Cierran más el cerco, pero los pesos se siguen yendo al dólar



Por Luis Varela 

 

Como si se tratara de un perro que intenta morderse la cola, el Banco Central sacó ayer una nueva circular, ampliando un poco más el cepo cambiario, esta vez trabando operaciones con tarjetas de crédito y diversas operaciones de azar, con criptomonedas y otros movimientos, pero a pesar del nuevo intento, el precio del dólar volvió a mostrar los dientes, y la brecha cambiaria del dólar libre con el dólar vitrina volvió a ampliarse, con lo cual los inversores que auscultan fisuras en los controles siguen engordando sus bolsillos.

 

Un día después de que la Reserva Federal de Estados Unidos tocó hacia abajo sus tasas de interés testigo, el dólar estuvo mixto contra las principales monedas del exterior: subió 0,8% en Brasil, 0,7% en México y 0,1% en Chile, pero bajó 0,1% contra el euro, 0,3% contra la libra y cayó 0,7% contra el yen.

 

Y en Argentina el billete verde siguió sin dar respiro: el tipo de cambio oficial minorista (que es sólo para la vitrina, ya que casi no puede ser operado) estuvo frenado ya que bajó 20 centavos hasta $ 63,22, pero el blue saltó $ 1,50 hasta $ 69 y el contado con liquidación saltó $ 1,43, hasta $ 79,97. Eso, con el dólar mayorista bajando 5 centavos hasta $ 59,67 pesos, y con el Banco Central perdiendo apenas US$ 14 millones de las reservas: por lo que quedan US$ 43.255 millones de dólares.

 

Con esos valores, la brecha entre el dólar oficial y el blue saltó hasta el 9,1% y la brecha entre el mayorista y el ccl subió hasta el 34%, con los operadores advirtiendo que la llegada del cobro de los sueldos de fin de mes empieza a despertar la demanda donde sea: nadie quiere pesos. “Lo que sobra, al que le sobra, va directo a la compra de dólares blue. Y el dólar futa crece todavía más, con las personas de altos ingresos haciendo movimientos a dos manos. Ayer le pusieron cepo a las operaciones con tarjeta, pero la compra de títulos no da cuartel”.

 

Además, en línea con lo que ocurrió en el exterior, otras monedas van cambiando de precio en consecuencia. Medidos en pesos, la libra saltó 15 centavos hasta $ 77,09, el real subió 13 centavos hasta $ 14,82 y el euro bajó 6 centavos hasta $ 66,43. Y empieza a surgir un denominado “dólar celeste” en propiedades, que es un mix entre el oficial y el blue, con ofertas agresivas y nuevas reglas para comprar.

 

En medio de esa ebullición, el BCRA sigue orquestando el desarme de tasas. Ayer fue el último día con las Leliq al 68% anual: desde hoy el BCRA paga 63% y cambia los encajes, dejando a las Leliq afuera. Y en consecuencia, volvió a bajar la tasa de los plazos fijos: pagan 49% anual por plata chica y 51% por plata grande, por lo que ahora los ahorristas corren riesgo de perder contra la inflación.

Te puede interesar:  Dólar encorsetado, con tasas acciones y bonos bajando

 

Detrás de todos estos movimientos, la inflación va mostrando más problemas: la canasta básica se disparó en octubre y aseguran que no frenará. El kilo de pan por ejemplo subirá a $140 y los molinos dejaron de entregar harina. El Gobierno autorizó a partir de hoy un aumento de los combustibles del 5% y hasta fin de año aumentarán otro 15%. Con el gobernador electo Axel Kicillof pidiéndole a María Eugenia Vidal que “retrotraiga” el aumento de tarifas en la provincia.

 

Los cambios de palabras van surgiendo en todos los sectores. Después de que Kicillof y Hugo Moyano se hicieran ausentes en la muestra de poder político con gobernadores y sindicalistas que intentó hacer Alberto Fernández.

 

Y lo que más preocupación causó en Alberto fue una importante parálisis en Vaca Muerta. Después de que el ex secretario Oscar Parrilli planteara que le pide a las petroleras cuál es el costo de extracción por pozo, la actividad en esa zona vital se detuvo. Y Alberto tuvo de urgencia una reunión con el gobernador de Neuquén, ya que Vaca Muerta está calculada como una fuente clave en la financiación de su gobierno.

 

El presidente electo, a su vez, se hizo presente en uno de los pocos emprendimientos industriales recientes. Y en ese encuentro, el empresario Teddy Karagozian le planteó, con números bien concretos, que la madre del problema argentino es el excesivo gasto público. Le dijo: “el problema que tenemos no es económico, es político; el político que más gasta, más elecciones gana; celebro porque Argentina no va a poder endeudarse más”.

 

Con toda esa realidad muy difícil de administrar, la Asociación de Concesionarias de Autos confirmó que la venta de autos no levanta: en octubre se vendieron 32.432 unidades, 33,2% menos que hace un año. Y con esto, la venta total de 2019 será la peor venta anual desde 2006 a esta parte. De ahí que Alberto quiera bajar las tasas drásticamente, poniéndole un cepo al dólar, tratando de arriar el dinero hacia el consumo a como dé lugar.

 

Te puede interesar:  Dólar encorsetado, con tasas acciones y bonos bajando

Y como el panorama no se ve con claridad, los títulos actuaron mixtos: los bonos tuvieron una leve baja, con el riesgo país subiendo 64 unidades hasta 2.238 puntos básicos. Y con las acciones ganando precio y volumen, pero orientadas más a la compra de papeles externos, que significan tomar posición en moneda extranjera, lejos de la tenencia de pesos.

 

El 80% de lo operado en bonos se transó en cuatro papeles: AY24 48%, TJ20X 14%, TC20X 13% y DICPX 6%. Así, con buen nivel de negocios, la última rueda de octubre tuvo precios nuevamente débiles. En los extremos hubo subas del 5% al 13% para los bonos AA21, AA22Y, CO26, DICAC, PR13, DICA, AA26, AM20 y AY24. Y bajas del 1% al 5% para BPLD, TC25P, AA22Z, TJ20Z, A2E7D, PBA25, AA25D, PAA0 y A2E2D.

 

Las bolsas internacionales tuvieron una rueda bajista. Se vieron caídas del 0,1% al 0,6% para los índices de la Bolsa de Nueva York. Y con baja del 1,1% en la Bolsa de San Pablo y del 0,9% en la de México.

 

En cambio, con $ 2.281 millones de pesos operados, la Bolsa de Buenos Aires subió 3,3%, con el 80% de lo operado en acciones concentrado en cuatro papeles: con Petrobras Brasil acumulando nada menos que el 64% del volumen total operado, tremendo.

 

En los extremos se vieron saltos entre 9 y 17% para Grimoldi, Central Puerto, Celulosa, Mirgor, Costanera, ByMA, Richmond, Holcim, Valores, Cablevisión y Boldt. Y bajas del 3% al 9,4% para Santander Río Preferidas, Patagonia y Camuzzi. Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 8% para Irsa P, Cresud, Bunge y Galicia; bajas del 1% al 2,5% para Ternium, Telecom, TGS, Tenaris, YPF y Macro.

 

Finalmente, las commodities mostraron un panel muy cambiante. Hubo una baja del 0,9% para el petróleo, hasta US$ 54,40 por barril. Los metales preciosos estuvieron otra vez en alza: la onza de plata subió 1,3% y el oro subió 1,1%. Los metales básicos actuaron mixtos: suba del 0,3% para el aluminio, con el níquel 0,6% abajo y el cobre 1,4% en descenso. En Chicago hubo suba del 0,1% para la soja, con baja del 0,1% para el trigo y descenso del 0,3% para el maíz. En Rosario se observó una suba del 2,1% para la soja y baja del 0,7% para el maíz. Y el bitcoin subió 0,3% con panel mixto para el resto de las criptomonedas.

 






Diario EL ECONOMISTA

viernes 15 de noviembre, 2019
Edición N° 4267
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933