El pago del bono AF20 es una prueba para la oferta que viene

guzman


Por Luis Varela

 

En un día que fue utilizado por el ministro Martín Guzmán más como una laboratorio que como una decisión ciertamente final, el Gobierno decidió que este jueves no le pagará a los grandes tenedores del bono Dual (AF20) el capital que vence de ese título: sólo les pagará los intereses, y deberán esperar hasta septiembre para cobrar el resto.

 

Y, mientras se anunciaba esa decisión, también se comunicó que a las personas humanas, es decir a los inversores individuales, que tengan de ese título posiciones inferiores a los US$ 20.000, este jueves cobrarán el papel íntegro, es decir los intereses y también el capital.

 

Fue la respuesta que decidió tomar Guzmán, por supuesto con aval del presidente Alberto Fernández, como anticipo a lo que puede llegar a venir en la renegociación del resto de la deuda, que se espera acordar desde ahora hasta fines de marzo.

 

Es una medida clave, ya que hoy el ministro Guzmán se presentará en el Congreso, para explicar como son los planes concretos sobre el curso a seguir con los acreedores. En un día en el que, además, viene al país una nueva misión del FMI, que a revisará minuciosamente todos los números, con el objetivo de llegar a un acuerdo, permitir que Argentina no tenga con el Fondo vencimientos tan seguidos como los que dejó Mauricio Macri, y dar un apoyo marco para que los acreedores acepten una quita.

 

El denominado reperfilamiento, que en los hechos es un default, ya que no se está cumpliendo con un pago (y se realiza una promesa, de que se pagará dentro de siete meses, cuando no se sabe qué pasará ni con la economía ni con el resto de la deuda en los próximos sesenta días), tuvo un fuerte impacto en el resto del mercado.

 

Los títulos argentinos acusaron bajas del orden del 1,5% promedio. Y el riesgo país de Argentina volvió a calentarse, subiendo hasta la zona de los 2.000 puntos. Y, de igual modo, la Bolsa porteña tuvo una caída del 3%, con una suba en los dólares oficiales, aunque los dólares libres estuvieron quietos, ya que los acreedores tenían órdenes de compra preparadas, pero tuvieron que frenarlas.

 

La situación es ciertamente comprometida, ya que en las siguientes siete semanas hay vencimientos de bonos en pesos por $ 500.000 millones, y el vencimiento del bono Dual de este jueves era por sólo 92.000 millones. Frente a esto, el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo aconsejó pagar los bonos en pesos, ya que se estaba empezando a formar un mercado de moneda local, y si no se cumple se puede complicar más la situación.

Te puede interesar:  Licitación floja: Economía colocó $9.222 millones ayer y las nuevas miradas apuntan al Bogato

 

En la jornada también hubo discusiones sobre la inflación. Los analistas miden una variación para enero del 3,2%, pero el titular del BCRA planteó que la variación estará en torno al 3%. Y está haciendo mucho ruido el valor del trigo en Rosario, que volvió a saltar, y que amenaza de manera muy cierta el precio de la harina, y por supuesto del pan.

 

Esta inestable posición argentina se concretó mientras el mundo estuvo más tranquilo. No hubo tanta tensión por el coronavirus, por lo que las bolsas internacionales estuvieron con tendencia positiva, y en el exterior el dólar subió 0,1% en Brasil, no varió en Japón, y bajó 0,1% contra el euro, 0,2% contra el mexicano y el chileno y 0,3% contra la libra.

 

En Argentina, el dólar turista subió 20 centavos, hasta $ 82,50. El oficial subió 15 centavos hasta $ 63,46 y el blue subió 50 centavos hasta $ 77,50. Hubo una suba de 14 centavos para el dolar mayorista hasta $ 61,12, con incremento de US$ 6 millones en las reservas del Banco Central que llegaron hasta US$ 44.686 millones. Al tiempo que se vio una baja de 49 centavos para el dólar mep, o dolar Bolsa, hasta $ 81,80. Y una baja de 34 centavos para el contado con liquidación, hasta $ 83,69. Por lo que la brecha fue del 22,1% entre el dólar oficial y el dólar blue, con distancia del 36,9% entre el ccl y el mayorista. Y, también en Buenos Aires, medidos en pesos, la libra subió 46 centavos hasta 79,08, el euro subió 20 centavos hasta 66,65 y el real subió 2 centavos hasta 14,10.

 

Con los dólares de base afirmándose, el BCRA mantuvo su idea de tasas de interés quietas. La tasa de las Leliq se mantuvo sin cambios en el 48% anual. Pero hubo suba para las tasas de los plazos fijos: pagaron 34% por plata chica y 36% por plata grande. Y, con los ahorristas descolocados por la inflación, pese a las bajas tasas, crecen 12,6% los plazos fijos en pesos en lo que va del año. Los mercados externos estuvieron en general tranquilos. Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con el Dow sin cambios y subas del 0,1% en el Nasdaq y del 0,2% en el S&P. Mientras que se registraron subas del 2,5% en la Bolsa de San Pablo y del 1,7% en la de México.

Te puede interesar:  Martínez Burzaco: “Hay riesgo de un nuevo reperfilamiento”

 

En Buenos Aires, sin embargo, todo estuvo para abajo. Con más negocios ($ 602 millones), la Bolsa porteña cayó 3%, con el 80% de lo operado en acciones concentrado en diez papeles: G.F. Galicia reunió el 22% de los negocios, YPF el 18% y ByMA el 12%. En los extremos se vio una suba del 4,5% para Esmeralda y del 1,7% para Rigolleau. Y bajas entre el 4% y el 7,5% para Rosenbusch, Phoenix, Banco Hipotecario, Transener, Banco Supervielle, Carboclor, Agrometal, Aluar, Banco Macro, Edenor y Domec. Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 1,7% para Tenaris, Ternium y Bunge y caídas del 1,3% al 4% para IRSA I, YPF, IRSA P, Macro, Cresud, Edenor, Pampa E, Galicia y TGS. Pero el foco del día, como se dijo al comienzo, estuvo en la mala reacción de los bonos locales. El 80% de lo operado en bonos se concretó en 4 cuatro títulos: AY24 44%, TO26X 20%, AF20 9% y AA22X 8%. Y, con bajo volumen, los bonos argentinos siguen perdiendo precio.

 

En los extremos hubo un salto para los bonos A2M2Y y A2E3D y alzas del 3% al 5% para los bonos PAA0D y TVPY. Y un derrumbe de más del 30% para el AF20, con caídas de más del 16% para los bonos AO20Y, BP21D, A2M2Z y TJ20Y, y con bajas del 10% al 12% para los bonos TC20D, TJ20X, TJ20Z, TJ20D, A2M2 y TJ20.

 

Por último, en commodities siguieron los fuertes cambios. Se vio un repunte del 1,7% para el petróleo que llevó el precio del barril a US$ 50,50. Los metales preciosos estuvieron en baja: el oro cayó 0,4% y la onza de plata retrocedió 1,1%. Se anotó un repunte para los metales básicos: el aluminio subió 1,9%, el níquel mejoró 1,5% y el cobre creció 1,2%. En Chicago: la soja subió 0,1%, pero el maíz bajó 0,6% y el trigo perdió 1,9%. En Rosario asustó la suba del 3,6% para el trigo, con baja del 0,4% para la soja. Y la moda de las criptomonedas sigue: el bitcoin trepó 4,4% y vuelve a superar los US$ 10.000, algo que no pasaba desde hace seis meses.

 



Lee también: