¿Cómo cuidar el planeta y obtener ganancias?



Por Diego Falcone Chief Strategist de Wealth Management​​​​​​​ en Cohen

​​​​​​​

Laurence D. Fink, CEO de BlackRock, anunció el martes 14 de enero de 2020 que su empresa llevaría la sostenibilidad ambiental al centro de sus decisiones de inversión. En su carta anual a los CEOs de las compañías más grandes del mundo, dijo que BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo, con $7 billones en activos bajo administración, comenzaría a salir de inversiones específicas que “presentan un alto riesgo relacionado con la sostenibilidad”. También señaló que están “al borde de una reforma fundamental de las finanzas”, y que “la evidencia sobre el riesgo climático está obligando a los inversores a reevaluar los supuestos básicos sobre las finanzas modernas”.

Te puede interesar:  La “guerra comercial” y el mercado del complejo sojero

 

Por el contrario, Vanguard, el segundo administrador de activos más grande del mundo, se ha negado a inscribirse en un grupo de grandes inversores que exigen que los contaminadores respondan a la crisis del cambio climático.

 

A nivel de país, mientras que la administración de Donald Trump ha decidido retirar a EE.UU. del Acuerdo Climático de París, la Unión Europea ha decidido mantener su agenda para cumplir con los acuerdos firmados en 2015 y lograr una economía neutral en carbono para 2030.

​​​​​​​

Todos los cambios, particularmente aquellos que modifican la fuente de energía primaria que ha impulsado la revolución industrial desde el final del Siglo XVIII, ocurren de manera zigzagueante en lugar de una forma lineal. Esa es precisamente la razón por la cual hay oportunidades para invertir e iniciar un cambio. Si todo fuera una tendencia obvia e irreversible, entonces habría muy poco que hacer.

Te puede interesar:  La “guerra comercial” y el mercado del complejo sojero

 

La pregunta que debemos hacernos es si creemos que el cambio climático será el gran evento que marcará nuestras vidas, como fue el advenimiento de la máquina de vapor o de Internet. Porque si tal fuera el caso, ¿por qué dejarlo solo a los activistas ambientales? Nosotros, los inversores, tenemos una gran oportunidad y responsabilidad no solo para conciliar nuestra profesión con nuestras creencias y nuestra comunidad, pero también para ganar dinero.

 



Lee también: