El bono de PBA y virus chino movieron el precio del dólar

dollar dólar


Por Luis Varela

 

El escenario financiero de Argentina y del mundo acaba de cambiar. Todo parecía muy sereno y en positivo hasta mediados de este mes, pero después todo cambió.

 

Hasta el día 15 se había logrado el acuerdo entre chinos y norteamericanos, había conversaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea, y ya casi estaba resuelto el Brexit, que se concreta el viernes próximo. Y a nivel local, Alberto Fernández había iniciado un mes conciliador. Así, con todo eso, el mundo estaba tranquilo y la plaza financiera argentina resucitaba: con el dólar acotado y las acciones y los bonos repuntando de manera significativa.

 

Pero el diablo metió la cola. El corona virus, que ya causó 43 muertos, generó un cambio de ánimo global, con aversión al riesgo, fuerte retroceso en las cotizaciones de las materias primas y la sensación de que la suba sin fin que marcaban las bolsas encontró una pausa, por lo que en bloque todos los inversores del mundo pasaron a comprar posiciones mucho más conservadoras.

 

Y a nivel local, el ministro de Economía, Martín Guzmán, abandonó su posición de muchacho educado y parsimonioso, y pateó el tablero diciendo con su cuchicheo inaudible que “la Nación no contempla ningún salvataje financiero por la deuda de la provincia de Buenos Aires”. A partir de ahí, el gobernador Axel Kicillof denunció que la deuda dejada por Vidal es “insostenible”, dijo que no puede pagar un bono hoy (el BP21), y detrás de eso, las acciones y los bonos perdieron todo lo ganado en el primer mes de Alberto, el riesgo país volvió a superar los 2.000 puntos, y lo más riesgoso de todo: el dólar libre pegó un salto, superando al hipotético techo de banda, del dólar turista.

 

Para entender el impacto del corona virus y de la posibilidad de default del BP21, veamos algunas variables:

 

1 – A lo largo de la última semana el dólar subió 2,7% en el Mep de la Bolsa porteña, 2,6% en el contado con liquidación, 1,1% en China, 1% en el mercado blue de Buenos Aires, 0,7% en Chile y 0,5% contra el euro, el real y el franco suizo. El dólar oficial argentino no varió. Y en cambio el billete verde bajó 0,4% contra la libra y cedió 0,8% contra el yen.

 

2 – Esto significa un gran cambio de tendencia respecto de lo que venía pasando en el mes. Y con los últimos valores, en lo que va de enero, el dólar sube 4,1% en Brasil, 3,4% en Chile, 1,7% contra el euro, 1,3% contra la libra y 0,6% contra el yen y el franco suizo. En Buenos Aires el dólar blue y el oficial no cambian (0%) y el dólar baja contra el yuan 0,4%.

 

3 – El susto por el corona virus y sus efectos debilitaron las cotizaciones de las commodities. Sólo el viernes hubo una dura baja del 2,1% para el petróleo, hasta US$ 54,20 por barril. Los metales básicos también estuvieron en descenso, con baja del 0,6% para el aluminio, caída del 1,7% para el cobre y desplome del 3,1% para el níquel. Igual los granos, en Chicago hubo baja del 0,8% para la soja, descenso del 1,5% para el trigo y caída del 1,8% para el maíz. Y en Rosario: el maíz cedió 0,7%, sin cambios en trigo y girasol. Como búsqueda de refugio continuó la suba de los metales preciosos: la onza de plata subió 1,6% y el oro ganó 0,6%, hasta su nuevo récord en siete años. Y las criptomonedas se reanimaron, con un repunte del 1% para el bitcoin.

Te puede interesar:  El 14 y el 22 de abril: dos fechas importantes para las definiciones externas

 

4 – Muchos inversores asustados resolvieron no operar. Así hubo una masiva compra de bonos en todas partes, con subas en sus precios contado y bajas en sus tasas a vencimiento. Salvo en el caso argentino, que ocurrió (por el BP21) todo lo contrario: hubo bajas en los precios contado y nuevo aumento en la tasa a vencimiento. La tasa a 10 años de Argentina (por el valor actual de sus papeles) subió 65 puntos, de 13,95 a 14,6% anual. India y Corea tuvieron una suba de 5 puntos. Pero todos los demás tuvieron Tires en baja, desde 5 puntos (México y Brasil) hasta 28 y 30 puntos (Canadá y Gran Bretaña).

 

5 – El movimiento, obviamente, impactó en el precio de las acciones. El viernes Wall Street cedió 0,8%, San Pablo bajó 1% y la Bolsa de Buenos Aires fue la peor de todas, con un descenso del 3% en pesos, pero del 3,8% en dólares. En la semana completa, sólo la Bolsa de Frankfurt terminó para arriba (0,4%), todas las demás bajaron: Bovespa 0,1%, Nasdaq 0,8%, Tokio 0,9%, Dow Jones 1,2%, Madrid 1,2%, México 1,5%, Santiago de Chile 4,9%, todo para abajo, y la Bolsa de Buenos Aires perdió 5,7% en pesos pero 6,6% en dólares.

 

¿Qué puede pasar a partir de hoy? Veremos día a día cual es el alcance del virus chino… Y en cuanto al BP21 y a la renegociación de la deuda nacional, en Economía dicen que en caso de que Buenos Aires caiga en un default “no tendría que haber efecto arrastre” para la deuda soberana. Afirman que el ministro de Economía, Martín Guzmán, trabaja “coordinado” con el gobernador bonaerense, pero repiten que, en el peor de los escenarios, no habrá un salvataje para la provincia con fondos nacionales saliendo en auxilio de La Plata.

 

Y especifican que “el Estado Nacional no es corresponsable jurídicamente por las deudas provinciales. Desde el punto de vista jurídico son jurisdicciones distintas”, insistieron en Economía en las últimas horas. Eso, de alguna manera, es una forma indirecta que está planteando Alberto: que cada quién se haga cargo de su propia negociación, por lo menos hasta que se repacte toda la deuda soberana.

 

El tema no es sencillo. Hoy lunes hay un día en la city porteña con muchos vencimientos. Deben pagar renta cinco bonos: 4 del Gobierno Nacional (A2E2, A2E7, X2E2 y X2E7) y 1 del bono de Chubut (PUL26). Y también deben pagar renta y amortización 3 bonos: 1 de la provincia de Buenos Aires BP21 (el que armó el actual lío), 1 de Córdoba CO26 y 1 de Neuquén NRH2. Y al mismo tiempo pagan renta 8 ON: Cía. Financiera Argentina CNL2O, Banco Ciudad de Buenos Aires BCIUM, Tarjeta Naranja TCQ2O y BNCMO, Banco de Galicia BY52O, Newsan WNC4O y WNC3O, Termica Roca GMFRO. Y pagan renta y amortización 2 ON: 1 de Santander Rio BNCLO y 1 de Petroagro PAC1O.

 

Es interesante ver de qué modo cada estado provincial se está armando para enfrentar sus vencimientos. Otras provincias, como Mendoza, Córdoba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Chaco emiten deuda en pesos para hacer frente a sus vencimientos en dólares. Y el Gobierno Nacional sigue avanzando en la refinanciación de la deuda que le vence en pesos y a la vez buscará conseguir una nueva reducción en el costo de endeudamiento, antes de enfrentar un cronograma más cargado que lo obligará a realizar una emisión por semana en febrero.

Te puede interesar:  El 14 y el 22 de abril: dos fechas importantes para las definiciones externas

 

De hecho, según está programado, el Ministerio de Economía licitará pasado mañana dos series de letras del Tesoro en pesos que se ajustan por la tasa Badlar (Lebad) y ofrecen un rendimiento extra a 4 y 6 meses de plazo. En el caso del título más corto, se trata de la reapertura de una Lebad ya emitida el 9 de enero y colocada a tasa Badlar + 175 puntos básicos que representaba entonces el 41,3% nominal anual.

 

Obviamente, en el exterior no diferencian si paga la provincia de Buenos Aires o la Nación. Desde el martes se discute en el Congreso la forma de renegociar la deuda con ley argentina, pero los bonos emitidos bajo la ley de Nueva York van a ser ejecutados si no se pagan, diga lo que diga el Congreso.

 

Este martes, mientras Diputados empiece a tratar el tema, el ministro Guzmán estará en Nueva York, disertando en un almuerzo del Council of the Americas en Nueva York. Espera lograr acuerdos por las cláusulas de acción colectiva, e ir llegando a nuevas programaciones de manera consensuada.

 

Hasta ahora, las calificadoras no parecen ver bien el tema. Fitch bajó la calificación para la deuda argentina en pesos a largo plazo a “default restringido”. Se trata del penúltimo escalón antes de caer en default. Y la agencia Standar & Poor’s (S&P) había tomado un camino similar al bajar a “default selectivo” su nota de la deuda argentina en moneda local. Asimismo, mantuvo en “CCC-C” y con perspectiva negativa la deuda en moneda extranjera.

 

Detrás de todo eso, el despertar que tuvo el dólar por la amenaza de default de Kicillof (con el CCL llegando a tocar $ 84 en lo peor de la semana) alteró los precios internos, que siguen moviéndose. Orlando Ferreres dijo que enero viene con una inflación más baja, del 2,6%. Pero es una inflación mentirosa, porque es con cepo al dólar y con tarifas congeladas por seis meses (¿Qué pasará el día 181?).

 

Además, como otra de las estrategias para desindexar y lograr menor rojo fiscal, Alberto Fernández (como hicieron Eduardo Duhalde y los dos Kirchner) buscan dar aumentos con sumas fijas, achatando la pirámide de ingresos. Hoy cobran la mínima 4,5 millones de personas y desde ahí hasta un maximo de $ 103.000 –pagando ganancias desde 84.000– unas 2,8 millones de personas.

 

Si efectivamente se da suma fija, esos 2,8 millones con mayores ingresos serán 2,8 millones de juicios potenciales. Y ya hay un antecedente en el Caso Badaro: la Corte se opuso al achatamiento de la pirámide y por el período enero 2002 a diciembre 2006) la Anses tuvo que pagar un ajuste del 87%. Desde aquel momento, la Anses tiene 300.000 juicios impagos pidiendo el ajuste Badaro, y se calcula que eso es una deuda de US$ 8.000 millones.

 

Con todo eso, más la suba de impuestos, sin cortes en el gasto público, Alberto enfrentará una economía con un PIB que no crece desde 2009.

 



Lee también: