Sigue el caos en Bolivia con 22 manifestantes muertos, ataques a periodistas y cruces de Áñez con Alberto



A una semana de que Evo Morales fuera expulsado por los militares del país, luego de lo cual aceptó el exilio en México, la muerte en fuertes disturbios de al menos nueve personas agravó este fin de semana aún más la grave situación que sufre Bolivia, mientras los políticos intentan avanzar hacia unas nuevas elecciones, como solución a la crisis en el país desde la renuncia de Evo Morales.

 

Los féretros de algunos de los fallecidos comenzaron este sábado a llegar a Cochabamba, capital de la región homónima, la más castigada por la violencia desatada tras los comicios del 20 de octubre que desembocaron en la forzada salida de Morales del país.

 

Las protestas en Bolivia ya dejaron un saldo de 22 muertos, más de 500 heridos y de 600 detenidos.

 

 

Los ataúdes de cinco de los fallecidos en los disturbios del viernes fueron recibidos con gritos clamando justicia frente al Instituto de Investigaciones Forenses en Cochabamba, en el centro del país.

 

Familiares y amigos insistieron en las denuncias sobre una dura intervención de policías y militares el día antes, cuando una marcha de cocaleros afines a su líder Evo Morales intentaba entrar en Cochabamba.

 

El Gobierno interino de la autopraclamada presidenta Jeanine Áñez sostiene que no está claro que los disparos mortales fueran de policías y militares, que desde el lunes pasado patrullan conjuntamente las calles.

 

Un equipo de forenses enviado por la Fiscalía investiga las muertes en los disturbios más graves desde las elecciones, con más de un centenar de heridos y cerca de 200 detenidos.

 

 

El gobierno interino emitió ayer un decreto para eximir a las Fuerzas Armadas de responsabilidades penales en la represión.

Te puede interesar:  Los gestos de unidad de Alberto Fernández en su mensaje

 

“El personal de las Fuerzas Armadas, que participe en los operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública, estará exento de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actúen en legítima defensa o estado de necesidad”, estableció el decreto conocido ayer pero que cuenta con fecha del viernes.

 

 

Asimismo, añadió que “Las FFAA deberán enmarcar sus actuaciones conforme lo establece el Manual del Uso de la Fuerza aprobado, pudiendo hacer uso de todos los medios disponibles al riesgo de los operativos”, lo que habilita a las fuerzas del orden a contrarrestar las manifestaciones con armas de fuego.

 

El presidente electo, Alberto Fernández, criticó el decreto en un tuit. “El gobierno de facto que usurpó el poder en Bolivia ha liberado a las Fuerzas Armadas para que actúen sin tener que responder por sus crímenes”, señaló Fernández en su cuenta oficial de Twitter.

 

El mandatario electo posteó además una foto del decreto firmado por Áñez y parte de su gabinete y remarcó: “Crece el número de muertos. El Gobierno argentino calla. La OEA (Organización de Estados Americanos) avala”.

 

Entretanto, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció hoy un “uso innecesario o desproporcionado de la fuerza” por parte de las fuerzas de seguridad en Bolivia.

 

La única salida a la crisis más profunda en Bolivia desde la “guerra del gas” de 2003, que dejó más de 60 muertos, parece ser por ahora una nueva cita con las urnas, un proceso que podría demorarse unos tres meses.

Te puede interesar:  Larreta asumió en la Ciudad y le pidió “diálogo” a Alberto

 

Para agilizarlo, hoy el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, que controla el Parlamento, anunció para el martes una sesión que inicie el proceso, que pasa primero por nombrar un nuevo órgano electoral que suceda al anterior, cuyos miembros están procesados y algunos ya en prisión por el supuesto fraude del 20 de octubre.

 

Ese órgano electoral debe salir de una Asamblea Legislativa en la que el MAS tiene mayoría de dos tercios, frente a una oposición que sustenta el gobierno provisional de Áñez, que reiteró hoy que su objetivo es lograr nuevas elecciones, pero para ello tiene que entenderse con el MAS en un Parlamento que aún no se ha pronunciado sobre la renuncia de Morales.

 

Ataques a periodistas argentinos

 

La periodista de la señal TN, Carolina Amoroso, vivió un momento de tensión mientras realizaba una cobertura en las calles de La Paz, donde junto a su equipo de trabajo fueron increpados por manifestantes bolivianos que les gritaron “mentirosos” y “váyanse a su país”, entre otras hostilidades.

 

Este momento difícil vivido por la cronista de TN no es el primero que ocurre en las calles de La Paz se suma al que vivió el periodista de América TV, Rolando Graña, quien también sufrió una escena de agresión mientras cubría la situación en la misma ciudad.

 

Luego de estos episodios, los periodistas argentinos que estaban cubriendo los sucesos en Bolivia, fueron evacuados y ya se encuentran en Argentina.

 

 

Al respecto ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, señaló que “no están dadas las garantías de trabajo en la calle”. Según dio a conocer en Twitter, un grupo especial de Gendarmería participó en territorio boliviano para “rescatar” a los periodistas y sus equipos.

 

 

 






Diario EL ECONOMISTA

martes 10 de diciembre, 2019
Edición N° 4284
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933