Argentina y Brasil analizan el uso de monedas locales en el comercio bilateral

Scioli Paulo Skaf


El designado embajador en Brasil, el ex vicepresidente Daniel Scioli, y el titular de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, plantearon hoy la posibilidad de desdolarizar el intercambio bilateral y realizar las compensaciones de comercio exterior en reales y pesos.

 

“Comprendiendo las dificultades argentinas por el tema de divisas y la administración responsable del comercio, se planteó generar un mecanismo de compensación en reales y pesos, monedas locales. Es una necesidad mutua”, indicó Scioli a Télam.

 

 

Te puede interesar:  La irrupción del coronavirus y su impacto en Argentina

Luego de reunirse con Skaf en la sede de la Fiesp, en la Avenida Paulista de la ciudad brasileña, en el marco de una gira de dos días por la principal urbe de Sudamérica, el ex gobernador bonaerense aseguró que con este mecanismo “se facilitaría la certidumbre, la previsibilidad y se le agregaría más dinámica al comercio bilateral”.

 

Durante la reunión, que incluyó un almuerzo, se habló sobre la necesidad de los empresarios paulistas, el mayor grupo de influencia de Brasil, de que los países miembros del Mercosur ratifiquen el acuerdo de libre comercio anunciado en 2019 con la Unión Europea (UE).

 

La visita de Scioli a la Fiesp forma parte del inicio de sus contactos para asumir formalmente el cargo una vez que tenga el acuerdo del Senado, ya que el gobierno de Jair Bolsonaro le otorgó el placet apenas 24 horas después de su designación.

Te puede interesar:  Un marzo cargado de vencimientos en pesos

 

Este tema del comercio bilateral estará planteado en la reunión que mantendrán los cancilleres Felipe Solá y Ernesto Araújo el 12 de febrero próximo en el Palacio de Itamaraty, en Brasilia, la capital brasileña .

 

Scioli indicó también que la Fiesp tiene la voluntad de organizar un “encuentro megaempresario” con los presidentes de ambos países participando en la apertura o el cierre.

 

Pero este encuentro dependerá de la búsqueda de “un gran acuerdo con puntos de coincidencia entre ambos países”.

 



Lee también: