Asumió Mirassou, la primera mujer en presidir el Inta

Santiago Cafiero


Susana Mirassou asumió hoy como titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y se convirtió en la primera mujer en presidir el organismo.

 

La ceremonia se desarrolló esta mañana en la Estación Experimental Agropecuaria AMBA de la localidad bonaerense de Castelar, con la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y dirigentes de entidades ruralistas. También participaron la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco y los intendentes de Ituzaingó, Alberto Descalzo y de Hurlingham, Juan Zabalet.

 

Por su parte, Tomás Schlichter asumió como vicepresidente de la institución agropecuaria.

 

La nueva titular del Inta resaltó el gran despliegue territorial de la institución, que cuenta con más de 400 unidades incluyendo Centros Regionales, de Investigación, Estaciones Experimentales Agropecuarias, Agencias de Extensión Rural y Unidades Integradas con otras Instituciones/ Universidades que abarcan de Ushuaia a La Quiaca.

 

Adelantó que la agenda de la próxima gestión estará enfocada al desarrollo sostenible del sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial; el cuidado del ambiente y cambio tecnológico; la competitividad orientada en el valor agregado y la mirada puesta en el aumento de las exportaciones para la generación de divisas.

 

“También se buscará generar herramientas de apoyo a pymes agropecuarias, así como promover la contribución a la lucha contra el hambre y la pobreza”, aseguró y destacó que dentro de la nueva agenda está la voluntad política de desarrollar una política de género, “la que tendrá un lugar destacado en la agenda”.

 

La flamante presidenta del Inta dijo, al respecto, que de “alrededor de 6.900 empleados, 60% son hombres y 40% son mujeres, incluyendo profesionales, becarios, técnicos, personal de apoyo y personal relacionados a través convenios”. “Sin embargo, esas proporciones cambian en los puestos gerenciales y directivos y en las representaciones en los consejos, disminuyendo significativamente el porcentaje de mujeres”, señaló.

Te puede interesar:  Argentina pone en riesgo el cumplimiento de la cuota Hilton

 

En ese sentido, adelantó: “Vamos a implementar una política institucional activa que contribuya a la igualdad de oportunidades, sumándonos a los lineamientos del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad”. Dijo que ya hay iniciativas en marcha: una Línea Inta para acompañar situaciones de violencia de género, equipos que están trabajando en el tema, una propuesta de plataforma para el desarrollo de un proceso de capacitación continua. En esa línea, afirmó que se le dará mayor entidad al tema, “avanzando en la elaboración de un protocolo de actuación de género, construyendo paso a paso.”

 

Mirassou agregó que el “Inta es una gran plataforma federal, por eso en base al trabajo territorial con todos los actores, articulado con cada provincia y municipio queremos potenciar el aporte a la mejora de la competitividad del sector generando los recursos que el país tanto necesita a partir de las exportaciones de bienes y servicios agroindustriales, como también para robustecer el mercado interno”.

 

La titular del Inta destacó como grandes ejes la agenda ambiental, con la promoción de una transición hacia modelos sostenibles y de consumo responsable, generando conocimiento y tecnologías relacionadas con los fenómenos de variabilidad y cambio climático.

 

También propuso potenciar propuestas enmarcadas en el nuevo Plan de Mediano Plazo 2021-2025 y en la Revisión del Plan Estratégico Institucional 2015-2030, y “formalizar las instancias institucionales que aportarán a los componentes del Plan Nacional “Argentina contra el Hambre”, con énfasis en los de “Apoyo a la producción y comercialización de alimentos” y “Fortalecimiento de Redes Comunitarias”.

 

No obstante, agregó: “Un presupuesto del orden de los $8.000/$9.000 millones es escaso para la dimensión federal de nuestra institución y estar a la altura del gran desafío que enfrentamos”.

Te puede interesar:  El Gobierno bonaerense crea un registro de agropymes para asistir al sector

 

Por su parte, Cafiero destacó la importancia de recuperar el rol del Inta para el desarrollo agroalimentario del país. “Volvemos con convicciones y valores. Fueron años de mucho maltrato a la institución y al Estado en general”, enfatizó. En esta línea,  resaltó el entusiasmo de acompañar la puesta en funciones de Mirassou: “Susana arrancó en los años 80 como becaria, decidió hacer una carrera en la que dedicó amor, tiempo y compromiso a esta entidad, y esto conmueve”.

 

Por último, el jefe de Gabinete valoró su trayectoria dentro de la función pública e indicó: “A quienes nos toca ser servidores públicos sabemos que es una causa que luego se persigue toda la vida, porque en esos lugares, en los que circunstancialmente a uno le toca gestionar o dirigir, se encuentra un lugar donde se puede cambiar la calidad de vida de la gente”.

 

Durante la conferencia en la sede del Int, el ministro Basterra  destacó al instituto que es “reconocido mundialmente como uno de los organismos más importante en la construcción de conocimiento agropecuario, con la particularidad de juntar investigación y extensión”, y compartió su emoción de “estar nuevamente en el Inta, un organismo tan importante para el ejercicio soberano del conocimiento”.

 

La nueva presidenta del Inta es ingeniera agrónoma por la UBA, magister en Economía Agraria y doctora en Cs. Sociales.  Ingresó al Inta en 1988 como becaria y a lo largo de su paso por la institución trabajó en Economía de los Recursos Naturales y Sustentabilidad, se desempeñó como gerente de Seguimiento y Evaluación y, desde 2007 a 2019, fue directora nacional asistente de Planificación, Seguimiento y Evaluación.

 



Lee también: