Dólar blue más caliente y duro impacto en acciones y bonos

mercado acciones merval


Por Luis Varela 

 

Después del duro mensaje que dio el miércoles por la tarde el ministro de Economía en la Cámara de Diputados, el mercado financiero argentino recibió ayer una segunda sorpresa: la mayoría de las consultoras privadas habían calculado para enero una inflación del 3,2%, pero el Indec dejó a los observadores con la boca abierta, al sentenciar que la suba promedio de los precios argentinos fue de “sólo” 2,3% el mes pasado, lo que da una variación anual del 52,9%.

 

Con la experiencia de la última parte del gobierno de Cristina Kirchner en la memoria, y con el contundente planteo de Martín Guzmán, advirtiendo que los acreedores van a tener que esperar, sin decir una sola palabra sobre el gasto público o sobre la baja de impuestos, los números que mostraron ayer las acciones y los bonos argentinos evidenciaron que el mercado no cree de ninguna manera que la presente estrategia pueda llegar a buen puerto.

 

Los bonos tuvieron una caída del 1,5% promedio, pero hubo papeles con caídas de más del 7%, por lo que el riesgo país volvió a calentarse, por encima de los 2.000 puntos. Pero lo que más sintió el impacto fue el valor de las empresas en la Bolsa porteña, ya que el índice S&P Merval cayó otro 3,2%, con algunos papeles perdiendo más del 8%, y con los ADR argentinos que cotizan en Nueva York desplomándose más del 7% en dólares.

 

Esta dura respuesta del mercado local a los dichos del ministro y a la medición del Indec, estuvo rodeada por un mercado internacional que sigue siendo castigado por el coronavirus, que se expande de manera cada vez más preocupante. Ayer se informó que ya hay 1.367 muertes y la Organización Mundial de la Salud indicó que recién en cinco meses empezarán a probarse las vacunas.

 

La propagación de esta enfermedad empieza a tener secuelas significativas incluso en lo económico. Se han a cancelado congresos y encuentros empresarios en todas partes. Hay corrimiento de los inversores a posiciones seguras. Y en algunos lugares el dólar o los metales preciosos son los refugios elegidos para atravesar la tormenta.

 

Por eso ayer en el exterior el dólar subió 0,4% en Chile, 0,3% contra el euro y 0,1% contra el real, pero bajó 0,2% en México, cedió 0,3% contra el yen y retrocedió 0,6% contra la libra. A pesar de esto, los precios de las commodities estuvieron mixtos. El petróleo mejoró otro 0,2%, hasta US$ 51,50 por barril. Los metales preciosos estuvieron firmes: la onza de plata subió 1% y el oro mejoró 0,7%. Los metales básicos actuaron mejor: el aluminio subió 1,2%, el níquel mejoró 0,8% y el cobre tuvo un alza del 0,5%. En Chicago hubo suba del 0,4% para la soja, baja del 0,5% para el trigo y caída del 1% para el maíz. En Rosario se anotó una baja del 2,2% para la soja y descenso del 0,4% para el girasol. Y el bitcoin bajó 1%, con panorama mixto para el resto de las criptomonedas.

Te puede interesar:  Tras los feriados, el Merval se desplomó 5,7% en respuesta a caídas globales

 

Todo eso pasaba mientras el FMI llegaba al país, pedía los números, y se iniciaba una aburrida payada dialéctica entre los técnicos del Fondo, Cristina K, y Alberto F.

 

Pero lo concreto para ahorristas e inversores fue que el peso argentino siguió en un tobogán. El dólar turista bajó 16 centavos hasta $ 82,55 y el dólar oficial bajó 12 centavos hasta $ 63,50, pero el blue subió 65 centavos hasta $ 78,90 con el dólar mayorista subiendo 16 centavos hasta $ 61,39 (por lo que el crawling peg se acelera, ya que este valor subió 2,4% en los últimos treinta días). Al tiempo que ayer hubo una suba de US$ 17 millones para las reservas del Banco Central que cerraron en US$ 44.717 millones.

 

Con el dólar mep también subiendo 40 centavos hasta $ 81,74, aunque el contado con liquidación bajó 6 centavos hasta $ 82,98. Por todo eso, la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue subió a 24,2% y la brecha entre el ccl y el mayorista se achicó al 35,1%. Y, debido a los cambios internacionales, medidos en pesos en Buenos Aires, la libra subió 75 centavos hasta $ 79,99, el real subió 5 centavos hasta $ 14,10 y el euro bajó 2 centavos hasta $ 66,47. Con el Indec afirmando que los precios suben a menor velocidad, el Banco Central bajó otra vez la tasa de las Leliq, de 48% a 44% anual. Y, detrás de esto, la tasa de los plazos fijos cedió otra vez: pagan 34% por plata chica y 35% por plata grande Con ese marco, el valor de los bonos argentinos fue otra vez afectado. El 80% de lo operado en bonos se transó en cinco papeles: AY24 56%, TC21 9%, TC20 7%, AF20 5% y DICA 3%. Y, con pocos negocios, hubo una dura caída para los bonos argentinos sobre todos los nominados en pesos. En los extremos se vieron saltos para los bonos DICE y TC20Z, con subas del 2% al 5,5% para los bonos TO26Y, TJ20D y BPLDD. Y un desplome para el bono DICPY y caídas del 5% al 7,3% para los bonos A2E7D, TC20, TC21, TJ20X, TC20Y, AC17D, TO21 y A2E2C. Con el riesgo país subiendo otra vez 94 unidades, hasta 2.055 puntos básicos.

Te puede interesar:  El dólar mayorista saltó 25 centavos a $62,09

 

La preocupación por el coronavirus volvió a sentirse en las bolsas. Hubo bajas del 0,1% al 0,5% en los índices de la Bolsa de Nueva York. Al tiempo que se anotó una baja del 0,9% en la Bolsa de San Pablo y del 0,8% en la de México.

 

Y lo peor de todo estuvo en la Bolsa porteña, en la que con más negocios ($ 819 millones), el índice Merval cayó 3,2%, con el 80% de las acciones transado en seis papeles: TGS 29%, Banco Macro 21%, Cablevisión 10%, Central Puerto 9%, Transener 9% y Loma Negra 5%. Y en los extremos hubo una sola suba de mención: la del 2,5% para Capex. Pero se anotó una caída del 5 al 8,6% para Longvie, TGN, Banco Francés, Camuzzi, Holcim, Galicia, Boldt, Gas Natural, Clarín, G. Oeste y Tglt. Y en los ADR argentinoss que cotizan en Nueva York: suba del 2,3% para Bunge, con baja del 1 al 7,5% para Galicia, Macro, Telecom, Pampa E, Ternium, YPF, IRSA P, IRSA I y Cresud.

 

La muy buena noticia que se conoció ayer fue que la Bolsa de Comercio de Rosario subió sus previsiones de producción de soja y maíz 2019/20 de Argentina en 1 millón de toneladas, a 55 millones y 50 millones de toneladas, respectivamente, debido a las lluvias registradas en la última semana. No hay que olvidar que Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercer proveedor global de maíz, lo cual significarán ingresos de dólares muy necesarios.



Lee también: