El turf argentino termina el 2019 sin Falero y con el apoyo del gobernador Kicillof



El turf argentino termina 2019 sin la presencia del jockey uruguayo Pablo Gustavo Falero, retirado y quien ya mismo comenzó a trabajar en su nueva labor como entrenador, y con las primeras caricias del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien no dudó en anunciar su apoyo a esa actividad productiva.

 

La ausencia del multicampeón Falero como jockey es algo que ya se venía hablando desde el 2018 cuando lo deslizó tras cumplir 54 años. Ante la pena y la tristeza del ambiente burrero, el uruguayo hizo honor a su palabra y se bajó definitivamente de los caballos en el Gran Premio Carlos Pellegrini, el pasado 14 de diciembre.

 

Falero se fue con más de 9.000 carreras ganadas, 16 estadísticas entre Palermo y San Isidro y con un cariño del público que lo terminó convirtiendo en ídolo y en un ejemplo a seguir para los jinetes más jóvenes.

 

 

Cuando llegó a Buenos Aires en 1991 desde el hipódromo de Maroñas, Montevideo, nadie se animó a vaticinar semejante éxito. Falero, en el mayor de los silencios, fue armando una campaña profesional que terminó siendo la envidia de muchos.

 

Hoy Falero ya está listo para trabajar como cuidador con los caballos del stud Vacación, el mismo que en 1991 le abriera las puertas para que comenzará a ganar grandes premios y clásicos de Grupo I. “Con el Vacación tengo una relación muy seria que fui construyendo en estos 28 años de amistad y grandes triunfos”, sostuvo en sus primeras mañanas de trabajo en las pistas de ensayo de San Isidro.

 

El próximo 6 de enero correrá el Gran Premio Eliseo Ramírez en el Hipódromo de Maroñas, carrera que significará su despedida del público uruguayo.

 

Kicillof, durante la campaña a gobernador, junto a los dirigentes Antonio Bullrich, Ignacio Pavlovsky y Diego Quiroga.

 

Paralelamente, en el año de despedida del legendario jinete, el turf argentino sufrió serios problemas económicos. Para reparar esa situación, Kicillof prometió “acompañar como se merece a una actividad productiva como el turf”, lo que hizo cambiar el rostro de los directivos de los hipódromos de San Isidro y La Plata.

 

“Una de las peores cosas que puede pasar es la mentira. Escuché esos falsos discursos de luchar contra una mafia como si ustedes fueran eso. Se dijeron muchas cosas del turf que no corresponden”. Asimismo, Kicillof mostró un conocimiento importante sobre la industria y detalló: “Es una actividad productiva muy importante que al mismo tiempo aporta divisas (…) A mí, como observador externo, me pareció fantástico el trabajo que hay y la inversión que se ha hecho. Además, vi que tiene cuestiones genéticas y de alta tecnología que me resultaron sorprendentes, obviamente los vamos a tener en cuenta”.

 

La ministra de gobierno bonaerense, Teresa García, fue a San Isidro el día del Gran Premio Carlos Pellegrini y entregó premios como mensaje de un cambio de aire para la actividad hípica.

 

 

 

 



Lee también: