En medio de una fuerte rosca política, con la decisión de Riquelme, el macrismo también puede perder Boca tras 24 años



El mundo Boca vive sus horas más agitadas luego de la confirmación de las listas y de las declaraciones del máximo ídolo y referente del club, Juan Román Riquelme, que confirmó en una entrevista con Fox Sports que, tras ocho años afuera de la institución, será candidato a vicepresidente segundo del club en la fórmula que encabezan Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, principal lista opositora al actual oficialismo para las elecciones del 8 de diciembre.

 

 

El anuncio fue realizado por el propio Riquelme en el programa “90 minutos” por su amistad con el conductor del ciclo, Sebastián “Pollo” Vignolo, donde también informó que el partido despedida anunciado para el 12 de diciembre se posterga para mitad del año que viene.

 

“Tomé la decisión: voy a ir de vicepresidente segundo de la fórmula en la que están Jorge Ameal y Mario Pergolini. Sé que ambos me van a ayudar. Yo no estoy preparado para ser presidente de mi club. Trataré de hacer lo mejor. Yo me voy a encargar del fútbol. Yo creo que ahí puedo ayudar”, anunció  Román, de 41 años, que con Boca ganó una Copa Intercontinental, tres Libertadores y cinco torneos locales.

 

“Yo quería que estuvieran todos juntos y así lo dije en este mismo canal hace 15 días; sabía que era algo bastante complicado y no pudo ser. Yo hago lo que siento, lo que creo que esta bien. Quería la unidad y no se pudo”, agregó.

 

Riquelme admitió que lo llamaron tanto del oficialismo, que llevará como candidato a presidente a Christian Gribaudo, y de la lista de Ameal.

 

De las múltiples versiones que trascendieron de reuniones donde participó Román, se habló de la presencia de Sergio Massa y Agustin Vila, hijo del empresario Daniel Vila, y hasta de un llamado del presidente electo Alberto Fernández para terminar de convencerlo.

 

 

“A partir de eso tomé una decisión -dijo-. Se comunicaron conmigo el oficialismo y Ameal. Se reunieron con mi representante (Daniel Bolotnikof) y mi hermano Cristian. Yo a (José) Beraldi (otro de los candidatos) le tengo cariño, hablé con él hace muchos meses, pero cuando pedí la unidad no se comunicó conmigo”.

 

Luego comentó: “Esto empezó cuando perdimos la final de la Libertadores el año pasado ante River en Madrid y mi hijo me preguntó cuándo iba a volver. Siento que es el momento de volver a mi club. Sentirme cerca hace que cada día esté mejor. Ahora son los hinchas los que me tiene que hacer volver. Creo que el hincha quiere lo mismo que yo y lo vamos a poder hacer todos juntos. Si se los comunico es porque sé que puedo hacer las cosas bien. Si no me quedo en mi casa”, indicó.

 

Riquelme no quiso referirse a nombres de jugadores o posibles entrenadores, y se limitó a responder: “Si ganamos el 9 de diciembre les voy a contestar”.

 

Respecto de la postergación de su partido despedida, el ex jugador indicó: “Va a tener que esperar. Tiene que ser algo divertido, una fiesta. Ojalá que se pueda hacer en junio y al que le toque ganar me dé permiso para hacerlo. Ahora era muy reciente, después de las elecciones, y la verdad que me di cuenta de que por muchas circunstancias no era el momento adecuado. Estábamos en el medio de una elección. No quería molestar”.

 

 

Bajas y más apoyo para Ameal-Pergolini

 

A horas de conocerse que Riquelme jugaría para la oposición, hubo un repliegue de las listas que le sumaron apoyo a Ameal, de agrupaciones que también se presentaban a las elecciones.

 

El sector liderado por el sindicalista y dueño de medios Víctor Santa María, Santiago Carreras (Boca Somos Todos) y Pablo Abbatangelo (La Bombonera) depuso sus candidaturas para seguir a Riquelme y brindar su apoyo a su lista.

 

“En un año electoral es imprescindible trabajar sin vanidades y dejando los egos de lado, poniendo a BOCA por sobre todo. Desde nuestro espacio hemos analizado y trabajado para acercar nuestras ideas para el club que se viene”, aseguraron en un comunicado.

 

 

También sumó a la agrupación del ex dirigente César Martucci (Corazón Boquense) que también comunicó su decisión vía Twitter. “Mi obsesión era la unidad de Boca. Fui coherente y juntos lo logramos parcialmente, logro al fin. En virtud de esa unidad, se consolidaron posiciones firmes vinculadas al gobierno del club y decidimos apoyar la fórmula Ameal-Pergolini por ser la propuesta más próxima a la nuestra”, escribió.

 

 

Tres listas

 

La contienda que se definirá el sábado 8 de diciembre en la Bombonera tendrá tres listas que pujarán por la presidencia. Christian Gribaudo será el candidato del oficialismo. De 46 años, llegó al club de la mano de Angelici, fue funcionario de la gobernadora María Eugenia Vidal, y hasta hace un mes fue el secretario general de Boca.

 

“La mitad más vos” es el nombre de la lista que encabezará Gribaudo con el polémico Juan Carlos Crespi como vicepresidente 1° y presencias de directivos históricos entre los vocales como Carlos Aguas, Marcelo London y Horacio Paolini, entre otros.

 

La principal lista opositora la encabeza Ameal, de 71 años, presidente del club entre noviembre de 2008 y diciembre de 2011 que tendrá  como vicepresidente al empresario de medios Mario Pergolini, y a Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo.

 

La última lista la encabeza el empresario del transporte José Beraldi del frente “Unidos para volver a ganar”, que tiene como vicepresidente a Rodolfo ‘Royco’ Ferrari.