El BCRA vendió US$ 70 millones para contener al dólar mayorista

Dólar TRUMP


Comenzando la última semana previa al traspaso presidencial, la divisa fue impulsada por la demanda por cobertura. Con ventas de bancos oficiales, la cotización del dólar mayorista se sostuvo a $59,77 para la compra y $59,97 para la venta, solo tres centavos sobre el valor del viernes.

 

El dólar minorista, mientras tanto, siguió a $65,25 en el BNA y el blue retrocedió a $68,25.

 

A la vez, el dólar Mep operó a $72,54 y el contado con liqui a $75,14.

 

Tal como explicó Gustavo Quintana, operador de cambios en PR, la autoridad monetaria volvió a intervenir en forma directa en el mercado hoy, una estrategia que no aplicaba desde fines de agosto pasado.

 

 

La tasa de Leliq, por su parte, siguió estable en 63%. En la primera licitación se adjudicaron $153.581 millones y en la segunda $30.036 millones, a una tasa máxima de 63,01% y mínima de 63%. En total, se otorgaron $183.617 millones.

 

“Hay que destacar que el BCRA tomó dinero del mercado de pesos, haciendo que no haya mucho disponible para que los bancos puedan recomponer sus posiciones en dólares, ya que la suma ingresada de más en Leliq constituida hoy fue de $ 60.191 millones (US$ 1.003 millones)”, analizó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

 

“Se espera que todo se acelere esta semana. Se tendrán definiciones de gabinete (con sorpresas o sin ellas) y quizás algunas medidas puntuales que puedan comenzar a delinearse  para después del 10 diciembre”, dijo a Reuters Lucas Gardiner, analista de Portfolio Personal Inversiones.

 

A la incertidumbre local se suma el contexto internacional, en un día relevante para el país, pero negativamente: Donald Trump anunció a través de Twitter que decidió restablecer los aranceles sobre el acero y el aluminio de Brasil y Argentina,generando un impacto en los mercados del mundo.

 

Ambos países habían logrado ser excluidos de la suba generalizada impuesta por Estados Unidos a esos productos en marzo de 2018. El argumento utilizado es que Brasil y Argentina se han visto favorecidos por la devaluación de sus monedas, “lo que no es bueno para nuestro agricultores” afirmó Trump.

 

Por supuesto que no podía faltar una crítica a la Reserva Federal a la que Trump le solicita que “baje las tasas” y que actúe frente a “los países que se benefician de un dólar fuerte devaluando sus monedas”.

 

De todas maneras, la fortaleza de la moneda de Estados Unidos es consecuencia del mejor desempeño de la economía de ese país con relación a la de los demás desarrollados. Y hasta tanto esa brecha no se acorte, el dólar seguirá fuerte más allá de lo que haga la Fed. Por otra parte, en Brasil se devaluó la moneda en un contexto de crisis política regional y en Argentina, el deterioro del peso es producto de múltiples factores y el Gobierno ha procurado limitarla.

 

Los argumentos de Trump no son válidos para estos países. Jair Bolsonaro ya dijo que buscará revertir la medida en una negociación directa con Trump mientras que a Argentina la sorprende en plena transición.

 

También a través de Twitter, Trump destacó las ventajas de la suba de aranceles dado que desde que fueron implementados en marzo de 2018 las acciones subieron 21% y están ingresando más dinero al país.

 

Según trascendió en las últimas horas, el canciller Jorge Faurie mantuvo un diálogo telefónico con el secretario de Comercio de los Estados Unidos, Willbur Ross, para empezar a destrabar los aumentos.

 

“Se empezó a negociar en distintos niveles, para ver como se puede encarar el tema”,  dijeron voceros del Palacio San Martín.