Trump anunció que restablecerá aranceles sobre el aluminio y acero de Argentina y Brasil



La relación bilateral de Alberto Fernández con Estados Unidos comenzará con un desafío no menor porque el Gobierno de ese país reestablecerá aranceles para el acero y el aluminio procedente de Argentina, tal como anunció hoy el presidente Donald Trump. En Twitter, obvio.

 

En su cuenta de la red social, el mandatario estadounidense afirmó que la medida incluye también a los productos brasileños, dado que “Brasil y la Argentina han estado llevando adelante una devaluación masiva de sus monedas”.

 

 

“Brasil y Argentina han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas. Lo que no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, con vigencia inmediata, restableceré los aranceles sobre todo el acero y aluminio que se envía a Estados Unidos desde esos países”, dijo Trump.

Te puede interesar:  Alberto Fernández justificó las retenciones: "Todos tenemos que hacer un esfuerzo y el campo también"

 

Trump aprovechó el “hilo” para cargar contra Jay Powell, una vez más. El Jefe de la Casa Blanca solicitó a Powell, chairman de la Reserva Federal, que “baje las tasas”, relaje la política (“loosen”, en inglés) y que actúe frente a “los países que se benefician de un dólar fuerte devaluando sus monedas”. Nada parece dejarlo conforme: Powell ya bajó las tasas en 2019. Trump cree que, cuanto más bajas sean las tasas, más chances tiene de conseguir su reelección en 2020.

 

Sin embargo, la fortaleza de la moneda verde es consecuencia del mejor desempeño de la economía de ese país con relación a la de los demás desarrollados y, hasta tanto esa brecha no se acorte, el dólar seguirá fuerte más allá de lo que haga la Fed y/o pida Trump.

Te puede interesar:  Las últimas horas de Tinelli: entre la victoria contundente en San Lorenzo y tuits sobre el Plan Alimentar

 

Por otra parte, no es exacto comparar las depreciaciones de Brasil y Argentina con las de China, por ejemplo. En Brasil se devaluó el real en un contexto de crisis política regional y en Argentina, el deterioro del peso es producto de múltiples factores y el Gobierno, más que inducirlo, ha procurado limitarlo con el supercepo.

 

Los argumentos de Trump no son válidos para estos países. Jair Bolsonaro ya dijo que buscará revertir la medida en una negociación directa con Trump mientras que, a Argentina, la “bomba” la sorprende en plena transición.

 

Las acciones anunciadas por el presidente Trump resultan contraproducentes, y solo aplicarán más presión sobre ambas monedas.