Con grandes ambiciones, asumió De Mendiguren

Kulfas se reunio con el directorio del BICE


José Ignacio de Mendiguren fue designado ayer como director titular y presidente de BICE por su Asamblea de Accionistas para los ejercicios 2020 y 2021, en línea con lo establecido por el decreto 117/2020.

 

Al hacerse cargo de la conducción del banco, Mendiguren expresó: “Todo país desarrollado o que quiera serlo tiene una banca de inversión fuerte, que apuntala e impulsa el proceso. El Banco va a ser un engranaje del Proyecto Nacional de Desarrollo al que nos convocó el presidente Alberto Fernández: el objetivo es orientar nuestra fuerza productiva del país hacia los objetivos estratégicos del país”.

 

A su vez, mediante el decreto 80/2020 del 23 de enero, fueron designados como directores titulares de la entidad Miguel Peirano (vicepresidente), Fabián Musso, Carlos Brown, Nicolás Scioli y Raquel Kismer, quienes aceptaron sus cargos en la asamblea de accionistas del 24 de enero.

Te puede interesar:  El Presidente recibió a un grupo de intendentes de Córdoba

 

Luego de la asamblea, el nuevo presidente y el directorio se reunieron con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para empezar a coordinar el acompañamiento del banco a las políticas del Ejecutivo. Acompañaron al ministro los secretarios de Industria, Ariel Schale; y de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz.

 

“Todo país desarrollado o que quiera serlo tiene una banca de desarrollo que apuntala e impulsa el proceso. A partir de la crisis financiera de 2008, hay un renacimiento de las bancas públicas de desarrollo, capaces de mirar el largo plazo y el bien común. Hay muchos ejemplos en el mundo. En Alemania, el Banco de Desarrollo presta el 14% del PIB y, en Brasil, el BNDES presta el 8% del PIB. Nuestro BICE tiene y debe recorrer un largo camino para llegar a tener ese peso en la economía. El banco va a ser un engranaje del Proyecto Nacional de Desarrollo al que nos convocó el Presidente en su discurso de asunción, y que va a ser el corazón de todas las políticas públicas del Gobierno. Nuestro objetivo es que el BICE vuelva a orientar la inversión hacia un objetivo estratégico de desarrollo. El problema fundamental de Argentina, el que nos lleva a crisis recurrentes, es que le vendemos al mundo cosas que valen poco y le compramos cosas que valen mucho. En los últimos años, la política económica no favoreció la agregación de valor. Argentina necesita exportar más, pero sobre todo necesita exportar mejor. La banca pública, y sobre todo la banca de desarrollo, tiene que ser vanguardia en orientar el proceso económico”, dijo, días atrás, el sucesor de Francisco Cabrera.

Te puede interesar:  Crece alarma política por crimen narco en Rosario

 



Lee también: