Debate presidencial: los seis candidatos se verán las caras en Santa Fe con estrategias muy diferentes



Desde las 21, el Paraninfo de la Universidad del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, se convertirá en el escenario del primer debate presidencial obligatorio por ley en la historia de las elecciones argentinas, en el que los 6 candidatos al ejecutivo se mostrarán juntos por primera vez, a dos semanas de las comicios presidenciales.

 

En la primera instancia del debate, ya que habrá otra el domingo 20, pero en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, Juan José Goméz Centurión y José Luis Espert se verán las caras mañana por primera vez y expondrán sus propuestas sobre cuatro ejes temáticos: relaciones internacionales; economía y finanzas, derechos humanos, diversidad y género; educación y salud.

 

El debate, obligatorio a partir de la sanción de la ley 27.337 de 2016, será moderado por los periodistas seleccionados María Laura Santillán, Rodolfo Barili, Gisela Vallone y Guillermo Andino, que deberán atenerse estrictamente al guión y la producción, no podrán hacer preguntas ni intervenciones, sino sólo presentar los ejes temáticos y controlar los tiempos de las exposiciones de los postulantes.

 

Según está previsto en el reglamento del debate, que fue consensuado entre la Cámara Nacional Electoral y representantes de cada fuerza política durante reuniones que mantuvieron en septiembre, cada candidato podrá estar acompañado en el recinto por 15 invitados y 10 ‘acompañantes de campaña’ que podrán reunirse con el candidato en los cortes.

Te puede interesar:  Los bancos vuelven a abrir el viernes pero La Bancaria pide Policía y advierte por "agolpamientos"

 

El debate presidencial será transmitido en directo desde las 21 y hasta las 23.15 por todos los medios pertenecientes a R.T.A. y cuyas señales serán puestas a disposición de todos los medios públicos y privados del país que deseen transmitir el debate de manera simultánea y gratuita.

 

En la introducción, cada candidato tendrá 45 segundos para presentarse, sin interpelación directa entre ellos, y en cada eje temático tendrán un tiempo de exposición (2 minutos), un espacio de intercambio (30 segundos) y tiempo para la contestación o cierre (30 segundos). En tanto, para el cierre del debate, cada postulante tendrá un minuto para su conclusión final.

 

Con distintas estrategias

 

Según publicó Télam en la previa, el candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, solo leyó los informes que armaron sus asesores sobre las propuestas y frases de los otros postulantes pero “no practicó ni simuló el debate”, porque cree que “si después de 40 años de política me tengo que preparar para un debate, estoy en problemas”.

 

En cambio, desde el entorno del presidente Mauricio Macri, admitieron que estudió los informes preparados por sus asesores en los tiempos libres entre los actos de gestión y la marcha del “Sí se puede”, con el objetivo de “remarcar sus propuestas” para un nuevo período de gobierno.

 

Allegados a Macri se encuentran confiados en su experiencia en el formato del debate, ya que el mandatario realizó varios en estudios de televisión cuando era jefe de Gobierno porteño y participó de los organizados por Argentina Debate para las presidenciales de 2015, cuando fue electo.

Te puede interesar:  La crisis sanitaria, el G20 y el mensaje de Alberto Fernández

 

Uno de los que tiene poco que perder es el postulante de Consenso Federal, Roberto Lavagna, quien tiene como objetivo “poder adaptarse al formato del debate”, según consignaron sus asesores a Télam, para expresar sus ideas con claridad en el corto tiempo que tiene cada candidato, ya que la idea del postulante de Consenso Federal es “exponer sus propuestas y no lanzar chicanas ni polemizar con sus rivales”.

 

Sin la posibilidad de que haya apuntes en el atril, el candidato a presidente por el Frente de la Izquierda, Nicolás del Caño, practicaba con sus asesores de comunicación bajo la premisa de que en el debate tiene que quedar en claro que “la crisis argentina tiene claros ganadores y que ese sector social es el que debe pagar los costos”.

 

Otro de los candidatos que estudió y durante estos días intensificó los ensayos fue el aspirante por el Frente NOS, el veterano de Malvinas José Luis Gómez Centurión, quien basará su presentación con los ejes de campaña: la vida, el orden y el trabajo.

 

Al igual que Del Caño y Gómez Centurión, se espera que el economista José Luis Espert (Despertar) utilice su estilo pragmático para enfrentar a sus competidores, especialmente a Fernández, quien obtuvo la mayor cantidad de votos en las PASO, y a Macri, por ser el actual presidente.

 



Lee también: