El debate del domingo forzará una mayor polarización en el electorado



El primer debate presidencial realizado en la ciudad de Santa Fe tendrá como consecuencia directa incrementar la polarización que caracteriza el actual proceso electoral.  Se dio, además, en un contexto atípico porque ya se habían disputado las primarias que tuvieron un resultado contundente y eso llevó a que debatieran en igualdad de condiciones candidatos que obtuvieron casi el 50% de los votos con otros que apenas superaron el 2%.

 

Seguramente, muy pocos argentinos habrán cambiado su voto por el debate del domingo, pero seguramente millones habrán encontrado más razones para ratificarlo.

 

Los que apoyan a Mauricio Macri rescatarán la defensa que hizo de algunos aspectos de su gestión y cuestionarán el estilo agresivo de Alberto Fernández.  A su vez, los que tienen decidido su apoyo al exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner rescatarán que cuestionó abiertamente al Presidente y que todas sus intervenciones las concluyó convocando a los distintos sectores para resolver los problemas.

Te puede interesar:  El Consejo frenó fallos sobre jueces

 

Fernández habló de poner a Argentina de pie sin fijar metas específicas que el día de mañana pueden ser usadas en su contra si no logra alcanzarlas. A muchos analistas les sorprendió que saliese a jugar tan fuerte teniendo en cuenta que lidera con comodidad todas las encuestas sobre intención de voto.

 

Por su parte, a Roberto Lavagna se lo notó incómodo como si no tuviese definida una posición clara en el actual escenario electoral, habida cuenta de que su idea original de construir una tercera vía no tuvo acompañamiento de los dirigentes ni respaldo entre los votantes. Casi todas las intervenciones del ex ministro de Economía, al cuestionar las afirmaciones de Macri, fueron, dada la credibilidad que tienen sus opiniones, funcionales a la estrategia de Fernández.

Te puede interesar:  Suárez Lastra, diputado nacional de la UCR: "El peronismo hizo una canallada, dejándonos como si apoyásemos el golpe"

 

Entre los otros tres candidatos que expresaban visiones ideológicas minoritarias, el que quedó mejor posicionado fue José Luis Espert. Lo de Juan José Goméz Centurión y Nicolás del Caño fue para el olvido.

 

Contra lo que suponía, el debate dejó muchos elementos para el análisis político aunque no tendrá influencia en el comportamiento electoral. Y seguramente, todos los candidatos ajustarán sus estrategias el próximo debate en función de su desempeño en el primero.






Diario EL ECONOMISTA

viernes 15 de noviembre, 2019
Edición N° 4267
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933