El abogado de CFK sobre Bonadio: dijo que “la muerte le sienta bien” y que “tenía un fetiche con Cristina”



Uno de los abogados de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Gregorio Dalbón, sostuvo hoy que “hubiera preferido” que el juez federal Claudio Bonadio, quien falleció esta mañana a los 64 años, “tenga una larga vida y que pague por sus atropellos y persecuciones”.

 

“Se muere un adversario, no un enemigo. Mi desprecio por él es en vida y también en muerte, desde una cuestión profesional. Bonadío va a quedar en el olvido”, sostuvo el letrado, en diálogo con FM Futurock.

 

Además, recordó el rol que cumplió el juez contra Héctor Timerman al negarle la posibilidad de viajar al ex canciller para que continuara con su tratamiento por el cáncer que lo afectaba: “Se murió un soberbio, se murió un tipo que le sacó el tratamiento de cáncer a Timerman. Lamento que se haya muerto porque me hubiera gustado que el Consejo de la Magistratura le de una posibilidad de defenderse de las arbitrariedades”.

Te puede interesar:  Cafiero: "El objetivo del Gobierno es la disminución de la inflación y el crecimiento del salario real"

 

“Lamento profundamente que se haya muerto porque me hubiera gustado que el Consejo de la Magistratura le dé al menos una posibilidad de defenderse frente a todas sus arbitrariedades”, agregó el letrado.

 

El abogado de Cristina Kirchner dijo lamentar la muerte del magistrado “por la familia”, aunque opinó que “la muerte lo salvó a Bonadio, porque va a evitar ser juzgado”.

 

“Ahora, quienes tendrán que responder son (los camaristas) Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun, porque apoyaban cada una de las arbitrariedades manifestadas” por el juez federal que falleció esta mañana en su casa del barrio porteño de Belgrano.

Te puede interesar:  Crece alarma política por crimen narco en Rosario

 

“Hubiera preferido que tenga una larga vida y que pague por todos los juicios que armó y la gente que metió presa y podrían estar en libertad hasta que una sentencia firme dicte lo contrario. La muerte le sienta bien. En este caso la muerte le sienta bien porque va a evitar ser juzgado”, aseguró Dalbón, luego en declaraciones a Radio 10.

 

 

Para el abogado de la Vicepresidenta, Bonadío “tenía un fetiche con Cristina, que tendría que analizarlo un terapeuta”, pero también “una cobardía muy grande porque, cuando no tuvo fueros, nunca la llamó a prisión preventiva”.

 



Lee también: