Capitanich: “Es necesario otorgarle institucionalidad política al Frente de Todos”

Jorge Capitanich


Entrevista a Jorge Capitanich Gobernador de Chaco Por Pablo Varela

 

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, habló con El Economista y ratificó su vocación de competir por la conducción del Partido Justicialista (la elección será el próximo 3 de mayo), reclamó la reinserción del justicialismo en el plano internacional desde una perspectiva “internacional solidaria” y bregó por la creación de una “confederación de partidos”, que otorgue un marco de funcionamiento a la “diversa” coalición gobernante. Además, el exjefe de Gabinete minimizó las tensiones internas dentro del Frente de Todos al sostener que hay que acostumbrarse a que “convivan miradas distintas”.

 

Usted manifestó su vocación de presidir el PJ. ¿Cómo ve la discusión interna en el peronismo?

Nosotros estamos con un programa electoral en el cumplimiento de lo que prevé la Carta Orgánica del partido. El 7 de mayo vence el mandato de las autoridades constituidas y en consecuencia nosotros prevemos que exista consenso en todos los actores del sistema político e institucional que pertenecen al justicialismo a nivel nacional, con el objetivo de garantizar su continuidad jurídica. En ese marco, creemos que lo óptimo es una lista de unidad. Ahora bien, no podemos desconocer que a lo largo de la historia el justicialismo ha tenido una tensión entre lo que significa partido y gobierno y cuando el gobierno es ejercido por un hombre o mujer de nuestro espacio, claramente conduce al partido. Nosotros lo que transmitimos es que si Alerto Fernández y Cristina Kirchner consideran que las autoridades formales del partido debieran ser personas distintas, hay que buscar un mecanismo que no divida y exprese la diversidad de nuestro espacio.

 

¿Qué rol le adjudicaría al PJ en esa eventual diversidad?

Lo que primero tenemos que hacer es una convocatoria a todos los actores que se fueron para que vuelvan al espacio. Segundo, tener un plan de acción que signifique maximizar el número de afiliados, que el PJ sea una referencia de carácter mundial en el sentido de propiciar y conducir una internacional solidaria para evitar los banquinazos que han ido desde una internacional liberal hasta una internacional de la socialdemocracia. Creemos que el justicialismo tiene una ideología que es necesario sumar en un mundo que necesita de la defensa del ambiente, de la promoción de justicia social, de combatir el hambre, de debatir el desarrollo sostenible y necesita inspirarse en un debate plural y democrático pero que ponga en clara evidencia lo que nos falta ante un mundo que es desigual e injusto, por lo que el justicialismo tiene mucho para decir.

Te puede interesar:  Fernández: "La idea es ir flexibilizando la cuarentena, pero esto es día a día"

 

El PJ debe ser una referencia de carácter mundial en el sentido de propiciar y conducir una internacional solidaria.

 

¿El PJ debería convertirse en una referencia a nivel regional?

Así es. Es clave. Y aparte en el plano local, es un desafío para nosotros saber si efectivamente vamos a liderar el proceso de construcción de una confederación de partidos. El Frente de Todos es una coalición diversa. Es necesario darle institucionalidad política. Se le puede dar a través de una confederación y es necesario discutirlo con el resto de los partidos que lo conforman para darle institucionalidad y fortaleza.

 

¿Se refiere a una herramienta que trascienda lo electoral?

Exactamente. Por eso tomar estrategias desde el punto de vista político significa tener fortaleza y capacidad institucional y músculo político para tomar decisiones, y eso significa un espacio de debate pero también de consenso. Que eso fluya y pueda respaldar las decisiones ante un mundo que es cambiante y dinámico y que requiere la permanente toma de decisiones sabiendo que la gobernanza no será una tarea fácil y sencilla.

 

¿Dónde ubicaría ideológicamente a esa confederación? ¿En el centroizquierda?

En general la política tiene una lógica binaria, oficialismo y oposición. Si tenemos un encuadramiento de carácter ideológico podríamos presumir en esa visión de centroizquierda de base progresista y/o populista. Creo que eso requiere un debate interno mucho más profundo. Ahora, la categoría de movimiento nacional popular, profundamente cristiano y democrático soslayan las fronteras ideológicas o partidarias, pero lo cierto es que la lógica de construcción política no invalida una clasificación básica de la perspectiva doctrinaria, filosófica e ideológica.

Te puede interesar:  Se confirmaron 98 nuevos casos de Covid-19: total, 1.453

 

Un modelo de acuerdo con el FMI, puede abrir las puertas para que haya créditos y financiamiento para infraestructura.

 

¿Cómo está la situación económica y financiera de Chaco?

Nosotros tenemos un contexto de dificultades económicas y financieras. En ese marco aspiramos a generar las condiciones para revertir la situación. Por un lado queremos mejorar la recaudación que ha sufrido una caída estrepitosa producto de las inundaciones y de la brutal recesión económica. Al mismo tiempo tenemos un problema de voluntad y eficacia recaudatoria. Tenemos un plan para el saneamiento de empresas públicas que impactan en las cuentas fiscales. Vamos a ser eficientes y a buscar eliminar los gastos improductivos. Además, tendremos una reestructuración de deuda que incluya capital e intereses.

 

¿Cómo evalúa la gestión de Alberto Fernández y la negociación de la deuda?

Nosotros compartimos la dirección. La estabilidad cambiaria es una precondición necesaria para la estabilidad y crecimiento económico con distribución de la riqueza. Un modelo de acuerdo con el FMI que reconoce que la deuda pública argentina es insostenible, puede abrir las puertas para que haya a través de organismos internacionales de crédito financiamiento para infraestructura, lo que es clave. Todo eso puede generar un clima para a su vez tener un buen acuerdo con los acreedores externos privados. Luego en el plano local, un acuerdo de precios y salarios, descenso de la tasa de interés, desacelerar la inflación y frenar la caída económica y para generar nuevamente la inversión, con una atmósfera razonable.

 

¿Cómo evalúa las tensiones que afloraron en las últimas semanas entre ‘albertismo’ y ‘kirchnerismo’?

Creo que hay unidad en la diversidad. Nosotros nos tendremos que acostumbrar que en una coalición no todos opinan igual. Conviven miradas distintas. Hay tensiones, diferencias de enfoque, matices y nadie tiene que asustarse por eso. Al mismo tiempo, el apoyo al presidente Alberto Fernández es absoluto.

 



Lee también: