CGT, entre la unidad y el apoyo a Moroni



Cuando regrese de México, el presidente electo, Alberto Fernández, tendrá como una de sus actividades importantes una visita el viernes a la CGT, cuyos líderes apoyaron abiertamente su candidatura por el Frente de Todos. Fernández, que aboga por la unidad gremial y por un acuerdo social, encontrará a este sector con una reunificación en estado todavía embrionario pero con un gesto de aprobación para el que quizá sea el nuevo ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

 

La fecha de la cumbre con Fernández la confirmó ayer Héctor Daer, uno de los líderes de la CGT junto al barrionuevista Carlos Acuña. “El viernes vamos a hacer una reunión con todos los secretarios generales de los gremios confederados, donde seguramente nos va a visitar el Presidente electo”, adelantó el líder cegetista en diálogo con Radio 10. Si bien tuvo compañía de Daer y otros sindicalistas de peso de la CGT en Tucumán, donde estuvo la semana pasada para la reasunción del gobernador Juan Manzur, el del viernes será el primer acto formal de Fernández con la central obrera tras su triunfo electoral.

 

La unidad gremial por ahora no es una realidad. Es una cuestión que llevará tiempo, como lo expresó la semana pasada Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria. Daer reforzó ayer la idea de que la reunificación está todavía en estado embrionario.

 

“Estamos transitando de la mejor manera la gestualidad de todo proceso que desemboque en la unidad”, definió Daer.

 

“Estamos conversando con todos, transitando de la mejor manera la gestualidad que tiene que tener todo proceso que desemboque en la unidad”, definió Daer en sus declaraciones radiales. Destacó que mantuvieron reuniones con la Corriente Federal (rama que lidera Palazzo), con sectores del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA, del taxista Omar Viviani) y con el camionero Hugo Moyano.

 

“Las conversaciones con la CTA se dan en el mismo marco, pero es otro proceso porque hay pasos institucionales que tienen que resolverse. La CTA no se puede fusionar con la CGT, sino que los gremios con personería gremial de la CTA pueden incorporarse a la CGT”, aclaró el dirigente, que comanda el gremio de la sanidad.

 

La CGT que encontrará Fernández el viernes, cuando estreche las manos de sus referentes, no estará unificada pero le dará un espaldarazo a su posible titular de la cartera de Trabajo. Así se desprende de las declaraciones de Daer, que elogió a Claudio Moroni, el candidato a ocupar el puesto que hoy tiene Dante Sica.

 

“Es una de las personas más inteligentes que conozco y tiene un conocimiento del Estado como pocos. Es un compañero que tuvo vinculaciones con sindicatos, que conoce al dedillo todos los problemas laborales y tiene muy claro el mundo laboral. Por sobre todas las cosas, es de una honestidad intelectual impresionante, excelente persona y es de extrema confianza de Alberto. Si tiene la suerte de ser designado ministro, será un excelente ministro”, dijo Daer.

 

El encuentro del viernes tendrá lugar en la sede de la CGT, en la calle Azopardo, y se espera la presencia de dirigentes que hasta el momento permanecían enfrentados con la conducción de Daer y Acuña. Según informó la agencia de noticias NA, sería de la partida Ramón Ayala, el titular de la Uatre, gremio que fue aliado del presidente Mauricio Macri. También asistirían Viviani, Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Juan Carlos Schmid (quien era parte de la conducción de la CGT junto a Daer y Acuña pero renunció). Moyano enviaría a un representante a la cumbre, que podría ser su hijo Pablo.



Lee también: