El superávit primario acumuló $ 22.892 millones en los primeros nueve meses del año

Hacienda


Según los datos expuestos ayer por el Ministerio de Hacienda, en septiembre los ingresos totalizaron $ 331.692 millones y los gastos primarios fueron $ 357.060 millones, arrojando así un déficit primario de $ 25.368 millones. Sin embargo, comparado con las cifras del mismo mes del año pasado, se observa que los ingresos aumentaron 45,7% y que el gasto primario subió 42,5%, lo que indica que proporcionalmente los ingresos crecieron 3,2 puntos porcentuales por encima del gasto.

 

En tanto, durante los primeros nueve meses del año se registra un superávit primario de $ 22.892 millones, que implica una leve variación positiva de 0,1% del PIB, mientras que durante el mismo período del año pasado se registró un déficit primario de $ 153.315 millones, que representó -1,0% del PIB. Esta mejora de 1,2 puntos porcentuales del PIB se produjo a partir de que los ingresos crecieron doce puntos porcentuales más que los gastos primarios: 50,4% contra 37,9%, ambos en términos interanuales.

 

“Para destacar que esto no es un comportamiento ocasional, no de septiembre ni de los primeros nueve meses del año, si hacemos una mirada panorámica vemos que hace 27 meses consecutivos que el ingreso crece más que el gasto, lo cual demuestra la conducta fiscal responsable que ha tenido este Gobierno, que ha permitido por primera vez desde 2011 tener superávit primario en los primeros nueve meses del año”, afirmó el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. Durante la presentación de los datos ante la prensa en el Palacio de Hacienda, Lacunza resaltó la reversión de un déficit primario aproximado de $ 220.000 millones entre enero y septiembre de 2017 a un superávit de casi $ 23.000 millones durante el mismo período de este año.

Te puede interesar:  El tridente económico del albertismo sería Nielsen, Pesce y Kulfas

 

 

Además, el ministro destacó que las metas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) permitían acumular durante los primeros nueve meses del año un déficit de hasta $ 2.483 millones, y si se tiene en cuenta el superávit registrado, hubo un sobrecumplimiento del objetivo por $ 25.375 millones respecto a lo acordado.

 

Por su parte, el resultado financiero del mes pasado, que incluye el pago de los intereses de la deuda pública, registró un déficit de $ 76.224 millones, que implica un alza nominal de 36,5% frente al mismo mes de 2018, aunque en términos reales representó una reducción de 11% interanual. Entre enero y septiembre, el déficit financiero fue de $ 456.091 millones (-2,1% del PIB), un aumento de 18,8% en términos nominales respecto al mismo período de 2018, pero una reducción de 23% en términos reales y de 0,5% en términos del PIB.

 

“Todo el esfuerzo en esa corrección del déficit primario de 3,8% en 2018 a 0,5% en 2019 está por el lado de la reducción del gasto primario: básicamente, por reducción de subsidios y bienes y servicios. O sea, de un funcionamiento más eficiente del Estado”, explicó Lacunza.

 

“Un punto a destacar en este período es la baja en la presión impositiva. Sabemos que los impuestos en Argentina son altos, pero son menos altos que hace cuatro años. En concreto, son tres puntos del producto más bajos que hace cuatro años”, afirmó el ministro.

Te puede interesar:  La inflación de octubre fue menor a la esperada (3,3%) y los economistas recalculan sus proyecciones

 

Perspectivas

 

En el marco de las Perspectivas Económicas Mundiales, el FMI pronosticó ayer que la economía argentina tendrá este año una caída de 3,1% y una inflación de 57,3%. Para el próximo año, prevé que el PIB caerá 1,3%. Lacunza comentó que las perspectivas del organismo son un poco más negativas que las que estima el Gobierno, pero que no hay diferencias sustanciales: en el Presupuesto que presentaron en el Congreso, estiman que este año el PIB caerá 2,5% y la inflación será de 55%.

 

“Aunque sí creemos que para el año que viene, resuelta la incertidumbre política y financiera, estaría en condiciones de retomar el crecimiento antes de mediados del año”, afirmó Lacunza. “Si se recupera el crecimiento hacia el segundo trimestre del año que viene, creo que va a percibirse un alivio y una incipiente recuperación de la actividad y del consumo, seguramente liderada por las exportaciones”, agregó.

 

Por otra parte, respecto a su viaje de esta semana a Estados Unidos y el desembolso del FMI de US$ 5.400 que está pendiente desde mediados de septiembre, el ministro aseguró que “esta semana no va a haber definición” porque “no está previsto que lo haya”. En ese sentido, explicó que irán a una reunión de seguimiento para compartir con más detalle el cumplimiento de metas del tercer trimestre.

 






Diario EL ECONOMISTA

viernes 15 de noviembre, 2019
Edición N° 4267
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933