Default de Vicentín: solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores



La firma santafesina agroexportadora Vicentín, que entró en cesación de pagos en diciembre pasado por “estrés financiero”, solicitó hoy la apertura de su concurso preventivo de acreedores por una deuda total de US$ 1.350 millones, dividida entre US$ 1.000 millones de los bancos y el resto a empresas del sector agrícola.

 

Vicentin entró en cesación de pagos el 5 de diciembre pasado cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por US$ 350 millones y postergó esos pagos. Ahora, el concurso fue tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Nro. 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista, según informó la empresa a través de un comunicado.

 

 

Sin embargo, la compañía cerealera aseguró que aún en este contexto, perseguirá “sin descanso” los objetivos de defender sus fuentes de trabajo, rehabilitar su operatoria industrial y comercial y concretar una restructuración de sus pasivos “en condiciones y términos que sean mutuamente fructíferos para acreedores y para la empresa”.

Te puede interesar:  El Ministerio de Economía publicó el cronograma de licitaciones para marzo

 

“Vicentin se propone continuar trabajando con sus proveedores y productores granarios sobre la base de las condiciones ya planteadas; como así también seguirá manteniendo las conversaciones avanzadas con el Banco de la Nación Argentina y demás instituciones oficiales y con el resto de las instituciones financieras, todo ello con el objeto de llegar a un acuerdo general apoyado en un plan de negocios sustentable sobre esas bases y en el marco de este nuevo contexto”, indicaron.

 

Arrastre

 

La crisis financiera del grupo agroindustrial arrastró a la corredora de cereales rosarina Guardati y Torti, titular del acopio GYT Plus, que anunció el sábado su dificultad para afrontar el “cumplimiento temporario de las obligaciones asumidas”.

 

A la vez, el Matba-Rofex y Argentina Clearing y Registros decidieron “prohibir la negociación y el registro de nuevas operaciones” por cartera propia o de terceros del trader que atraviesa problemas financieros.

Te puede interesar:  Fitch: “Argentina necesita un alivio significativo de la deuda”

 

A través de una nota a sus clientes, la corredora GYT informó que “debido a múltiples situaciones ajenas a nuestra voluntad, hemos sufrido un impacto de consideración en nuestras finanzas”.

 

Fuentes del mercado indicaron que el trader rosarino sufrió las consecuencias de la cesación de pago de Vicentin, a quien un acreedor le pidió ayer la quiebra en los tribunales de Rosario la semana pasada.

 

La nota firmada por las autoridades de Matba-Rofex y Argentina Clearing y Registro precisó que “la prohibición es con motivo de la situación financiera actual del agente de liquidación y compensación y se extenderá hasta tanto el participante acredite haber regularizado su situación ante ambas entidades”.

 

Por último, señala que la empresa “sólo podrá registrar operaciones a los fines de cancelar el portfolio existente”.

 



Lee también: