Ahora, microdevaluaciones y final para la baja de las tasas

BCRA Lebac Leliq reservas macro inflación calma cambiaria Leliq


Por Luis Varela

 

Con gran acción y reacción, el Gobierno y los inversores siguen actuando a gran velocidad frente a los cruentos datos que va entregando la crisis, tanto a nivel mundial por el virus chino, como a nivel nacional, por el cambio de Gobierno, la renegociación de la deuda y el intento por frenar el complicado proceso inflacionario.

 

A nivel mundial los números de ayer no fueron tan malos, pero si evidencian que los niveles de actividad van marcando otro compás. Ayer, por ejemplo, se vio un repunte de casi 1% para el petróleo, hasta US$ 53,62 por barril. Se observó firmeza en los metales preciosos, con el oro subiendo 0,4% y la onza de plata mejorando 0,5%. Pero hubo cierre mixto para los metales básicos, con repunte del 0,5% para el níquel, pero el aluminio cedió 0,6% y el cobre perdió otro 0,9%, por lo que su valor cayó al menor nivel de veintiún meses.

 

De igual manera, se está anotando cierto empantanamiento en el valor de los granos. En Chicago, por ejemplo, ayer hubo una baja del 0,2% para la soja, una merma del 0,6% para el maíz y un descenso del 1,3% para el trigo. Mientras que en Rosario se anotó una suba del 2,1% para el maíz, pero una baja del 0,5% para el trigo, merma del 0,8% para el girasol y, atención, un descenso del 4% para la soja.

 

La única colocación que, como el oro –que está en máximos de siete años– continúa levantando es el panel de criptomonedas, ya que ayer se vio una nueva suba del 3,5% para el bitcoin, con clima mixto en el resto de las cripto, con gran evidencia de inversores buscando refugio en este tipo de valores.

 

Ayer mismo, mientras se sellaba el divorcio definitivo entre Gran Bretaña y la Unión Europea, Donald Trump firmó el T-MEC, el nuevo pacto comercial con México y Canadá. La Bolsa de México festeja, convirtiéndose en la mejor de todo el espectro a lo largo del mes de enero.

 

En realidad, todas las naciones están en clara revisión, ya que los niveles de actividad no confirman a nadie. Por esa misma razón, la Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios sus tasas de interés base, atenta a “acontecimientos mundiales” para decidir futuros pasos.

 

Y detrás de esa decisión, hubo reacciones monetarias. En el exterior, el dólar subió 0,9% en Chile, 0,8% en Brasil, 0,2% contra el euro y 0,1% contra la libra, pero cedió 0,1% contra el yen y bajó 0,2% en México. Y atención que la debilidad de los vecinos brasileños y chilenos complica el 40% del comercio exterior argentino.

 

Por esa misma razón, un día después de la reunión del ministro Martín Guzmán con la gente del FMI en Nueva York, el Banco Central acaba de dar el paso definitivo, para abandonar del todo el tipo de cambio fijo, que utilizó como intento de estabilización inflacionaria en el primer mes con Alberto Fernández en el poder, pero ahora volvemos al crawling peg, un sistema de tipos de cambio definido por dos principales características: un valor nominal fijo de la divisa que es frecuentemente revisado y ajustado debido a factores de mercado como la inflación; y una banda de tipos en la cual puede fluctuar.

 

Por esa razón, ayer los tipos de dólar variaron completamente. El dólar mayorista subió otros 6 centavos, hasta $ 60,24, con el Banco Central perdiendo más reservas: ayer bajaron en US$ 39 millones y por lo tanto quedaron en US$ 45.062 millones. Con el dólar turista bajando 13 centavos, hasta $ 81,86. El dólar oficial bajó 10 centavos hasta $ 62,97. El dólar blue terminó sin cambios a $ 78,25. El dólar mep o dólar Bolsa bajó 70 centavos hasta $ 82,10. El contado con liquidación bajó 52 centavos hasta $ 84,11. Y finalmente hubo una brecha del 24,3% entre el dólar oficial y el blue y brecha del 39,6% entre el ccl y el mayorista. Al tiempo que, medidos en pesos, la libra subió 26 centavos hasta 78,272, el euro subió 16 centavos hasta 66,21 y el real subió 7 centavos hasta 14,24.

 

Con avances ante el FMI y en el Congreso, el Central profundizó el cambio de estrategia. Abandona el tipo de cambio fijo y deja de bajar las tasas. El dólar libre equilibrio y el riesgo cedió apenas. Pero los bonos y la Bolsa bajaron. Luego de un enero con necesidad de pesos, febrero vendrá distinto.

 

El Banco Central también parece haber finalizado su etapa de baja de tasas en los plazos fijos. Ayer por este tipo de colocaciones se pagó 34% por plata chica y 35% por plata grande. Pero con cada vez más ahorristas montados en los plazos fijos atados al CER, y revisando sus posiciones para ver qué hacen con pesos que pierden valor día a día frente a los precios internos.

 

También hubo novedades en el Congreso, ya que Diputados avanzó con la ley de normalización de la deuda. Pero el mercado apenas sintió ese paso, ya que los bonos siguieron débiles, aunque el riesgo país cedió 62 puntos básicos, hasta 2.040, porque el Fondo anunció que manda a su gente nuevamente en febrero. Y también para el 5 de febrero se arma la reunión en el Vaticano, con la presencia de Guzmán y el FMI frente al Papa, para buscar un acuerdo que permita flexibilizar el tema de la deuda.

 

Así y todo, con gran volumen operado, la caída de los bonos argentinos continúa. El 80% de lo operado en bonos se transó en siete papeles: AY24 40%, AF20 12%, TO26X 10%, AF20X 6%, AA22X 5%, TC21 3% y AY24X 3%. Y en los extremos se vieron subas del 2,5% al 6,5% para los bonos AC17X, A2E7, A2E7D, A2E2D, TO21Z, BDC22, A2E2, DICYD y BPLDD. Y caídas del 2% al 12% para los bonos AA22Y, PF23D, AY24Y, TO23X, TO23Z, PAA0D, AA22X, AA22Z y PBA25.

 

Las bolsas del mundo están con mucha duda por el virus chino, por lo que los inversores están desensillando de las acciones. Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: el S&P bajó 0,1% pero el Dow y el Nasdaq subieron 0,1%. Al tiempo que se vio una baja del 0,9% en la Bolsa de San Pablo y una suba del 0,9% en la de México, gracias al nuevo acuerdo con Estados Unidos.

 

Pero en la plaza bursátil local las malas noticias continúan. Con $ 655 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires bajó 1,2% y se convierte en el peor recinto a nivel mundial de enero, con una caída mensual del 3% en pesos o dólares.

 

Ayer la volatilidad fue altísima. En los extremos hubo subas del 2% al 6,7% para Consultatio, Introductora, Molinos, Banco Patagonia, Ferrum, Rigolleau y Capex. Y caídas del 3% al 6% para Rosenbusch, Gas Natural, Camuzzi, Aluar, Juramento, Loma Negra, Ternium, Longvie, Pampa E, Agrometal y Clarín. Al tiempo que los ADR argentinos que se transan en Nueva York mostraron alzas del 1% al 2% para Irsa P e YPF; con bajas del 1% al 3,8% para Globant, Irsa I y Cresud.

 



Lee también: