El Gobierno busca afianzar vínculo con gobernadores

Suárez, Morales y Valdés, con Fernández y “Wado” De Pedro


Una relación de mutua conveniencia que pretende convertirse en sinergia virtuosa. La Casa Rosada intenta a consolidar el vínculo con los gobernadores como forma de ampliar los acuerdos y bases de sustento en un momento complejo para el país. Mientras los mandatarios provinciales, con situaciones financieras complejas y ecuaciones fiscales apremiantes, en la mayoría de los casos, buscan en el Gobierno Nacional algo más que un interlocutor necesario.

 

Con casi tres rondas de encuentros con los jefes provinciales, el ministro del Interior, Wado de Pedro es el encargado de la relación en términos generales, más allá de las demandas particulares canalizadas a través de otros ministerios. Ayer, por caso, firmó junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, un convenio marco para “impulsar un plan hídrico” con los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Omar Perotti (Santa Fe) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Te puede interesar:  El Gobierno confirmó a dónde irá todo lo recaudado por el impuesto PAÍS

 

“Nos comprometemos a potenciar el federalismo. Sabemos que no hay federalismo si en las provincias no hay producción, si no hay empleo privado, si no hay igualdad de oportunidades y si el Estado no articula de manera inteligente para fomentar todas la áreas y regiones de nuestro país”, resaltó De Pedro en la ciudad chaqueña de Resistencia.

 

La relación más tensa es la que Casa Rosada sostiene con el jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta. La decisión del gobierno de Alberto Fernández de revisar las partidas extras que recibe el gobierno porteño desde 2016, por decisión del anterior gobierno de Mauricio Macri, puso en alerta a la gestión del PRO. La controversia por el traspaso de terrenos e inmuebles de la órbita nacional a la local que hizo la gestión de Macri en el tramo final de su mandato y que el actual gobierno del Frente de Todos puso en tela de juicio es otro ingrediente que se suma a la diferencia por la coparticipación de recursos.

Te puede interesar:  Justicia, aborto y deuda: los ejes del discurso de Fernández

 

“Cuando uno quiere volver a reordenar la prioridades se da cuenta que todavía tenemos vigente un decreto del presidente Macri donde triplicó la coparticipación a la ciudad de Buenos Aires. Con el 10% del aumento de la coparticipación a la ciudad más rica del país se podrían hoy empezar estas obras en tres provincias para un sistema de manejo hídrico que tiene que ver con la mesa de los argentinos, con la producción ganadera y de alimentos”, sostuvo en ese sentido.

 



Lee también: