Debate presidencial eclipsado con chicanas, dedo acusador, y cada uno atendiendo su juego

debate presidencial


La primera edición del debate entre los aspirantes a la presidencia quedó reducida, como se preveía, a la polarización planteada en las PASO con los candidatos Mauricio Macri (Juntos por el Cambio) y Alberto Fernández (Frente de Todos) como máximos protagonistas de una noche cargada de acusaciones y expresiones irónicas.

 

Realizado en la Universidad del Litoral, en Santa Fe, los temas giraron alrededor de Relaciones Internacionales; Economía y Finanzas; Derechos Humanos, Diversidad y Género, y Educación y Salud.

 

El tiempo preestablecido para el debate por la Cámara Nacional Electoral fue un problema para el ex funcionario del gobierno Juan José Gómez Centurión, que no pudo contra los 30 segundos y debió ser advertido por los moderadores que actuaron en los diversos tramos.

 

Otro de los momentos más comentados de la noche fue cuando Fernández en repetidas veces acompañaba sus palabras con el dedo índice levantado con la idea de enfatizar conceptos.

 

El gesto fue tomado por el presidente Macri que sobre el final del debate lo hizo notar de manera categórica: “Lamentablemente hemos visto que volvió el dedito acusador, volvió el atril, volvió la canchereada. El kirchnerismo no cambió. Por más que se oculte, trate de mostrarnos algo distinto, es lo mismo”, remarcó.

 

 

El debate tuvo una intervención inicial, a modo de presentación, de cada candidato, donde Macri destacó, como lo viene haciendo en la campaña, que si es reelegido se abordarán con más profundidad las soluciones para los actuales problemas económicos y sociales.

Te puede interesar:  Massa evalúa recortar 40% la dieta de los diputados

 

Por su parte, Fernández acusó directamente a Macri de “mentir” incluso desde el debate de 2015, cuando polemizò con el entonces candidato Daniel Scioli.

 

 

El resto de los candidatos vaciló entre un resumen de sus plataformas y dardos a los dos protagonistas. En el caso del candidato del Frente Despertar, José Luis Espert, habló sobre las trampas que le pusieron para que no pueda presentarse.

 

En otros tramos de su exposición, Macri pareció patinarse o pasarse de ácido cuando se refirió al candidato a gobernador Axel Kicillof, diciendo que iba a establecer una “narco-capacitación en todas las escuelas” de la provincia de Buenos Aires.

 

Por su parte, Fernández le pidió a Macri que “deje de mentir” y se calificó como un “no dogmàtico” que impulsará medidas “ortodoxas y heterodoxas” si llega al poder. También se pronunció a favor de la legalización del aborto, reivindicó el Mercosur, la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y la educación y la salud públicas y destacó sus propuestas de pacto social y contra el hambre.

 

El ex jefe de Gabinete dijo además que en las relaciones internacionales no alcanza solo con la “foto” con los líderes, y en ese sentido reprochó que a pesar de esa reanudación de vínculos “no llegaron las inversiones”.

 

En tanto, Roberto Lavagna, candidato de Consenso Federal, coincidió con Fernández cuando destacó que “un derecho humano violado es el tema del hambre”.

Te puede interesar:  Anses retomará designaciones de directores en empresas en las que es accionista

 

El postulante hizo hincapié en su punto fuerte, la economía, y resaltó la “caída del Producto Bruto” en la gestiòn de Macri, lo que se tradujo, sostuvo, en “mayor pobreza” y que se podría crecer 4% anual “en forma sostenida”.

 

Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad, insistió con su discurso radicalizado, su repudio al FMI y la influencia en las políticas de los países y sorprendió cuando utilizó un tramo de su espacio para pedir un “minuto de silencio” por las víctimas de las revueltas en Ecuador.

 

 

José Luis Espert, del Frente Despertar, apuntó al gasto público, volvió a reivindicar sus políticas liberales, habló del “curro” de los derechos humanos y también llamó la atención cuando dijo que, de llegar a la Presidencia, impulsará que se le quite a los sindicatos el manejo de las obras sociales.

 

En tanto, el ex jefe de la Aduana del gobierno y militar retirado Juan José Gómez Centurión, del Frente Nos, habló sobre su condición de veterano de Malvinas, reiteró su postura en contra del aborto como eje central de su exposición. También destacó la educación y la salud públicas, con advertencias sobre la enseñanza de la educación sexual, y dijo que propondrá subsidios para victimas de la guerrilla de los 70.

 

 

 



Lee también: