Argüello gestiona cumbre de Fernández con Trump



“Va a haber reunión entre Alberto Fernández y Donald Trump, pero inminente es un calificativo que no deberíamos usar”, sostuvo ayer el embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, luego de su encuentro con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo. El gobierno del Frente de Todos busca el aval explícito del presidente de la potencia del Norte para apuntalar la compleja negociación con los bonistas extranjeros, luego del buen arranque del diálogo con el Fondo Monetario Internacional.

 

“Coincidimos –dijo Argüello– en el interés de promover sendas visitas, pero Pompeo me explicó que será complicado este año para Trump viajar a Buenos Aires, ya que a su agenda se suman las elecciones”. Estados Unidos tendrá este año su elección presidencial en la que el líder republicano buscará renovar su mandato. En los intersticios de esa agenda, la Cancillería y la representación argentina en aquel país, encabezada por Argüello, intentarán el encuentro en Washington, conscientes de que los tiempos son importantes en la negociación.

Te puede interesar:  Se confirmaron 98 nuevos casos de Covid-19: total, 1.453

 

En ese sentido, el embajador argentino le trasmitió a Pompeo el reconocimiento del gobierno argentino por la “comprensión que están demostrando” con la situación crítica del país y los gestos que permitieron avanzar en la reestructuración con el organismo financiero, en el que Estados Unidos tiene una incidencia determinante. El problema aparece con los bonistas privados. Por caso, en ese país reside buena parte de los administradores de fondos que tienen deuda argentina. Además, esa deuda está sometida a la legislación norteamericana.

 

La visita de ayer del ministro de Economía, Martín Guzmán, a Nueva York tuvo que ver con eso: acercar a las partes, convencer a esos bonistas “cara a cara”. De todos modos, en el Gobierno consideran que, encaminada la negociación con el FMI, no llegar a un acuerdo con la mayoría de los bonistas no traería consecuencias graves.

 

Otro tema importante del encuentro de Argüello con Pompeo fue la futura jefatura del BID. Fernández impulsa al secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz, que ya fue funcionario de ese organismo. En relación a la Orgenización de Estados Americanos (OEA), Pompeo dijo que su país impulsa la reelección de Luis Almagro al frente del organismo.

Te puede interesar:  Fernández: "La idea es ir flexibilizando la cuarentena, pero esto es día a día"

 

Por último, la situación regional también tuvo su espacio. Cuestión en la que los dos gobierno tienen las mayores diferencias. En especial en los temas Venezuela y Bolivia. No obstante, el embajador argentino destacó algunos puntos en común. “Coincidimos en que hay un objetivo compartido, que es la urgente institucionalización a través de procesos democráticos, electorales, sin proscripciones, transparentes y abiertos que le permita a los países de la región recuperarse institucionalmente”, dijo Argüello. “No siempre estamos de acuerdo con la táctica, pero estamos de acuerdo en alcanzar el objetivo”, agregó el representante argentino.

 



Lee también: