales del mes ascendieron a $395.225 millones (+40,3% interanual). Por su parte los ingresos tributarios avanzaron 39,2% en la comparación interanual. Asimismo, los aportes y contribuciones a la seguridad social se incrementaron un 37,6% respecto a igual mes de 2019 en línea con la dinámica exhibida el mes anterior.

 

 

El gasto primario totalizó $398.990 millones, un aumento del 50,6% contra el 2019, implicando una aceleración en su tasa de crecimiento respecto a diciembre. Desde la cartera de Guzmán puntualizaron que el 80% de este incremento interanual está explicado por las prestaciones de la seguridad social que avanzaron 49,3% y las transferencias corrientes que lo hicieron a una tasa del 88,7%.

Te puede interesar:  El Cono Sur ante el Covid-19: vulnerabilidad demográfica

 

 

“Dicha dinámica se debe mayormente al impulso de la inversión social: la movilidad del 8,74% otorgada para prestaciones sociales, el bono de $5.000 para 4,5 millones de jubilados y pensionados y la puesta en marcha del programa de tarjetas alimentarias en el marco del Plan Argentina contra el Hambre. Estas dos últimas medidas implicaron desembolsos por alrededor de $25.350 millones, sin los cuales el gasto primario habría crecido en sintonía con los ingresos fiscales (41% interanual)”, informaron.

 

Además, las transferencias corrientes a las provincias registraron un impulso de $9.536 millones respecto a igual mes del 2019, que representó un incremento del 79,8% interanual. En esa línea, las transferencias a universidades ascendieron a $13.485 millones (70,7% interanual).

 

 

Te puede interesar:  El Gobierno ya inyectó $ 655.700 millones para mitigar los efectos del coronavirus

Por último, desde Economía anunciaron que los subsidios económicos ascendieron a $30.987 (76,4% más que en enero de 2019) y mostraron a su interior una divergencia entre aquellos destinados al transporte (+34%) y a la energía (+125,5%). “Esta última se debe en parte a la cancelación de deudas impagas correspondientes al ejercicio fiscal de 2019”, concluyó el informe.

 

¿Cómo sigue?

 

“En línea con los anuncios del ministro Guzmán acerca de una convergencia fiscal recién en 2023, no esperamos que haya un recorte muy fuerte en el gasto durante este año. La mayor presión impositiva, aprobada en la Ley de Solidaridad, apunta a dar alivio al Gobierno de cara a las necesidades del año, pero no a alcanzar rápidamente un sendero de superávits fiscales”, señalaron desde LCG.

 

Sin embargo, la consultora señaló que en medio de una reestructuración de deuda será necesario mantener la prudencia fiscal, que será exigida por los acreedores. “El único paso que dio el Gobierno en este sentido fue la suspensión de la fórmula de movilidad para desindexar el gasto, así como también los nuevos aumentos discrecionales que implican un ajuste para todos los haberes, con excepción de la jubilación mínima”, explicó el informe.

 

“La pesificación de tarifas, y el anuncio de un recorte en la ganancia de las empresas energéticas para recortar subsidios también apuntarían a mejorar las arcas del sector público”, concluyeron.

 



Lee también: