La batalla sobre el impuesto digital se intensifica: Francia dice que responderá “con contundencia” a Trump



El gobierno de Francia dijo hoy que la Unión Europea tomará represalias si Estados Unidos sigue adelante con la amenaza de golpear unos US$ 2.400 millones de productos franceses con aranceles en una disputa sobre cómo se grava a las grandes empresas tecnológicas.

 

La decisión de la oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos marca un revés para los esfuerzos por detener un conflicto sobre un impuesto a los servicios digitales. El gravamen, que según el presidente Donald Trump “discrimina a las compañías estadounidenses”, afectaría los ingresos de las grandes compañías tecnológicas, incluidas Google, Apple, Facebook y Amazon.

 

Ayer, en la víspera del inicio de una cumbre de la OTAN que promete escalar la tensión entre Washington y París, Trump anunció que impondrá aranceles por US$ 2.400 millones y de hasta el 100% del valor a ciertos productos franceses con foco en los vinos espumosos, quesos, bolsos y maquillaje.

Te puede interesar:  El desempleo, lo que más preocupa

 

El mandatario dijo que su decisión era en represalia al gravamen que estableció París a los servicios digitales de grandes empresas tecnológicas estadounidenses, como Google y Facebook.

 

El impuesto, sancionado el 11 de julio por el Parlamento, implica el pago del 3% de las ventas que generen en Francia aquellas empresas digitales extranjeras con ingresos superiores a los 750 millones de euros (US$ 830 millones), de los cuales al menos 25 millones de euros se generen en el país europeo.

 

Si bien se espera que el tributo alcance a al menos 30 compañías de procedencias como China, Alemania, España y Gran Bretaña, la mayoría de estos grupos tiene su sede en Estados Unidos.

 

“Las cosas están claras entre los europeos: si hubiera nuevas sanciones estadounidenses, la UE estará dispuesta a responder”, insistió Le Maire, citado por la agencia de noticias EFE.

 

Es probable que los aranceles estadounidenses y el impuesto francés sean una prioridad durante una reunión entre Trump y Emmanuel Macron al margen de una conferencia de la OTAN en Londres hoy. Acordaron en agosto tratar de llegar a un compromiso, pero la semana pasada expiró un plazo de 90 días para las conversaciones.

Te puede interesar:  Italia en su peor momento: más de 10.000 muertos y primeros saqueos en supermercados

 

Macron argumenta que es necesario avanzar con un impuesto sobre las empresas tecnológicas porque la estructura de la economía global se ha desplazado a una basada en datos, lo que hace que los sistemas actuales sean arcaicos. Su gobierno está tratando de usar el impuesto nacional como moneda de cambio en su impulso por un acuerdo bajo la OCDE.

 

El gobierno francés dice que es urgente revisar las reglas impositivas porque la tasa impositiva promedio para las compañías digitales en la Unión Europea es solo del 9.5%, en comparación con el 23.2% para otras compañías.

 



Lee también: