Esperando definiciones, hay una tensa calma con el riesgo en baja

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado


Por Luis Varela 

 

A apenas diecinueve días de la asunción de Alberto Fernández como presidente de Argentina, la condición de cada día sigue siendo la misma: hay malísimas noticias en la economía real, con un clima estático en el mercado cambiario, tasas bajando lentamente y títulos locales sumergidos en un sube y baja, de la mano de cada rumor que va apareciendo.

 

Ayer a la acciones les tocó una rueda con pocos pesos operados y precios en general en baja, mientras que los títulos públicos volvieron a actuar sostenidos, por lo que el riesgo país de Argentina bajó otros 49 unidades hasta 2.225 puntos, 310 puntos por debajo del peor momento de hace diez días.

 

Con una incertidumbre total, con empresarios, inversores y ahorristas suponiendo que Alberto hace los planteos y que Cristina finalmente aprueba o rechaza, la idea inicial del nuevo Presidente parece ser asignar un aumento consistente a los sueldos bajos, sin mover demasiado los altos, y realizar una definición rápida para el tema de la reprogramación de la deuda argentina.

 

Por supuesto, este esquema genera muchas dudas entre empresarios, ante la posibilidad de un aumento sin consenso, así como también provocó mucha incertidumbre en propietarios la media sanción de nueva ley de alquileres, y muchos se preguntan sin la nueva ley de góndolas terminará beneficiando a inspectores que engordarán sus bolsillos, sin que haya resultados positivos reales para los compradores.

 

Sobre la ley de alquileres hay debates de todo tipo. El valor de las propiedades tiene una gran distorsión y la renta que se consigue es bajísima. Según la UADE, un departamento en Recoleta vale 63% más que uno en Boedo. Y, según Armando Pepe, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios, la renta anual por alquiler en Argentina es del 2,3%, en Uruguay del 6% y en Chile del 5,5%.

 

Y por si hubiera otro sector para intervenir, se supo que regularán las criptomonedas, por lo que los precios de ese sector se desploman todavía más.

 

Pero hay una verdad: el precio del dólar sigue totalmente congelado: el oficial subió 1 centavo hasta $ 62,91, el blue cerró sin cambios a $ 66,75 y hubo una suba de 7 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 59,80, con el Banco Central ganando US$ 39 millones para las reservas, por lo que ahora tiene US$ 43.536 millones.

Te puede interesar:  El Banco Central se asustó y flexibilizó el dólar y las tasas

 

Al mismo tiempo, para ratificar la quietud cambiaria, se vio una baja de 32 centavos para el contado con liquidación, hasta $ 75,02. Por lo que la brecha quedó en el 6,1% entre el dólar oficial y el dólar blue, con el ccl y el mayorista a una distancia del 25,4%.

 

En el exterior, mientras Estados Unidos y China siguen pulseando la salida de su guerra comercial, el dólar subió 0,6% en Chile, 0,1% contra el euro y la libra, no cambió con el yen pero bajó 0,1% en Brasil y 0,5% en México. Y, en consecuencia, medidos en pesos, la libra subió 10 centavos hasta $ 77,17, el euro subió 6 centavos hasta $ 66,12 y el real subió 5 centavos hasta $ 14,26. En cuanto al costo del dinero, la tasa de las Leliq sigue congelada en el 63% anual y cada vez está más lejos de los plazos fijos. Por la plata chica los bancos bajan más rápido las tasas para la plata grande: pagan entre 43% y 47% anual.

 

El canje de bonos sigue concentrando la atención, con todo tipo de rumores, de los más disparatados. El especialista Miguel Kiguel afirmó que “los bonos argentinos tienen hoy precios irrisorios, y Argentina no tiene hoy una gran deuda, el tema es que nadie nos cree, el tema es nuestro prontuario. Es importante que la reestructuración la hagan rápido y que a los bonos de ley local se les tiene que dar un tratamiento equitativo a los de ley extranjera. Frente a todos estos cambios, mientras hay una baja para los bonos de Canadá, Brasil y la India; con suba para los bonos de Italia, los títulos argentinos siguen recuperando desde el fondo del pozo. El 80% de lo operado en bonos se transó en cuatro papeles: AY24 38%, AA22X 31%, TJ20X 5% y AY24X 5%. Y, con doble volumen, hubo otro día con subas consistentes para los bonos argentinos. En los extremos se vieron subas del 3% al 12% para los bonos DICPZ, TVPAD, PBD19, DICPX, AC17X, A2E2D, DICYX, A2E7 y AA37. Y un desplome de más del 24% para los bonos AA22C, BP28C, AL36C y S24DC y bajas del 5% al 7,5% para los BPLDD, BPMDD y TJ20Z.

Te puede interesar:  En 2019 se construyeron 50.000 m2 de oficinas premium

 

Con mayoría de bajas bursátiles en el mundo, se vio un descenso del 0,1% al 0,3% en los índices de la Bolsa de Nueva York (con subas para Canopy y Uber entre otras y con bajas para ADV, Kraft y Best Buy). Mientras que se registró una suba del 1,5% en la Bolsa de San Pablo y una caída del 0,8% en la de México.

 

En el mercado local se cortó la racha: Que Guillermo Nielsen se queda, que viene Roberto Lavagna, nadie sabe qué va a pasar, y con $ 463 millones de pesos operados, la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,5%, con el 80% de lo operado en acciones transado en nueve papeles: G.F. Galicia concentró el 17% de los negocios totales, YPF el 13%, y Pampa E el 11%.

 

En los extremos hubo subas entre el 2% y el 7,7% para Boldt, Irsa, Camuzzi, Dycasa, Capex, Semino, Costanera, Metrogas y Aluar. Con bajas del 2% al 4,7% para Morixe, TGN, Indupa, ByMA, Patagonia, Grupo Oeste, Pampa E, Tglt y Banco Hipotecario.

 

Y entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York el clima fue mixto, con subas del 1% al 4,9% para Irsa, Ternium, Despegar, Central Puerto, Mercado Libre y Galicia; bajas del 1% al 2,3% para Irsa P, Francés, Loma Negra, Pampa E y TGS.

 

Finalmente, en commodities el panorama estuvo muy repartido. Hubo un salto del 3,5% para el petróleo, hasta US$ 57,64 dólares por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: merma del 0,4% para la onza de plata y baja del 0,6% para el oro. Los metales básicos actuaron mixtos: repunte del 1,2% para el níquel, aluminio sin cambios y baja del 0,6% para el cobre. En Chicago hubo suba del 0,5% para el maíz, merma del 0,4% para la soja y baja del 1,3% para el trigo. En Rosario se vio un salto del 3,4% para el girasol, suba del 0,6% para el trigo y baja del 0,8% para la soja. Y hubo un desplome de casi 6% para el Bitcoin, con bajas aún mayores para el resto de las criptomonedas.



Lee también: